Limpiar corrupción del gobierno, desde arriba: AMLO

02/11/2010

Junto con la impunidad son los principales problemas del país, pues la violencia está "fuera de control", advirtió el político tabasqueño.
La Jornada en línea
Publicado: 01/11/2010 16:17
México, DF. En su mensaje semanal, Andrés Manuel López Obrador expresó que frente a la preocupante degradación social del país, manifiesta en la pérdida de vida de jóvenes inocentes a manos de la delincuencia organizada, se debe limpar al poder público de la corrupción que impera.
El tabasqueño advierte que ese, junto con la impunidad, son los principales problemas que han degradado al país, pues la violencia está "fuera de control".
Todo ello, dijo, forma parte de la grave descomposición política y de la crisis por falta de ética y valores morales y espirituales. Como ejemplo de la corrupción encubierta que permea las altas esferas del poder señaló el caso de la Comisión Federal de Electricidad, en donde se supo de sobornos recibidos por el ex director de operaciones, y sólo se le pide la renuncia pues en ellos se encuentra involucrado su director general, Elías Ayub, quien cuenta con la protección de Felipe Calderón.
Agregó el caso de la lidereza del sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo, quien, aseguró, tiene miles de maestros comisionados en el Partido Nueva Alianza para consumar fraudes electorales. "Nadie al respecto dice nada porque 'es la maestra' y ayudó al fraude" presidencial de 2006. Otros ejemplos, añadió, son los casos de la sucesión del gobierno de Coahuila y en el estado de Michoacán.
Queda claro, continuó López Obrador, que toda esa podredumbre política es la que ha llevado a cabo la alternancia PRI-PAN en el gobierno, misma que no resuelve nada y sólo es la demostración de gatopardismo.
Por eso, explicó, nuestro movimiento apuesta por el cambio de sistema y de régimen que favorezca a las mayorías e impulse un modelo sustentable de desarrollo económico y social, y transforme el país de abajo hacia arriba.
"Nada de políticos fantoches, ladrones y cínicos. En una sociedad justa todo ello debe limparse, como se barren las escaleras, de arriba para abajo, pues no olvidemos que la verdadera corrupción es del gobierno, no de la sociedad".