FUEROS, A 200 AÑOS DE INDEPENDENCIA

20/10/2010

Trunca, la iniciativa de Calderón sobre el fuero militar: ONU, AI y WOLA
Ilícitos tan graves como las ejecuciones extrajudiciales no están contemplados, señalan
ALFREDO MÉNDEZ

Periódico La Jornada
Miércoles 20 de octubre de 2010, p. 5
La oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos sostuvo ayer que la iniciativa de reforma al fuero militar planteada por el presidente Felipe Calderón Hinojosa es insuficiente en el catálogo de delitos, observación en la que coincidió Amnistía Internacional (AI).
En el mismo sentido, la oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) indicó que la propuesta calderonista es un esfuerzo importante para hacer frente a la impunidad histórica de la que ha gozado el Ejército por violaciones a los derechos humanos, pero queda corto ante lo que se esperaba de México.
La ONU destacó en un comunicado que la iniciativa presentada por el titular del Ejecutivo federal abre una ruta para cumplir con las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y las recomendaciones de su propio Comité de Derechos Humanos.
En tanto, previo a que el presidente Calderón enviara su propuesta de reforma constitucional en la materia, la relatora especial de Naciones Unidas sobre la Independencia de Magistrados y Abogados, Gabriela Knaul, refirió que excluir del fuero militar los delitos de desaparición forzada, tortura y violación para que las autoridades castrenses responsables sean juzgadas en tribunales civiles es un avance, aunque criticó que otros ilícitos igualmente graves, como las ejecuciones extrajudiciales, no estén contemplados en el proyecto de reforma mexicana.
La Organización de Naciones Unidas llamó a que la discusión que se dé en el Congreso garantice que todas las violaciones a los derechos humanos cometidas por militares sean juzgadas por tribunales civiles, y que las víctimas de dichos abusos tengan acceso a recursos eficaces.
Por su parte, Amnistía Internacional lamentó que la iniciativa de Felipe Calderón sólo contemple la exclusión de algunas violaciones de derechos humanos de la justicia militar, y también convocó a los legisladores a alcanzar consenso en una modificación que reúna los elementos señalados por la CIDH.
Si la propuesta del mandatario no fuera modificada, sólo podrían remitirse a la justicia civil los delitos de desaparición forzada, tortura y violación, y quedarían fuera otros ilícitos graves, como ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, detención arbitraria e incluso el genocidio.
AI agregó que es preocupante el papel del Ministerio Público Militar, ya que esta instancia puede actuar como un candado que bloquee a la justicia civil, como han demostrado casos recientes de ejecuciones extrajudiciales, tortura y desaparición forzada, cuya evidencia nunca fue reconocida.
De su lado, la encargada del programa WOLA, Maureen Meyer, sostuvo que las víctimas de violaciones a sus derechos humanos por militares merecen una reforma integral al Código de Justicia Militar para que sus casos sean juzgados por cortes civiles.
La propuesta de Calderón, señaló la organización mediante un comunicado, “es un esfuerzo importante para hacer frente a la impunidad histórica de la que ha gozado el Ejército Mexicano por violaciones a los derechos humanos, pero queda corto ante lo que se esperaba de México.
La ruta ahora abierta para armonizar el Código de Justicia Militar con los estándares internacionales de protección de derechos humanos plantea retos evidentes dada la insuficiencia, entre otras, del muy limitado catálogo de exclusiones que se incorpora a la iniciativa, puntualizó el organismo.
Cuauhtémoc Cárdenas llama a crear un frente progresista y democrático
Junto a Ebrard pide unificar fuerzas y dejar las cuestiones electorales a un lado
ALMA E. MUÑOZ

Periódico La Jornada
Miércoles 20 de octubre de 2010, p. 14
Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano convocó a la unión de las fuerzas progresistas y democráticas que hoy se encuentran dispersas, divididas, incluso confrontadas, por ser las únicas capaces de recuperar el rumbo del país. El tiempo es corto y debe apurarse el paso, señaló en el 40 aniversario luctuoso de su padre, el general Lázaro Cárdenas del Río.
Con el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y el gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, a su lado, Cárdenas Solórzano dijo: propongámonos elaborar una propuesta unificadora que contenga las coincidencias de aquellos que se identifican a sí mismos como revolucionarios, demócratas y/o progresistas... Hagámoslo dejando de lado aspiraciones personales o de grupo. No compliquemos esta tarea con cuestiones electorales, sobre las cuales llegarán los tiempos de tomar decisiones.
Ante un numeroso público que se dio cita en el Monumento a la Revolución para rendir homenaje al general Cárdenas del Río, el ex jefe de Gobierno capitalino ubicó, a partir de los grandes objetivos que siguió su padre –el rescate y la efectividad del pleno ejercicio de la soberanía de la nación y el cumplimiento de los compromisos de la Revolución con el pueblo– su propuesta, a la cual convocó a gente que se mueva en el activismo político y la academia, cultura, sindicalismo, organizaciones civiles.
Tras presentar un amplio y negativo análisis sobre la situación nacional, advirtió que la conducción política del país, aparentemente incierta y sin rumbo, está llevando no sólo a una dependencia económica cada vez mayor, sino sobre todo a la enajenación de la voluntad política oficial y a la creciente pérdida de la capacidad de decisión autónoma del gobierno.
Consideró que un primer paso para salir de las profundidades de la crisis en la que nos encontramos es la instrumentación de una política económica que genere crecimiento sostenido en el largo plazo, y que demanda los recursos para invertir en el desarrollo. Resaltó la necesidad de concretar una amplia y profunda reforma fiscal y también de la seguridad social y laboral.
También abrir oportunidades a la inversión productiva poniendo en práctica una política de crecimiento que considere entre sus prioridades la recuperación de una banca de fomento, la creación de una banca comercial mexicana, la recuperación productiva del campo, la diversidad del comercio internacional y el fortalecimiento de los mercados internos. Se pronunció en particular por crear empleos formales para los jóvenes.
Pero medidas con estos alcances, citó, no podrán tomarse si no están respaldadas por la exigencia unificada de fuerzas populares organizadas. Son las únicas capaces de recuperar el rumbo, acorde con los principios de la Revolución Mexicana. De ahí su gran responsabilidad de sacar al país del atolladero mediante su acción conjunta.
Cárdenas Solórzano destacó que sin duda son más los mexicanos que aspiran a una democracia más amplia y participativa, a un reparto equitativo de la riqueza pública, a una vida digna y oportunidades de mejoramiento para todos. Al respeto pleno y al ejercicio cabal de nuestros derechos constitucionales, al predominio efectivo de un estado de derecho, a un mundo equitativo, solidario y de paz, que aquellos dispuestos a seguir intereses de minorías entreguistas y hegemonías externas.
Propongámonos elaborar una propuesta unificadora que contenga las coincidencias de aquellos que se identifican a sí mismos como revolucionarios, democráticas y/o progresistas. Cuando se avance en las coincidencias y éstas sean realidades tangibles habrá tiempo para buscar como dirimir las diferencias.
Convocó a una propuesta que conduzca la acción conjunta, y sea respaldada e impulsada por una mayoría política que está por construirse; una mayoría que trascienda partido. Confió que las cuestiones electorales no sean las que en este momento dividan y cancelen las oportunidades de construir una mayoría política que tenga capacidad para recuperar democráticamente y de orientar con sentido progresista y revolucionario el desarrollo del país.
Es el momento, indicó, de que hagamos compromisos con México y con nosotros mismos; de proponernos como gran tarea colectiva encontrar los caminos para buscar el progreso, la equidad, el estado de derecho, el acceso al conocimiento, a la democracia, la vida con dignidad, que fueron los objetivos por los que entregaron su vida y lucharon patrióticamente y con denuedo los hombres de la Revolución Mexicana, y destacadamente Lázaro Cárdenas del Río.
El enemigo en el Edomex es el PRI, no AMLO: Ebrard
La redacción

MÉXICO, D.F., 19 de octubre (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, afirmó que tiene “muy buena relación” con el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y “no nos vamos a dividir”, agregó.
La declaración del jefe de Gobierno se dio minutos después de que el político tabasqueño señaló, durante la presentación de la asociación civil Consejo Encuentro, que pese a las diferencias políticas por el caso de la alianza PAN-PRD en el Estado de México, él y Ebrard mantienen la concordia.
En el Estado de México, el adversario a vencer es el PRI y no Andrés Manuel López Obrador, él “es un compañero, es un amigo. Tenemos muy buena relación, no nos vamos a dividir”, subrayó el mandatario capitalino.
Sacar al Revolucionario Institucional, dijo, es el objetivo de los mítines del pasado domingo 17 que encabezaron él y López Obrador en la entidad que gobierna Enrique Peña Nieto.
Asimismo, criticó los señalamientos del gobernador mexiquense, quien calificó de “alborotadores” a los perredistas por encabezar diversos mítines en el Estado de México.
"Yo lo que le diría a Peña es que se la pasa alborotando en todos los estados, y ahora resulta, o sea, ¿él si puede ir a todos los estados y nosotros no? ¿O cómo es la cosa? Ha estado en muchísimos estados", expresó.
"Están enojados, están irritados. Yo diría que están preocupados, ¿por qué? Porque ellos saben que lo que va a suceder es más o menos lo que pasó en Oaxaca", dijo el jefe de Gobierno.
Y luego de manifestar que están molestos de que vayamos al Estado de México, remachó: “Somos ciudadanos y podemos ir a cualquier estado", por lo que anticipó que continuará visitando municipios mexiquenses.