A CUATRO AÑOS ¡VICTORIA!

02/11/2010

¡EL MOVIMIENTO NO PERDONA NI OLVIDA!
OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO
Cientos de profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y miembros de organizaciones adheridas a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) marcharon ayer por la tarde al cumplirse cuatro años del ingreso de cuatro mil agentes de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP), después de romper barricadas con tanquetas, disparar armas de fuego, arrojar cientos de gases lacrimógenos y enfrentarse durante varias horas con simpatizantes del movimiento magisterial y popular.
La protesta, salió sobre la calzada Madero, esquina calzada Tecnológico, donde cayó muerto Jorge Alberto López Bernal, un camillero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien murió por el impacto de un proyectil de gas lacrimógeno disparado por la PFP, cuando participaba en el auxilio de los activistas de la APPO lesionados, y terminó en el zócalo con un mitin frente al antiguo Palacio de Gobierno.
“¡La APPO vive, la lucha sigue!” y “¡Hombro con hombro, codo con codo, la APPO, la APPO, la APPO somos todos!”, corearon los manifestantes.
En el acto político, el secretario general de la Sección 22 del SNTE, Azael Santiago Chepi destacó la resistencia heroica del movimiento magisterial y popular aquel 29 de octubre del 2006 y subrayó que la APPO “no olvida, no perdona ni mucho menos claudica” y en consecuencia, mantendrá su lucha por alcanzar respuestas a sus demandas de justicia”.
“No vamos a dar marcha atrás en nuestras exigencias hasta que se castigue a los responsables de la cruenta represión al pueblo oaxaqueño, sobre todo, por los compañeros caídos”, señaló.
Expuso que la administración estatal se ha convertido en un “gobierno del terror” porque en seis años han muerto 38 activistas y dirigentes sociales.
“Todos sabemos que el responsable intelectual y directo de todas estas muertes, es el gobernador”, asentó.
Y destacó que la administración estatal, con el asesinato de los dos porros, “pretende callar las voces de quienes conocen de manera muy cercana los malos manejos y los delitos perpetrados bajo su protección”.
“Está tapando todas las pruebas que lo delatan, sin importarle el clima de terror en el pueblo de Oaxaca”, indicó. Ante esto, llamó a los miembros del movimiento magisterial y popular a “mantenerse alertas y preparados” porque el gobierno estatal está desatado y no le importaría cometer otro crimen.
Santiago Chepi dijo que la Sección 22 del SNTE elaborará un plan de acción en su asamblea estatal, programada para este sábado, a fin de lograr el castigo a los responsables de la represión y de los asesinatos en contra del pueblo oaxaqueño. “Seguiremos luchando sin miedo y sin temor, con el corazón ardiente pero la cabeza fría”, remarcó.
En el mitin, también participó el secretario de Organización, Gabriel López Chiñas; la coordinadora de la Comisión Magisterial de Derechos Humanos (Comaddh), Leonarda Pérez López; el representante del Frente Popular Revolucionario (FPR), Javier Ortiz y Emeterio Marino Cruz, seguidor del movimiento magisterial y popular, golpeado el 16 de julio del 2007 por policías estatales en inmediaciones del auditorio “Guelaguetza”.
RECORDANDO LA HISTÓRICA BATALLA DEL 2 DE NOVIEMBRE.
Las fuerzas represivas mordieron el polvo y se llenaron de oprobio.
LO PUBLICADO POR LA BARRICADA OAXAQUEÑA EL 2 DE NOVIEMBRE DE 2006:

AGRESIÓN POLICIACA A LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA “BENITO JUÁREZ” DE OAXACA.
02/11/2006
Son las 12 horas del 2 de noviembre y en este momento miles de policías federales preventivos apoyados por la policía estatal y municipal de Oaxaca han tendido un cerco a las instalaciones de la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA “BENITO JUÁREZ” DE OAXACA

Las fuerzas policíacas tienen la pretensión de ingresar y silenciar a “Radio Universidad” estación radiofónica que es un bastión de los universitarios en apoyo a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y del magisterio de la Sección XXII del SNTE que desde hace más de 160 días sostienen una lucha contra el gobernador usurpador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz.

De igual manera de consumarse la violación a la autonomía universitaria, estarán en condiciones de capturar a estudiantes y maestros universitarios que realizan la locución en esa radio.

A los llamados de la radio han acudido colonos y vecinos a las instalaciones universitarias tendiendo un anillo humano que rodea a “Radio Universidad”. En la parte externa a la retaguardia de las fuerzas represivas también se agrupa un número importante del pueblo oaxaqueño y otro contingente se aproxima a la Ciudad Universitaria”.

El rector de la Universidad, Lic. Francisco Martínez Neri ha dirigido un mensaje a los universitarios, a los comandantes de las fuerzas policíacas, al secretario de gobernación, Carlos Abascal y al propio presidente Vicente Fox, condenando la agresión y demandando que la policía no ingrese a la Universidad Autónoma “Benito Juárez”.

La iglesia de la colonia “5 Señores” donde se refugió un gran número de habitantes de las colonias, y el interior de “Radio Universidad” han sido bombardeados con gas lacrimógeno desde helicópteros, de manera similar las tanquetas arrojan agua ácida sobre los vecinos y las casas alrededor de “Radio Universidad”. En una barricada, el ex rector Felipe Martínez Soriano entremezclado con las gentes del pueblo, resiste la agresión. Se habla de cuando menos 15 detenidos por las fuerzas represivas Y HASTA EL MOMENTO UNOS 40 HERIDOS.

¡DEMANDAMOS LA INTERVENCION DE LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS NACIONALES E INTERNACIONALES!

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA
02/11/2006
En estos momentos la PFP está intentando entrar a Ciudad Universitaria, han arrojado gases lacrimógenos a su interior y algunos elementos han ingresado a su interior. Ante estos hechos que violentan cualquier ordenamiento jurídico incluyendo la Autonomía Universitaria, la cual la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca consiguió con una gran lucha de los estudiantes universitarios y con muchas muertes de sus mejores hijos.

La Asamblea Popular de los pueblos de Oaxaca Hace el llamado enérgico para la defensa absoluta de Ciudad Universitaria. No podemos permitir que los estudiantes universitarios sean agredidos por las fuerzas de ocupación en que han convertido los sátrapas a la PFP.

Llamamos al pueblo De Oaxaca a la defensa absoluta de Ciudad Universitaria, en días pasados llamamos al repliegue pacifico de los puntos en los cuales la APPO se encontraba, lo hicimos para demostrar la disposición de la APPO a que se encausara por vía del dialogo este conflicto, a pesar de que el gobierno de Fox y de Calderón con el envió de las tropas invasoras no la mostraba. Dimos muestras de prudencia, de
voluntad de dialogar, las fuerzas invasoras no fueron agredidas, llamamos solo a oponer resistencia pacifica, todas nuestras acciones se realizaron en completa orden
y de manera pacifica, ordenamos el repliegue y no caer en provocaciones, llamamos a no caer en enfrentamientos con la PFP a pesar de las agresiones. Pero al parecer señores lacayos del imperialismo, señores Fox y Calderón ustedes confunden prudencia con debilidad, confunden pacifismo con cobardía y creyendo que el pueblo de Oaxaca es un pueblo de cobardes tratan de acabar con el.
Damos pues la instrucción a todo el pueblo de Oaxaca de avanzar de manera organizada y decidida hacia radio Universidad, damos instrucciones para defender con todo Ciudad Universitaria y la Autonomía Universitaria la cual ustedes están pisoteando.
El pueblo Oaxaqueño es un pueblo de valientes, lo hemos demostrado en estos cinco meses, lo hemos demostrado a través de la historia, derrotamos al ejercito frances
durante la ocupación de los invasores pese a las desventajas tecnológicas, en aquel entoneces algunos apatridas colaboraron con ellos, la historia los ha juzgado, los
mismo que en aquel entonces colaboraron y aplaudieron la intervención del Ejercito Francés hoy aplauden la muerte de nuestros 19 compañeros, quienes aplaudían la intervención de la PFP, hoy lloran por el saqueo de sus comercios a manos de la PFP, se lamentan que sus hijas estén siendo hostigadas sexualmente por la PFP, esto es solo el comienzo.
Así como el presidente Juárez nos enseño a defender los principios de la Republica, así como Juárez y Magon nos enseñaron a luchar y a defender la dignidad del pueblo,
hoy el pueblo de Oaxaca dará la batalla en defensa de Ciudad Universitaria, de manera disciplinada y organizada derrotaremos a los invasores, el ejercito de ocupación, si Fox no ordena cesar esta ofensiva, morderá el polvo, nuestras vidas, nuestra sangre no será derramada en vano, nos asisten la justicia y la razón, somos cientos de miles de Oaxaqueños los que combatiremos en esta jornada.
Señores Vicente Fox, Carlos Abascal Carranza y Felipe Calderón ustedes son los responsables de las muertes que ha causada la PFP y los paramilitares priistas, ustedes serán los responsables de los muertos que existan por su estupidez e intereses politiqueros.

TODO EL PODER AL PUEBLO
ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA.

JORNADA HISTÓRICA DE LUCHA DEL PUEBLO DE OAXACA.
02/11/2006
A las 14:50 horas de hoy 2 de noviembre concluyo la batalla librada por estudiantes universitarios, maestros, amas de casa, en fin, el heroico pueblo de Oaxaca contra las fuerzas de ocupación de la policía federal represiva, la cual amagó con tomar por asalto la Ciudad Universitaria de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, particularmente el preciado botín que significaba la estación radiofónica “Radio Universidad”.

Por aire y tierra durante más de 4 horas, universitarios, profesores y militantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca recibieron chorros de agua ácida, gases lacrimógenos y disparos de armas de alto poder, estas últimas presumiblemente al aire. La policía federal represiva que invadió a Oaxaca con más de 4 mil efectivos no pudo quebrar la resistencia primero y después se vio en serias dificultades durante una retirada desordenada, poco menos que huída.

Siendo las 16:20 horas, una multitud se agolpa a las afueras de “Radio Universidad” lanzando consignas en contra de Vicente Fox y el tirano Ulises Ruiz.

Las fuerzas represivas de la federal preventiva atacaron con gases y chorros de agua ácida las casas y vecindarios aledaños a “Radio Universidad” con el propósito de sembrar el terror entre la población que en cinco meses ha tenido un comportamiento ejemplar de apoyo a los universitarios y al magisterio de Oaxaca.

La brutalidad policíaca se extendió a un templo católico donde se refugiaron feligreses y el colmo, desde uno de los helicópteros se arrojo una bomba de gas lacrimógeno sobre una multitud que se arremolinaba a las puertas ¡del panteón de la ciudad!, multitud que visitaba a sus difuntos en el marco de la celebración de la festividad.

Hasta el momento no se han reportado muertos; pero si un alto número de heridos que son curados por brigadas voluntarias de médicos. Los heridos más graves son canalizados a los hospitales del IMSS y del ISSSTE.

Asimismo, un número no determinado de oaxaqueños fueron tomados prisioneros por las fuerzas de la represión.

Oaxaca ha vivido una de las jornadas más gloriosas de la historia de este sufrido y abandonado pueblo de Oaxaca, su sangre y su dolor abonan la lucha por la emancipación de un tirano y su camarilla del partido revolucionario institucional (PRI).

¡VIVA EL HEROICO PUEBLO OAXAQUEÑO!

¡DEMANDAMOS LA SOLIDARIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL PARA CON EL PUEBLO DE OAXACA
• TEXTOS LA BARRICADA

Jóvenes Oaxaqueños resisten embestida de la PFP en la Universidad Benito Juárez de Oaxaca.
02/11/2006
Eduardo García, ciudadano oaxaqueño

JOVENES OAXAQUEÑOS RESISTEN EMBESTIDA DE LA PFP EN LA UABJO


Y gracias al poder de una palabra,
recomienzo mi vida,
he nacido para conocerte,
para nombrarte: Libertad

Paul Eluard


En una jornada de resistencia de connotaciones épicas este día la juventud oaxaqueña apoyada por miles de colonos defendió la dignidad de su universidad y de la voz que de ella sale.

La desigual batalla que se prolongó por más de 6 horas inició al filo de las ocho de la mañana cuando cientos de efectivos de la PFP apoyados por la policía ministerial del estado y a bordo de decenas de tanquetas y tres helicópteros arribaron a la avenida universidad, en donde comenzaron a remover una de las más mblemáticas barricadas de este movimiento: la barricada de Cinco Señores, ubicada justo a la entrada de las arterias que conducen a la Radio Universidad. Los uniformados iniciaron la agresión lanzando decenas de bombas de gas lacrimógeno hacia el interior del campus para luego desplegar unidades motorizadas y elementos frente a la rectoría.

De inmediato se dio la voz de alerta y miles de estudiantes armados con cohetones, piedras y bombas caseras comenzaron la defensa de lo que es el bastión más importante del movimiento y sede de Radio Universidad, hoy más que nunca “La voz de la verdad”, desde cuyos micrófonos las locutoras con una enorme serenidad llamaban a resistir.

“… les decimos a la PFP y a los agentes del gobierno que si vienen por nosotros solo nos van a llevar muertos, que de aquí nadie se mueve, que la razón nos asiste y que en esta lucha que hemos iniciado no nos van a callar” lanzaban al aire estoicas unas mujeres que además llamaban a los habitantes de Oaxaca a apoyar la defensa de la única emisora que permanece al lado de este movimiento ciudadano que exige la salida del tirano Ulises Ruiz,

Afuera cientos de proyectiles de gas eran lanzados al interior de la universidad, a los estudiantes que resistían y a las colonias circunvecinas causando bajas que inmediatamente eran sustituidas por jóvenes cuya bravura y determinación iba en aumento.

La ferocidad del ataque de los federales era terrible y en la impunidad total llegaron a instalarse en el deportivo universitario en una flagrante violación a la autonomía de la máxima casa de estudios. Aquí y allá se reportaban heridos y escaramuzas que ocurrían cuando la policía y los sicarios de Ulises Ruiz trataban de detener al pueblo que iba en defensa de la universidad. El rector Neri llamó a la radio para condenar el ataque y exigió que se respetara la autonomía, como respuesta los ataques se agudizaron. Los helicópteros guiaban a los contingentes por delante, atrás y a los lados del recinto educativo. En el extremo sur, en el Instituto de Ciencias de la Educación, la policía rompió los cerrojo para iniciar el ingreso mientras ministeriales del estado al amparo de sus colegas federales tiroteaban a la juventud agazapada en la facultad de derecho…la toma era inminente.

De todas partes se recibían informaciones del salvajismo de la acción policiaca. Por la radio, una persona que apenas podía hablar daba cuenta del bombardeo del que había sido objeto la parroquia de cinco señores. Otros más denunciaban que en el periférico los federales habían golpeado y llevado a manifestantes, a dos niñas las secuestraron. La lista de desaparecidos iba en aumento. Los centros de socorro que fueron abiertos en diversas partes se saturaban, en el de la iglesia de los siete príncipes los médicos voluntarios no se daban abasto con tantos heridos.

La zona sur de la ciudad era cubierta por una densa nube negra de humo de camiones incendiados y gas lacrimógeno que presagiaba peores cosas. En el panteón general, el más tradicional de Oaxaca, los federales se apersonaron para reorganizarse y para ello obligaron a las personas que ahí acudían a visitar a sus difuntos a abandonar el lugar. Todo era un atropello de colosales dimensiones.

Pero en medio de toda la violencia institucional el pueblo, encabezado por sus juventudes, por esas benditas juventudes que ya son su más grande gloria, comenzó a ganar terreno. A las fuerza de los fusiles al servicio de la mezquindad se fue sobreponiendo el arrojo de Los muchachos con sus veintes plenos de valentía. Y también se fue imponiendo la reacción de muchas personas en México y todo el mundo que comenzaron a realizar acciones en solidaridad con el pueblo de Oaxaca. Palmo a palmo los pasos del pueblo volvieron a ganar el territorio, hicieron retroceder a un enemigo que nunca vino en son de paz y que ante lo burdo de sus acciones tuvo que abandonar la plaza. A las dos y media los grises con sus tanquetas dieron media vuelta y se retiraron.

A las tres de la tarde las emociones eran inmensamente encontradas, los jóvenes, las mujeres y ancianos que participaron no daban crédito a lo que veían sus ojos, pero el corazón les latía de prisa y fuerte y les decía que sí, que habían ganado la Batalla del Dia de Muertos, que Radio Universidad estaba al aire, que en este Oaxaca convulsionado de otoño ha vuelto a ganar la palabra dignidad