¿UNA DISCULPA Y YA? RIDICULO

19/02/2011

Hoy, asamblea estatal de maestros; piden renuncias.

Sayra Cruz

[06:54] Los delegados de la Sección 22 del SNTE sostendrán este sábado su asamblea estatal, la primera del año y llevarán como puntos principales la exigencia por las renuncias de los tres funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública e Oaxaca (IEEPO), Secretaría General de Gobierno (Segego) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Bernardo Vásquez, Irma Piñeyro y Marco Tulio López Escamilla, respectivamente.

Además definirán la postura que asumirán ante el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, luego del enfrentamiento violento del martes, por la visita a la entidad del presidente de Felipe Calderón.

Ante tal panorama, serán los delegados quienes tomen las determinaciones y la postura en los próximos meses, ya que se sienten agredidos, indicaron fuentes internas de la plenaria que se desarrolló los días jueves y viernes de esta semana.

Los profesores se reunirán para llevar la propuesta de exigir cumplimiento al mandatario estatal sobre la aplicación de la justicia y porque ya no vuelva a repetirse una agresión directa como se ha dado contra el movimiento magisterial.

Trascendió que en primer plano llevarán la petición por la salida de los funcionarios vinculados con el enfrentamiento del martes, cumpliéndose este requisito podrían, en su momento, volver al diálogo con Gabino Cué.

En caso contrario, no se descartaron movilizaciones con la participación de los 70 mil trabajadores de la educación que militan en las filas de la Sección 22 del SNTE.

La asamblea estatal contará con la participación de las organizaciones sociales que han acompañado al magisterio en sus protestas, y definirán también sus acciones.

Asimismo, definirán sobre la integración del pliego petitorio que entregarán en mayor, así como el Plan Alternativo de Educación que pretende sustituir a la Alianza por la Calidad Educativa.

Reconoce Chepi: Sí hubo "infiltrados priístas" en violencia

por OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

Grupos de priístas se infiltraron en las protestas del movimiento magisterial y popular a fin de enfrentarse a policías federales y estatales, durante la estancia del presidente Felipe Calderón en el Palacio de Gobierno, para provocar la represión y tratar colapsar a Oaxaca, afirmó el secretario general de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Azael Santiago Chepi.

Y reprobó también que diputados priístas pretendan usar al magisterio oaxaqueño para golpear a la administración estatal con fines políticos personales y de grupo.

Sin embargo, subrayó que la Sección 22 del SNTE no dejará de demandar el castigo a los responsables de la reciente agresión y de la represión durante el 2006 y 2007.

El dirigente sostuvo que la agresión de policías federales y estatales originó "la pérdida del control" de la protesta a movimiento magisterial y popular, por la rapidez de lo sucedido.

"A partir de los acontecimientos, algunas cosas se nos fueron de control", señaló.

A causa de esto, destacó que hubo "mucha infiltración" de grupos priístas para provocar más violencia de las corporaciones policíacas y así generar la "brutal represión".

"Existen interesados en crear caos en Oaxaca por el escenario distinto que surgió por la alternancia", asentó.

Consideró que estos grupos priístas pretenden golpear a la administración estatal salida de una decisión histórica del pueblo en las urnas.

---¿Quiénes estarían detrás de ellos?

---Es gente del sexenio anterior interesada en colapsar a Oaxaca y de enfrentar al magisterio con el gobierno del estado.

También, criticó que algunos legisladores federales priístas, como Heliodoro Díaz Escárraga, ex secretario general de Gobierno de la administración de Ulises Ruiz Ortiz, y Héctor Pablo Ramírez Leyva, usen al movimiento magisterial y popular para atizar desde la tribuna del Congreso a la actual administración.

"Se les olvida que ellos fueron los represores del movimiento en el 2006", indicó el secretario general de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Azael Santiago Chepi.

Destacó que la Asamblea Estatal de la Sección 22 del SNTE sesionará este sábado para determinar si se aceptan las disculpas ofrecidas por el gobernador Gabino Cué en forma general, y a fin de discutir y acordar un plan de acción encaminado a demandar el castigo a los responsables de los recientes sucesos por el uso excesivo de la fuerza y por los crímenes, detenciones ilegales y torturas registradas en el 2006 y 2007.

"Si bien vamos a demandar castigo por lo acontecido ahora, no vamos a perder de vista una de nuestras demandas fundamentales que es el castigo a Ulises Ruiz y sus cómplices", remarcó.

Santiago Chepi dijo las acciones podrían incluir bloqueos de calles y carreteras, y toma de oficinas públicas y medios de comunicación.

"No se descarta nada".

No obstante, subrayó que el plan de acción será prudente y responsable "y no será frontal contra el gobierno estatal" porque "a nadie conviene generar condiciones complicadas" para Oaxaca.

"Apelamos a la buena voluntad del gobierno para que dé señales y se ofrezcan respuestas a nuestros reclamos porque este magisterio ha apostado a la construcción de acuerdos y diálogo".

Incluso, mencionó que la definición de las acciones se podría ir hasta consulta a las bases para tener los puntos de vistas necesario de todos los trabajadores de la educación.

Ante ello, llamó a sus compañeros a estar pendientes de los resolutivos de la Asamblea Estatal para evitar que se desvirtúe la información "porque existe la intención de querer confundir a las bases".

El reclamo

"Nuestro reclamo de justicia no va a quedar solamente en denuncias públicas; queremos que se integre de una buena vez la comisión de la verdad para que se ofrezcan respuestas claras a nuestros reclamos de justicia por los hechos del 2006 y 2007, y por los que sucedieron recientemente. Tenemos claras evidencias de las agresiones": Santiago Chepi

LAS VOCALES.

Ausencia Gómez.

A.

De entrada y sin ambigüedades, en mi condición de ciudadana, voté el 4 de julio por el cambio. Pero lo anterior, no compromete al silencio y menos a sumarse a la cargada justificadora o peor, a los doctos oportunistas admonitorios; por el contrario, exige el libre ejercicio de la crítica como modesta contribución para evitar el mareo del poder y sus destructivas consecuencias. A toro pasado, argumentaciones, explicaciones y tesis, tienen bajo la manga el pasado, así cualquiera. Lo importante es la previsión, mínimamente exigible en quienes detentan el poder político; aunque Hibris frecuentemente suele obnubilarlos, como se aprecia.

El simple hecho de la visita de Felipe Calderón a Oaxaca debió constituir una alerta, el motivo principal, inaugurar una empresa particular de educación, más; llevarle a palacio de gobierno y a comer en Santo Domingo, haría trepidar las alertas. Y “más pior” cuando sabido es que donde pisa el presidente, quien asume el mando de todo es el estado mayor presidencial haciéndose acompañar de un ostentoso aparato de seguridad el cual incluye a la Policía Federal Preventiva, eficaz para reprimir, incompetente para combatir al crimen organizado, como demostrado está.

E.

El magisterio no olvida el “Abrazo de Huatulco” entre Calderón declarado electo y Ulises Ruiz, sátrapa reinante en los días álgidos del 2006, acuerdo redituable para ambos. No olvida tampoco la retrógrada Ley del ISSSTE, a cargo de este régimen, menos olvida el golpe al sindicalismo materializado contra los electricistas; menos aún, deja de tener presente la alianza política del presidente con la mafia encabezada por Elba Esther Gordillo, como tampoco la opción preferencial por la educación privada en detrimento de la pública, demostrada en vísperas de su venida a Oaxaca. Visto estaba que el magisterio ejercería sus derechos constitucionales de libre manifestación de ideas y libre tránsito hacia la plaza pública por excelencia.

Luego, la cuenta pendiente con la PFP no ha sido saldada y menos con la conducta provocadora de la soldadesca el 15 de febrero; es más, magisterio y pefepos somos viejos conocidos, aquí y en el D. F. No se olvida que gracias a su fuerza y sólo a su fuerza, nos tragamos obligados cuatro años de represión y corrupción sin límite. No olvidamos la celada del 25 de noviembre de 2006. Ponerla en valla contenedora de un derecho constitucional a media cuadra del edificio del magisterio fue una perversa provocación. No se necesitaban infiltrados y no pasó a mayores porque se trató de una concentración representativa, no masiva del magisterio.

I.

¿Hubo un acuerdo previo con la dirigencia magisterial que se desdibujó cuando de tocó la luz? ¿Fue una lectura equivocada de la realidad alimentada por soberbia? ¿Fue ceder a la presión de los enquistados en el gobierno estatal ligados con Calderón por sus jefes? ¿Fue el cobro de factura por la alianza electoral? Porque pisar el palacio de gobierno significaba un simbólico acto de poder para Calderón, en el corazón mismo de una entidad que no votó por él. Y se convirtió en un innecesario ejercicio de fuerza que descompone la delicada relación del gobierno estatal con el magisterio y pone en entredicho la promesa del gobernante oaxaqueño de no más represión.

Que de algo sirva; aunque es remoto, cabe la posibilidad que el gobernante decida soltarse de los pesados, estorbosos y demostradamente incompetentes lastres políticos enquistados en su gabinete, asociados con el priísmo, ex gobernadores y veletas oportunistas. Que por fin se entienda, entablar negociaciones y acuerdos con la dirigencia o parte de ella, no equivale a que el magisterio renuncie a su propia agenda. Y que el voto de muchos de nosotr@s (hoy de nuevo gaseados) no fue, no será un cheque en blanco.

O.

Circula otra hipótesis aparentemente inverosímil y no tanto a la luz de que en política no existen las casualidades. El coctel explosivo fue diseñado en dos pistas con un propósito único, las elecciones del 2012. Uno, había que socavar y limitar el capital político del gobernador para que su opción en las elecciones presidenciales no tenga peso los votos oaxaqueños. Dos, golpeado y arrinconado, alinearle con el delfín presidencial. De ahí los insultos provocadores de los pefepos, cuando generalmente son mudos impasibles.

Haiga sido como haiga sido, se impone una cicatrización que pasa por cumplir en los hechos, los compromisos suscritos en campaña relativos a la Justicia, no basta encontrar y castigar responsables del 15 de febrero. Es indispensable restañar las profundas heridas dejadas por la represión del régimen caciquil de URO, vigentes como se ha visto, hacerlo implica que crímenes y autores no queden impunes y hay que hacerlo ya, antes de que se acumulen agravios. Aunque represente pisar algunos callos aparentemente aliados y hacer recambios, aún es tiempo.

U.

Quede en el voluminoso anecdotario oaxaqueño de la infamia parroquial, la sempiterna alharaca descalificadora del magisterio en algunos medios de comunicación; las mesadas de cabellos y desgarros de vestiduras que ven en despostilladas, derrumbes. Vandalismo insultante lo tenemos permanentemente, en la insultante riqueza mal habida y la pobreza del 70% de oaxaqueñ@s. Seguramente no faltará otra marchita de la vergüenza para completar su numerito.

Queden inscritas también con letras color ocre, las palabras del vociferante y oportunista burro hablando de orejas. En su lógica obtusa supone que todos padecemos alzheimer y los personeros del priísmo, califican de represor al gobierno actual o de que carece de operadores políticos para manejar este tipo de situaciones, los personeros del viejo régimen represor escupen al cielo y cínicamente paladea su propia saliva.