LA JUSTICIA EN MEXICO ¿EXISTE?

17/05/2011

“Vergüenza para la justicia en México”, amparo a maestra: abogado.

El litigante criticó la intervención de los ministros de la SCJN al señalar que con mentiras rechazaron que la acusada fuera responsable del delito de violación equiparada.

Jesús Aranda

México, DF. La sentencia de la Suprema Corte de amparar a la maestra María Rufina García Soto, directora del plantel San Felipe, “es una vergüenza para la justicia en México”, aseveró Felipe Canseco Ruiz, defensor de la señora Leticia Valdés Martell, madre del menor violado en esa escuela.

Entrevistado al término de la sesión de la Suprema Corte, el litigante dijo que este martes es “un día negro para la justicia” porque la Corte favoreció a pedófilos y pederastas del estado de Oaxaca.

Molesto, criticó las intervenciones de José Ramón Cossío, Margarita Luna Ramos, Sergio Aguirre Anguiano y Guillermo Ortiz Mayagoitia, quienes con mentiras rechazaron que la acusada -cuya libertad ya fue ordenada por la Corte- fuera responsable del delito de violación equiparada.

Da SCJN carta abierta a pederastas: Leticia Valdés.
Con Ciro Gómez Leyva

17 de Mayo, 2011

Indignada por la sentencia de la Corte al amparar a la maestra Magdalena García Soto, profesora del plantel San Felipe, en Oaxaca, se dijo profundamente decepcionada de las instituciones y dijo estar impactada porque los ministros no tomaron en cuenta la declaración de un menor, quien es la víctima del delito.

Leticia Valdés Martell, madre del menor abusado sexualmente en el colegio San Felipe, en Oaxaca, dijo que con el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que otorga una amparo a la profesora a quien el menor acusa de que lo entregaba a sus agresores, se revictimiza a su hijo y lo daña una vez más al quedar su caso impune.

Tras considerar que es una vergüenza y una burla de los ocho ministros que otorgaron el amparo a Magdalena García Soto, profesora del plantel señalada por el niño de entonces cuatro años como quien lo entregaba con dos hombres quienes abusaban de él, Valdés Martell se mostró muy decepcionada de las instituciones de impartición de justicia del país.

Aseguró que con este fallo, apoyado por ocho magistrados contra tres, la Corte favorece a pedófilos y pederastas no sólo en Oaxaca, sino en el país, al desestimar el testimonio de la víctima, restanto importancia, incluso, a la declaración del menor y las pruebas presentadas en contra de la única detenida en este proceso.

Indignada por la sentencia que otorga el amparo a la pofesora del colegio, se dijo profundamente decepcionada de las instituciones, al grado de llamar a los que sean víctimas de abusos a no denunciar si no tienen los recursos y el poder político para ganar.

Criticó las intervenciones de los magistrados quienes rechazaron que la acusada, cuya libertad ya fue ordenada por la Corte, fuera responsable del delito de violación equiparada, sin embargo agradeció a los tres ministros que votaron en contra del amparo por "trabajar apegados a su ética".

A pesar de que los integrantes del máximo tribunal del país coincidieron en que el amparo otorgado a la profesora de la escuela, no significa que el delito no haya ocurrido, sino que no se comprobó la colaboración de García Soto para que se cometiera, la madre del menor argumentó que con ello se determina su inocencia pues se trata de un amparo "liso y llano que otorga la libertad en automático y sale como inocente".

Dijo estar "impactada, muy triste porque la Corte está dando una carta abierta a los pedófilos y pederastas porque no es posible que la declaración de un pequeño no cuente, luego de todo un procedimiento en contra de la única detenida señalada directamente por el menor como quien lo llevaba al cuarto donde lo esperaban dos hombres".

Aseguró que a pesar del fallo para ella García Soto seguirá siendo cómplice desde el momento "en que de manera contundente el niño la reconoce como quien lo entregaba con esos sujetos".

Criticó que los ministros hayan cuestionado el testimonio e incluso los exámenes físicos y psicológicos practicados a su hijo, argumentando en el primer caso que en su ampliación de declaración, el niño cambió algunas palabras.

Argumentó que desde luego no hay fotos ni video de la maestra llevando al menor a un lugar separado del resto de sus compañeros, y custionó, si a poco el niño iba sólo.

Leticia Valdés se dijo decepcionada y dijo que las personas que pasen por una situación así no denuncien, mucho menos si no tienen poder económico y político para ganar porque existe mucha corrupción y "la justicia en este país no existe".

Lamentó haberlo hecho ella misma que luego de lo ocurrido a su hijo en el 2006, porque de lo contrario "no hubiera muerto su padre, no hubiéramos gastado lo que tengo y hasta lo que no tengo, porque no hay justicia para nuestros niños".

Insistió en que en el caso hubo influencias políticas como la de Arely Gómez, candidata a consejera del IFE, y dijo a los agresores de su hijo que ya no tienen que esconderse por la calle, pues tienen a los mejores abogados en la Suprema Corte.

A pregunta expresa sobre qué sigue y qué hará, dijo que pondrá a su familia a salvo porque le preocupa vivir en este país en donde no se hace justicia.

Resolución de la Corte en caso de menor violado en Oaxaca es una “burla”

Leticia Valdés Martell, madre del menor que fue violado en un colegio de Oaxaca, descalificó la resolución de los ministros de la Suprema Corte y llamó a la sociedad a no denunciar este tipo de actos si no se cuenta con poder económico y político.

Ciudad de México.- La madre del menor que fue abusado sexualmente por dos hombres en Oaxaca, Leticia Valdés Martell, afirmó que es un “burla” la resolución de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes otorgaron una amparo directo a Magdalena García Soto, presunta cómplice de violación.

Valdés Martell dijo estar “muy decepcionada”, e incluso pidió a las personas que pasen por lo mismo que ella “no denuncien, y mucho menos si no tienen el poder corruptor con los que cuentan” los criminales.

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, la madre del menor detalló que su hijo -en ese entonces de 4 años de edad- señaló contundentemente a García Soto como la persona que lo llevaba al encuentro de dos hombres que abusaban sexualmente de él.