EL MULT REACCIONA

27/10/2010

Bloquean triquis acceso a la Ciudad Judicial en Oaxaca
Exigen el esclarecimiento del asesinato de su líder, Heriberto Pazos Ortiz, y la liberación de sus escoltas, quienes fueron arraigados el lunes por el presunto delito “de comisión por omisión”.
Notimex
Publicado: 27/10/2010 14:54
Oaxaca, Oax. Hombres y mujeres triquis adheridos al Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT), bloquearon este mediodía el acceso al conglomerado de dependencias estatales ubicado en la agencia de Reyes Mantecón, conocido como Ciudad Judicial.
Entre sus demandas, exigen el esclarecimiento del asesinato de su líder, Heriberto Pazos Ortiz, ocurrido el pasado sábado.
Los manifestantes partieron cerca de las 11:00 horas en una caravana motorizada desde las instalaciones del Partido Unidad Popular (PUP), ubicadas en el margen del Río Salado, al sur de la ciudad, con rumbo hacia la Ciudad Administrativa, localizada a unos 40 minutos de la capital.
Una vez en la zona, los inconformes bloquearon los accesos al concentrado de dependencias estatales, dentro de las que se encuentra la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), el Tribunal Superior de Justicia, las secretarías de Finanzas y Obras Públicas, entre otras.
Trabajadores de las diferentes dependencias expresaron su inconformidad por la manifestación, lo que derivó en momentos de tensión durante varios minutos.
No obstante, el bloqueo continuó a fin de exigir el esclarecimiento del asesinato de su líder Pazos Ortiz, ocurrido el pasado sábado en esta capital.
Asimismo, exigen la liberación de los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), Catalino Mendoza Cortés y de Mauro Hernández Ramos, escoltas del extinto líder, y quienes el lunes pasado fueron arraigados por la PGJE por el presunto delito “de comisión por omisión”.
De igual manera, reclaman la liberación de su compañero de organización, Heriberto Cid Mariscal, arraigado por la Procuraduría de Justicia por el mismo delito en tanto continúa la indagatoria para el esclarecimiento de los hechos en los que perdiera la vida su líder moral.

A 4 años del ataque armado en San Bartolo Coyotepec

Por Uriel. “Oaxaca en pie de lucha” .

"La tarde del 27 de octubre de 2006 decenas de sicarios armados con rifles de asalto y otras armas de fuego, atacaron el campamento que maestros de la Sección 22, mantenía desde junio como parte de las protestas en contra del gobernador Ulises Ruiz, ampliamente conocido por sus políticas represoras de los movimientos sociales".

Emilio Alonso Fabian, fue uno de los maestros asesinados por el ataque de los sicarios al servicio de Ulises Ruiz.


DESEOS CUMPLIDOS.
Publicado por La Barricada Oaxaqueña el 28 de octubre de 2006.

Ahora ya podrán estar contentos quienes desde el Senado le dieron patente de corso al tirano de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz. El 27 de octubre ante la incontenible movilización del pueblo y el magisterio oaxaqueño en el marco del paro cívico, el sátrapa responde soltando a los paramilitares y esbirros para herir y asesinar. Cuatro muertos y 16 heridos de un solo bando que se suman a los once muertos anteriores,es la muestra indubitable de donde parte la violencia.

Ahora podrá estar contenta la “clase política” nacional cuyos arreglos cupulares han cobrado su tributo de sangre oaxaqueña. Ahora podrán cuchichear contentas las cortesanas como "la muñeca" sonorense y "la chucha" hidalguense artífices de un dictamen, hoy sellado por la muerte.

El "gober consentido" del poder ejecutivo federal, del Senado y de la CONAGO, el tirano de Oaxaca, a través de sus esbirros, les ha dado una agradecida demostración de lo que es capaz. No podría hacerlo nunca solo y de frente, para eso se requiere de una hormona que su cuerpo no produce. Lo hizo desde la impunidad de su posición.

Ahora podrán estar contentos el conjunto de cómplices: Medios de comunicación prostituidos, merolicos de la tele, “dirigentes” empresariales franquistas. A ellos se agregan meritoriamente los clérigos timoratos, los intelectuales orgánicos y los artistas de la cobardía.

Y que no nos diga ningún mentiroso e hipócrita muñeco de cuerda que se trató de enfrentamientos entre uno y otro bando, no somos estúpidos, que tenga un mínimo respeto a nuestra capacidad intelectual. No puede haber enfrentamiento posible entre una piedra y un R – 15, entre un mísero cohetón y una pistola 9 mm. Lo que si hubo fue una cacería despiadada sobre el pueblo y el magisterio oaxaqueño.


Ahora podrán buscar otros inventos en el fondo de su mente calenturienta los y las que afirmaron que había elementos armados del EPR entre los militantes de la APPO y el magisterio. Si así hubiera sido, los cobardes homicidas se hubieran llevado lo suyo.

Los que ocultan su mediocre complicidad, argumentando que el movimiento es obra de unos cuantos individuos que mueven a los demás como si estos últimos fueran títeres. Igual los mudos que han permanecido impasibles escondiendo la cabeza, sabedores de que la lucha contra el tirano ha sido y es ética, legal, moral y políticamente fundada pero han sido incapaces de dar un paso adelante paralizados por la cobardía interesada y redituable.

Todos los que desde su espacio propio pudieron aportar un granito de arena para impedir el asesinato a mansalva y en cambio se mostraron insensibles y desinteresados también se incluyen en esta galería del terror, de tráfico de complicidades y de asociación perversa para este crimen de lesa humanidad. Incluidos los ganones del 2 de julio y que hoy se encierran en un mutismo vergonzoso.

Que todos, absolutamente todos, alimenten sus bajos instintos hasta el hartazgo con la sangre de las víctimas, esa misma sangre les signa la frente. A todos, el dolor de la agonía, el llanto de los huérfanos, viudas y madres, el púrpura de la entraña expuesta, serán su compañía de aquí en adelante y hasta su muerte, no podrán eludir nada, no habrá amnesia posible, cada noche, cada día, aún en el festín del orgiástico usufructo del poder, la sombra de las víctimas será su ineludible compañía. El sino que hoy se inaugura en su frente, permanecerá indeleble hasta la séptima generación de su estirpe.

A todos, pueden embriagarse en la soberbia del pírrico “triunfo” efímero y salobre, pueden sobarse, acaramelarse, regocijarse. Todo, absolutamente todo, para su desgracia, es efímero en su temporalidad.

Y en medio de tanto tanático festejo, no falta un pelo en la sopa, ténganlo por cierto como la sucesión del día a la noche, no siempre será igual, un día se volteará la tortilla. No se olviden, la impunidad habrá dejado de ser su aliada. Por siempre.