ASESINATO IMPUNE ¿Y EL ESTADO DE DERECHO?

29/03/2011

Recuerdan PUP y MULT a Heriberto Pazos Ortiz

SIMITRIO ROBLES IBÁÑEZ/CORRESPONSAL

"Jamás dejaremos de luchar, a pesar de las múltiples amenazas de muerte que hemos recibido, junto con mi compañero del Partido Unidad Popular (PUP), Uriel Díaz Caballero", expresó en su discurso Rufino Merino Zaragoza, ex diputado por el distrito de Putla de Guerrero, líder del Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT).

Ante más de mil simpatizantes procedentes de San Juan Copala, San Pablo Tijaltepec, San Esteban Atatlahuca, Santa Catarina Yosonotù, San Andrés Chicahuaxtla, y otras localidades que se concentraron en la Plaza de la Constitución, exigieron a las autoridades del gobierno del estado, que investigue de manera rápida y eficaz el artero asesinato de su máximo líder, Heriberto Pazos Ortiz.

Señalaron que las desapariciones y asesinatos registrados los últimos tiempos en la entidad, se han vuelto recurrentes, y a más de 100 días del nuevo gobierno, no existen esclarecimientos, por lo que es necesario implementar medidas necesarias para la seguridad de los oaxaqueños.

Anunciaron que el próximo 10 de abril, partirá una gran marcha a la capital del estado, con el objetivo de exigir justicia y recordar la muerte de Emiliano Zapata, haciendo el llamado a los militantes que jamás vendan sus ideales; esta lucha desde los pueblos originarios, dignificará a los pueblos indios.

El representante de la organización social, Jesús Nolasco, recordó que gobiernos anteriores intentaron asesinar a Heriberto Pazos; hoy, la omisión del actual gobierno por investigar, se convierte en otra muerte silenciosa a nuestra sed de justicia.

Uriel Díaz Caballero, líder de Unidad Popular, en su mensaje dio a conocer que el pueblo representado en las fuerzas del MULT, exigirán el esclarecimiento marchando hacia la ciudad de Oaxaca, el 10 de abril, partiendo de la población de Telixtlahuaca.

Los señalamientos durante el mitin, pusieron en entredicho la labor que el gobierno federal y estatal realizan en materia de investigación, lo que revela la decepcionante actitud de los niveles de gobierno por ejercer justicia en el país y en el estado.

El mitin

El mitin programado para las nueve de la mañana, dio inicio una hora después, lo que permitió a las mujeres procedentes de distintas comunidades, tejer sombreros, mientras llegaba la hora.

Bajo un intenso calor, los niños estuvieron siempre al lado de su mamá, quienes vestían la ropa de Tlacotepec.

Durante y al terminar el mitin, las familias procedentes de distintos puntos de la región, consumieron sus alimentos.

Enfrentan los SSO la escasez de medicinas

Juan Carlos Medrano

[07:37] A cuatro meses de iniciado el actual gobierno estatal, hay un déficit de medicamentos en clínicas y hospitales superior al 70 por ciento, además de que aún no se reactiva la inversión en el sector, lamentó el secretario general de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud (SNTSS), Jenoé Ruiz López. “Estamos a punto de la quiebra”, sostuvo.

El líder de los más de 10 mil empleados sindicalizados alertó que debido a esta problemática no se tendría la capacidad para atender un rebrote de varicela o la influenza AH1N1, además de la presencia del cólera debido al intenso calor y el período de lluvias.

Vemos, dijo, con mucha preocupación que estamos ya casi cerrando el cuarto mes de gobierno y el común denominador en todas las unidades es la falta de medicamento. Aunado a ello se tiene la falta de recursos económicos para la contratación del personal, lo cual provoca que la atención médica en algunas unidades sea deficiente.

Criticó las carencias que se tienen en el sector, “aspectos que deben ser atendidos con urgencia”.

Admitió que se dio un periodo de gracia en los primeros meses debido al proceso de cambio de gobierno, en lo que se adaptaban los nuevos funcionarios a sus áreas, pero “vemos con preocupación que el abasto de medicamentos es un problema vigente y que estamos al mínimo de lo permisible que es un 30 por ciento de abasto en todas las unidades, pero hay unidades que están por debajo de ese porcentaje”.

Demandó al secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos razone sus declaraciones cuando externa que “no me preocupa el desabasto de fármacos”.

“La falta de medicinas tiene a la Secretaría de Salud en un punto de quiebre porque se da una problemática muy fuerte debido a que la población que atendemos la mayoría está en zonas marginadas y pueden surgir esos brotes de enfermedades que se pudieran dar a partir de que no se cuenta con el medicamento”.

Ejemplificó que podría presentarse una situación grave con los casos de enfermos de varicela, puede que surja un brote de cólera por los calores que se registran y porque puede llegar de fuera la bacteria; es necesario tomar medidas preventivas inmediatas, señaló.

“En el caso de la influenza se ha estado distribuyendo la vacuna, pero de presentarse un rebrote, estas no son suficientes”, reveló.

Ruiz López propuso al titular de los SSO “razonar la declaración”, pues con esto “demuestra que no conoce bien la Secretaría”.

Se mostró extrañado de que a cuatro meses no se apliquen los recursos económicos anunciados que ascienden a los 250 millones de pesos y que fueron anunciados por la federación para el sector Salud en Oaxaca.

“De esa cantidad no se ha visto su aplicación, por eso lo importante es que la Secretaría de Salud se ponga las pilas y ejerza el presupuesto, pues mientras por un lado hay un recurso económico estancado, por otro hay un adeudo con los hospitales y casas de salud”, criticó.

Protestarán contra el pago de tenencia

Misael Sánchez

[07:37] El presidente del Consejo Democrático de Oaxaca, Jorge Luis Círigo Vásquez, convocó ayer a los dueños de vehículos a elevar su protesta, sin afectar a terceros, por el cobro de tenencia vehicular en la entidad para exigir al gobierno estatal que siga los pasos de otros estados donde el impuesto ya se suprimió.

“Parece que el cambio fue meter la reversa porque ya se les olvidó que Benjamín Robles Montoya desde el Partido Convergencia encabezó protestas y amparos contra el reemplacamiento y ahora están en las mismas, cobrándole a los ciudadanos sin entregar placas ni documentos y haciendo retenes inconstitucionales para quitarle su vehículo a los ciudadanos”, dijo.

En su opinión, la nueva clase gobernante ha demostrado en 3 meses de gobierno “mucha incapacidad, mucha simulación y cinismo” ya que “le vendieron espejitos a la ciudadanía con promesas de campaña que ahora no quieren pagar”.

Recordó que hace 2 años quienes ahora encabezan el gobierno del cambio protestaron contra el reemplacamiento y argumentaron que la recaudación era para financiar la campaña del PRI y exigieron que se eliminara el cobro de tenencia por ilegal, sin embargo ahora incurren en las mismas políticas públicas. “Hay falta de memoria porque están exactamente en las mismas condiciones”, apuntó.

Círigo Vásquez dijo que lo más preocupante es que la ciudadanía ya empezó a darse cuenta de que no hay ninguna novedad en el gobierno del cambio, porque cuando eran oposición hicieron todo un escándalo mediático para que se eliminara el pago de tenencia.

“Es tiempo de apelar a la conciencia ciudadana para que todos elevemos nuestra protesta por el cobro de la tenencia, sin afectar a terceros, porque es urgente que el gobierno de Gabino Cué siga los pasos de otros estados donde la tenencia vehicular ya se suprimió”, añadió.

Señaló que no hay argumentos válidos para mantener el cobro de la tenencia en Oaxaca y que el gobierno de la alternancia debió haber pensado antes de hacer promesas únicamente para obtener el voto de los ciudadanos.

“Definitivamente el gobierno estatal está de nueva cuenta incurriendo en actos de simulación. El pueblo se da cuenta. Todo parece indicar que nos aplicaron una vacuna contra los cambios verdaderos, contra los cambios democráticos y progresistas”, señaló.

Consideró preocupante que los ciudadanos ya no crean en el cambio y dijo que es necesario que el gobierno estatal, incluyendo a todos sus funcionaros, recapacite y que le dé valor a la palabra empeñada frente a los ciudadanos.

Concluyó que sí es posible dar marcha atrás al cobro de la tenencia y que esta estrategia debe instrumentarse desde el gobierno estatal porque es una medida que la ciudadanía está esperando desde que supo que en otros estados el cobro de tenencia ya fue eliminado.

Pide EPR a CNDH entregar documentos a Comisión de Mediación

"Este 25 de mayo se cumplirán cuatro años de la detención-desaparición de nuestros compañeros, crimen abominable y ausencia forzada que estamos enfrentando compañeros, familiares, amigos y el pueblo que nos apoya con la misma determinación y firmeza que ellos lo harían si cualquiera de nosotros fuéramos víctimas de esta nefasta práctica gubernamental": EPR

por OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

El Ejército Popular Revolucionario (EPR) requirió al presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plasencia Villanueva entregar el expediente sobre la desaparición de sus compañeros Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, a la Comisión de Mediación (Comed) con el gobierno federal.

Y a la Comisión de Mediación requirió que entregue los documentos del caso a los miembros del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quienes se encuentran en México indagando el caso.

En dos cartas, suscritos por la Comandancia General, el grupo armado expuso que los crímenes de lesa humanidad lamentablemente son política de Estado porque han alcanzado a miles de ciudadanos, como lo ha documentado la CNDH y organismos civiles nacionales e internacionales, entre ellos, luchadores sociales, defensores de los derechos humanos, periodistas y ciudadanos.

Ante esto, pidió a Plascencia Villanueva, como defensor de los derechos del pueblo, por ética y compromiso social, hacer valer su autonomía ante los poderes de la nación y sobre todo ante el gobierno federal, así como su autoridad moral y legal para que sea atendida la recomendación 07/2009 emitida por la detención-desaparición forzada de sus compañeros, sucedida el 25 de mayo del 2007 en esta ciudad.

Además, que haga público el expediente del caso para que el pueblo y los organismos defensores de los derechos humanos tengan acceso a su contenido y de manera específica, que entregue el expediente íntegro del caso a la Comisión de Mediación.

El EPR también manifestó su confianza en la tarea de la Comed, a pesar de la negligencia, indolencia y perversidad del gobierno federal, debido al desacato de la recomendación de la CNDH.

Y solicitó que sus esfuerzos y gestiones sean emprendidas en la medida de sus posibilidades en las diferentes instancias internacionales porque hay pruebas fehacientes e irrefutables de la responsabilidad del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa en el caso.

Igualmente que proporcione de manera oficial los documentos de la detención-desaparición forzada de Cruz Sánchez y Reyes Amaya a la delegación de la ONU, integrada por Ariel Dulitzki, Alan García, Jazminka Dzumhur, Osmar el Haijé y María Giovanna Bianchi, quienes se encuentran en México.

ALGO GRAVE PASA EN OAXACA.

Carlos Beas Torres.

La violación generalizada de los derechos de la población fue durante décadas una práctica de gobierno en Oaxaca. El autoritarismo gubernamental asumió muy variadas maneras y dio vida a una amplia gama de atropellos que agraviaron a muchos oaxaqueños. Es por ello que una de las demandas más sentidas en todos estos años es y ha sido la del respeto a sus derechos, este sentimiento motivo en el pasado grandes movilizaciones ciudadanas algunas de las cuales fueron brutalmente reprimidas. Aún está viva en el imaginario de los oaxaqueños la entrada que hicieron cientos de militares por Calzada Madero, aquel tres de marzo de 1977. Los que vivieron ese hecho recuerdan más que nada el silencio sepulcral roto sólo por el ruido que hacían las botas de los soldados al chocar con el pavimento. Más vivo aún está el recuerdo de la ocupación de la ciudad de Oaxaca por miles de militares vestidos como policías federales preventivos hace poco menos de cinco años, cuando ese estado se convulsionó entero en su lucha por derrocar al tirano Ulises Ruíz.

Este mismo reclamo, el hacer valer sus derechos, fue el que movió a cientos de miles de oaxaqueños para que salieran a votar el pasado 4 de julio por el cambio, es decir en contra del autoritarismo príista. Los resultados de las elecciones del 2010 parecían ser la tumba de ochenta años de gobiernos despóticos, corruptos e ineficientes. Sin embargo ese autoritarismo sigue vivo y ahora que se han cumplido los primeros cien días de la nueva administración, del Gobierno de “la Paz y el Progreso” empieza a percibirse un desencanto en amplios sectores de la población, los cuales sienten que no hay señales de cambio y que incluso están ocurriendo situaciones regresivas muy graves.

Uno de los hechos que de manera preocupante se ha venido repitiendo en estos últimos meses en Oaxaca, es la implementación de operativos militares en regiones que enfrentan graves conflictos sociales. Con el pretexto de la despistolización o del combate a las drogas se han montado numerosos operativos, donde los militares ingresan a los domicilios de manera violenta y realizan detenciones arbitrarias; también se han denunciado golpizas y un sinnúmero de maltratos a la población.

El agente municipal de la comunidad zapoteca de San Juan Jaltepec, en el norte del estado, denunció a principios de diciembre pasado, que una docena de militares en vehículos particulares recorrían la zona de litigio agrario y lo hacían en compañía de ganaderos que han sido denunciados por la estrecha relación que han mantenido con el grupo de Ulises Ruiz y por contar con armas de alto poder para mantener un régimen de terror sobre las comunidades indígenas del Bajo Mixe.

La comunidad de San Juan Lajarcia vivió horas de terror, cuando en el marco de un operativo militar que perseguía a una banda de presuntos secuestradores, fueron golpeados en el mismo palacio municipal, dos regidores y detenidas varias personas entre ellas un excomisariado comunal que se había destacado en su defensa de los recursos naturales de la comunidad, quien por cierto hasta ahora permanece arraigado. Graves violaciones han sido denunciadas en varias comunidades más, por ejemplo en Eloxochitlán de Flores Magón, donde se vive un grave conflicto político se realizó en febrero pasado un operativo militar, en el cual los soldados allanaron los domicilios de los opositores al presidente municipal. Una de las agraviadas, una mujer mazateca narra que cuando le inquirió al soldado por que se metía a su casa de esa manera, el militar le contesto con desenfado: “nos manda Felipe Calderón”

En los últimos tres meses, también han sido allanadas las oficinas de las organizaciones CODEP y CODECI, las cuales formaron parte de la APPO y que se han destacado por su combatividad. En ambos casos, los militares realizaron un cateo de las instalaciones sin orden judicial, dañaron equipo e intimidaron a las personas que se encontraban en ellas, su motivación respondía según dijeron a “denuncias anónimas”.

El incidente más grave ocurrió apenas el 4 de marzo pasado, cuando un contingente integrado por unos sesenta militares, allanó domicilios y agredió a vecinos de la comunidad de Lázaro Cárdenas, Ixtaltepec . La representante indígena Adolfa Jiménez recuerda que los militares entraron casa por casa sin mostrar orden de alguna autoridad, esta actitud prepotente provocó el enojo de los vecinos, algunos de los cuales fueron golpeados con las culatas de los fusiles. Esta situación se agravó cuando los militares detuvieron una camioneta cargada de madera propiedad de comuneros de Santa María Chimalapa; cuando la noticia cundió, decenas de indígenas chimas se movilizaron y junto a vecinos de Lázaro Cárdenas sitiaron a los soldados, los cuales en medio de una balacera fueron rescatados por un centenar de soldados llegados desde la ciudad de Matías Romero.

En diferentes regiones del estado, se levantan ya voces expresando su malestar por los niveles alarmantes de violación a los derechos humanos de la población que implica la actuación de los militares. En la ciudad de Tuxtepec la presidente de un Centro de Derechos Humanos, hizo pública recientemente su preocupación, por el incremento de las denuncias ciudadanas por atropellos cometidos por soldados, las cuales suman ya una treintena en sólo lo que va de este año.

¿Quienes están detrás de estos operativos militares? ¿A quién le interesa generar escenarios de ingobernabilidad y conflicto en Oaxaca? ¡ Quienes son los denunciantes anónimos? Son preguntas que es necesario responder para entender la creciente ingobernabilidad que se vive en el estado. Por un lado es evidente e innegable la responsabilidad que tiene en esta situación el gobierno de Felipe Calderón ya que han sido fuerzas federales las que han orquestado estos operativos. El gobierno federal ha mostrado en Oaxaca su cara represiva, su falta de interés para respetar los derechos de la población y también su falta de sensibilidad, no sólo por la provocación que significó la visita del presidente de la República el pasado 15 de febrero la cual ocasiono graves disturbios en la capital del estado, sino también la agresión que sufriera el profesor Noé López Pinos a manos de miembros del Estado mayor Presidencial el 4 de marzo en el pueblo de Tlacochahuaya.

Pero también hay otros actores que están empeñados por construir escenarios de conflicto y violencia. En diferentes regiones de Oaxaca abierta es la operación de diputados federales y locales del PRI, quienes han sido denunciados en diferentes ocasiones por estar detrás de grupos violentos algunos incluso con características paramilitares. Muchos de los conflictos ocurridos en Oaxaca en estos últimos tiempos han sido diseñados con el fin de obstaculizar la transición democrática en Oaxaca y sus responsables son bien conocidos.

Además de esos actores, el enemigo también está en casa. Muchos de los funcionarios de la nueva administración son dirigentes partidistas y están más abocados en imponer sus intereses particulares que en ser promotores del cambio democrático que reclama a gritos la ciudadanía oaxaqueña. Preciso es recordar también que siguen funcionando los mismos policías, los mismos jueces y los mismos agentes del ministerio público que tanto han agraviado a los oaxaqueños.

Oaxaca estos días está paralizada, por plantones, protestas, reclamos y bloqueos. Oaxaca esta confundida, exasperada y sumida en conflictos de todo tipo y a muchos oaxaqueños les parece que al gobierno de Gabino Cué le está faltando conducción, visión y coraje para dar un mensaje a los oaxaqueños, para hacerles recuperar la confianza y hacerles sentir que existe la voluntad política de un cambio real y no de un cambio cosmético. Un mensaje que muchos oaxaqueños esperarían por ejemplo es el castigo a los responsables de tanto robo y atropello, el fin a la impunidad con la que han contado durante años y que les permitió agraviar a los oaxaqueños y que les permite incluso ahora seguir haciéndolo.

Sin lugar a dudas algo grave está sucediendo, al parecer Oaxaca, toda Oaxaca será un daño colateral más de la Guerra de Calderón y un escenario de conflicto negociable para los políticos que ya se preparan al abordaje que son las elecciones federales del año próximo. ¿ O alguien lo duda?

Y desde luego me sumo al clamor de que sea presentado con vida el profesor Carlos René Román Salazar, secuestrado hace unos días en esta tierra del sol, que es Oaxaca.

A continuación reproducimos el comentario de Alberto López Morales



“El enemigo también está en casa”

El título de esta entrega no es propio. Corresponde a un conjunto de reflexiones que difundió ayer el dirigente de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Carlos Beas Torres, en el que concluye que en el que advierte que Oaxaca está confundida, exasperada y sumida en conflictos de todo tipo”.

¿Por qué se concluye “que el enemigo también está en casa”? Carlos Beas Torres nos da la respuesta cuando dice que: “Muchos de los funcionarios de la nueva administración son dirigentes partidistas y están más abocados en imponer sus intereses particulares que en ser promotores del cambio democrático que reclama a gritos la ciudadanía oaxaqueña”.

¿Y a todo eso que le hace falta al gobierno aliancista de Gabino Cué? El líder de Ucizoni, un crítico de la propia izquierda respondió: “al gobierno de Gabino Cué le está faltando conducción, visión y coraje para dar un mensaje a los oaxaqueños, para hacerles recuperar la confianza y hacerles sentir que existe la voluntad política de un cambio real y no de un cambio cosmético”.

¿Cuál sería un ejemplo de que el gobierno de Cué, sí va en serio en eso del cambio y de la transición? En el conjunto de reflexiones, el segundo que hace Beas Torres, en torno a este nuevo gobierno, va la respuesta que dice: “el castigo a los responsables de tanto robo y atropello, el fin a la impunidad con la que han contado durante años y que les permitió agraviar a los oaxaqueños y que les permite incluso ahora seguir haciéndolo”.

Pero como el enemigo también está en casa y los nuevos funcionarios son dirigentes partidistas abocados en la defensa a ultranza de sus intereses, en Oaxaca las cosas se obstaculizan. Un nuevo ejemplo se dio ayer en la lejana comunidad de Pinotepa de Don Luis, ubicada en la parte norte de la costa, en la jurisdicción de la etnia mixteca, cerca de San Juan Colorado y despuesito de San Pedro Jicayán.

En las elecciones municipales de 2010, los dos candidatos que buscaban la presidencia, Argel Ríos (PRD/PAN/Convergencia y PT), y Humberto Leyva (PRI/PVEM), empataron en una insólita votación. El Tribunal Federal Electoral ordenó nuevas elecciones para ayer domingo y el proceso se suspendió “por falta de condiciones”, según el argumento de los funcionarios del Instituto Estatal Electoral (IEE).

¿En qué consistió esa “falta de condiciones”? En el hecho de que días antes de la elección extraordinaria un grupo de perredistas, de la corriente del ex líder estatal del PRD, Tomás Basaldú, tomó la sede del Comité Municipal Electoral. O sea, los mismos perredistas que ahora son gobierno, impidieron que el gobierno de Cué hubiese resuelto un conflicto que ahora le estallará en las manos a los diputados locales.

Porque “el enemigo también está en casa”, en San Miguel Chimalapa aun no hay una autoridad municipal electa por la población porque los perredistas, azuzados desde la Procuraduría de Asuntos Indígenas del gobierno de Oaxaca, según las denuncias, impidieron el paso de la papelería electoral, el día de la votación.

A poco más de 100 días de este nuevo gobierno, vale la pena preguntarles a esos ex dirigentes sociales y partidistas: ¿Van a gobernar y empujar la transición o van defender sus intereses partidistas? Porque con el enemigo en casa, Oaxaca se exaspera, se confunde y se sume en viejos conflictos heredados del régimen priísta

DE REFILÓN: Carlos Beas Torres lanzó la advertencia: “Algo grave pasa en Oaxaca”. Hay registros de violaciones sistemáticas en contra de los derechos humanos y están involucrados los militares con el argumento del combate a las drogas y armas. ¿Qué pasa o qué pasará?