TECNICISMOS JURIDICOS, EL MANTO DE IMPUNIDAD

18/05/2011

México, paraíso de impunidad para pederastas.


“Estas acciones demuestran la incapacidad del poder judicial para impartir justicia y su insensibilidad hacia la niñez de nuestro país”.

Los pederastas internacionales que practican el turismo sexual en busca de menores de edad, ahora eligen a nuestro país como el “Bangkok de Latinoamérica”, de tal manera que ya no viajan a ese punto del Pacífico asiático, sino a México, pues uno de nuestros “atractivos turísticos” son los vacíos legales y la corrupción, lo cual es un paraíso de impunidad, dada la imposibilidad de que los juicios terminen con sanciones privativas de la libertad para tales depredadores sexuales, transgresores de la ley.

Juan Carlos Guel López, director de la Unidad de Delitos Cibernéticos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), diagnosticó que dichas lagunas legislativas, junto con la falta de capacitación de ministerios públicos y jueces, han hecho de México un lugar muy atractivo para pedófilos y pederastas en vista de que “sale más barato conseguir un amparo aquí o de plano salir de la cárcel, que en cualquier otro lugar del mundo”.

En la nota de Evangelina Hernández (El Universal, 23 de marzo), precisa que en el documento “ExplotaciónSexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes. Una aproximación nacional”, la organización internacional Ecpat (End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes) señala que, a pesar de que México ha ratificado tratados internacionales a favor de los derechos de los niños y adolescentes, y que se han hecho algunas modificaciones en las leyes locales, es urgente unificar criterios entre los códigos penales de estados y el código federal, a efecto de que estos delincuentes reciban sanciones similares en todo el país.

En mayo próximo, el organismo dará a conocer su diagnóstico , en el cual seobserva la aplicación de políticas públicas respecto a la “Explotación Sexual-Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes” (Escnna) en Oaxaca, Baja California, Yucatán, Estado de México y Distrito Federal.

Ecpat, agrega: en materia de prevención y atención al combate de delitos sexuales cometidos contra menores de edad, México tiene un marco legal y políticas públicas insuficientes: “El marco legislativo dentro del país tiene leyes de distintas generaciones que se encuentran operando al mismo tiempo. Los vacíos legales son resquicios que permiten que esta problemática vaya en aumento”.

El estudio de Ecpat hace notar las inconsistencias entre las leyes penales de los estados para determinar la edad del consentimiento sexual, la aplicación de la acción penal por abuso o violación si hay matrimonio, la falta de sanción al “cliente-explotador” en caso de prostitución infantil, y el concepto de corrupción de menores que contiene -en forma confusa e imprecisadistintas modalidades de los delitos cometidos contra niños.

Erick Gómez Tagle, doctor en ciencias penales y política criminal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) de la Procuraduría General de la República (PGR), va más allá al asegurar que es grave que en nuestro país existan códigos penales donde todavía se tutele conceptos jurídicamente incorrectos como la “moral pública y las buenas costumbres”, y agrega que los juristas han insistido en la urgencia de homologar las leyes: “Desde 2007 hemos señalado que eso es incorrecto porque no hay ningún perito en ninguna procuraduría que puede validar como se afecta la moral pública; segundo, porque ni siquiera se está tutelando la moral del menor afectado sino una falsa moral pública sin reconocer que hay una pluralidad de morales”, comenta el estudioso del derecho.

Gómez Tagle propone que el bien jurídico a tutelar es la vida de los menores, “así como su dignidad, su libertad, su normal desarrollo psicosexual, y por eso -sostiene- defendemos que el término jurídico sea el libre desarrollo de la personalidad”: los estados de Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Durango, Michoacán, Morelos, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz, contemplan en sus códigos penales el delito de ultrajes a la ¿moral pública?; en tanto Nayarit, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Yucatán y Zacatecas, sancionan los ultrajes contra la moral pública (cuál moral) o las buenas costumbres (cuales? y la incitación a la prostitución infantil.

En Puebla, tampoco se ha actualizado la legislación y menos con los actuales legisladores empeñados en negar derechos a las mujeres y a un magistrado.

Respecto a la “explotación sexual de niños, niñas y adolescentes”, la representante de Ecpat México, Norma Negrete, afirma que ha tenido un “repunte alarmante en los últimos 10 años, y aunque hay ligeros avances en el ámbito legislativo, también hay severas carencias en el desarrollo y aplicación de políticas públicas encaminadas a prevenir estos delitos”.

Rosario Orozco, diputada panista y presidenta de la Comisión Especial para la Lucha en Contra de la Trata de Personas, afirma que de nada sirve que existan mejores leyes si los jueces encargados de dictar sentencia no aplican criterio correcto para evitar la impunidad en estos ilícitos, y pone como ejemplo el caso del sacerdote relacionado con una red de pornografía infantil en internet, Rafael Muñiz López (de Xalapa, Veracruz), quien obtuvo un amparo federal con el que salió de la cárcel por la interpretación jurídica que los jueces -federal y local- le dieron al tema de la distribución de este material pornográfico en la red.

Finalmente, Orozco se pronunció en contra de que los juzgadores dejen en libertad a esos delincuentes: “Estas acciones demuestran la incapacidad del poder judicial para impartir justicia y su insensibilidad hacia la niñez de nuestro país”.

¡ALTO A LA PEDERASTIA!

Los niños tienen derecho a todo ya que son los hombres y las mujeres del mañana, ¡escúchalos!
No todo esta perdido cuando puedes ver en el rostro de un niño su magnífica sonrisa.

El problema de la pederastia en México es un problema de impunidad, de crímenes abominables, es un delito, una forma de explotación, como los trabajos forzados y la esclavitud, de abusos egregios contra los derechos humanos más fundamentales, contra la vida y la libertad sexual, la integridad física y moral de los más desprotegidos, como son los menores que no pueden defenderse ni denunciar, quedando traumatizados de por vida.

En los últimos años se detectaron más de 4,000 páginas de pornografía infantil en Internet en nuestro país, según la policía cibernética. Desde España se ha dejado al descubierto que las redes de pederastia que operan allí, tienen conexión con países latinoamericanos como México, Argentina, Chile, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Uruguay, realizando un operativo policial que reflejó 900 conexiones de las cuales 200 son de México. La ausencia del Estado de Derecho y el vacío de procuración de justicia han permitido la mayor impunidad en detrimento del bienestar infantil.

En el 2003 se detectaron 364 sitios de pornografía en Internet, de los cuales el 5% corresponde a menores de un año, 7% menores de 9 años, 14% de 4 a 8 años, un 36% sólo niñas y niños de 12 años, y un 38% de 13 a 17 años. De conformidad con datos de la Policía Federal Preventiva, 20 millones de dólares se estiman de ingresos al año por esta detestable actividad. El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia ha señalado que se calculan 17 mil niños explotados por el comercio sexual infantil, existiendo un tráfico de infantes entre México y Estados Unidos de 260 mil menores con destino al sexo servicio. Esta es una de las causas de la desaparición de infantes en nuestro país. Donde también, el Instituto Nacional de Migración acepta que en el país por lo menos operan 100 bandas dedicadas al tráfico de personas y 10 de ellas están especializadas al tráfico y trata de menores.

En 2006 de acuerdo con el estudio de Violencia contra la niñez presentado por el investigador Paulo Sergio Pinheiro a Naciones Unidas, parte de la dificultad para obtener una cifra se deriva de que ocurre en la clandestinidad, la ilegalidad y el sub registro.

El informe 2007 del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la trata en el mundo dice que cada año alrededor de 20 mil personas, la mayoría mujeres y menores de edad, son víctimas de este crimen en nuestro país.

Juan Miguel Petit relator especial de la ONU contra la Venta de Niños, la Explotación Sexual y la Pornografía Infantil, aseveró durante su más reciente visita a nuestro país que cerca de 80 mil niñas, niños y adolescentes son víctimas del abuso con fines de pornografía y prostitución forzosa.

Las estimaciones de 8 mil millones de dólares de ganancias por el tráfico y explotación de menores nos demuestran que estamos hablando de un fenómeno grande y en crecimiento aunque no parece tener una base de información sólida, dado que no hay una área en nuestro país que se aboque especialmente y con profesionalismo para atender dicha barbarie.

En México se han detectado extranjeros que operan a través de coordinaciones de hospedaje, tours, servicio de “abejitas con miel” de 8 a 16 años, o los centros para niños desamparados, que han terminado siendo la sede de una sórdida empresa ilegal que reclutaba a niños de la calle y que las ONG´S han denunciado. Sabiendo que en varios Estados donde el nuestro no es la excepción y por supuesto en Cancún, Quintana Roo, no sólo Lydia Cacho fue y ha sido amenazada y denunciada para ir a la cárcel por haber puesto al descubierto las redes que abusan de los niños y niñas, sino también la vida y libertad de las familias que se atreven a denunciar y las víctimas de los pederastas corren ese riesgo.

Lo virtual no existe, los riesgos son reales, la pederastia es un delito silencioso, que se ha intentado acallar, por los altos intereses económicos. Ahora como nunca en México se debe de dejar en claro que los derechos de los niños se deben de respetar y las instituciones tanto nacionales como internacionales deben y siempre deberán ver por los niños. Lo que nos hace falta, es voluntad y acción coordinada para el combate ante este fenómeno tan monstruoso. En Oaxaca no permitamos que les roben la sonrisa a nuestros niñ@s y se destruya la célula primordial de la sociedad como es la familia, por ello exhortamos a las organizaciones defensoras de los derechos fundamentales, a la sociedad oaxaqueña a unir esfuerzos en la búsqueda de impartiçiòn de justicia justa y expedita y en la denuncia publica encontra de tan aberrante delito.

“MOVIMIENTO AL DESARROLLO Y LA DEMOCRACIA”. MADD A.C.