LAS VOCALES.

19/08/2010

Ausencia Gómez.
A.
En tanto desde un segmento de la base ciudadana y de dirigentes de partidos de oposición al cacicazgo el albazo de “juicio político” al vocero divino, no fue más que una maniobra para darle protección las semanas que restan de su inolvidable sexenio, según nota periodística, el Sr. Pérez Magaña declara que dicho juicio fue una estrategia de los partidos de oposición para restarles votos a su partido con miras al proceso electoral a la Presidencia. Vaya maraña de contradicciones, que se entere el citado, fueron vasallos de su partido quienes dieron entrada a la iniciativa.
Puede estar tranquilo el ex candidato perdedor, sus votos duros están asegurados en tanto persista el tráfico de influencias y fluyan los recursos económicos destinados al cohecho en las campañas electorales. Y de paso, ningún partido de oposición le resta votos al cacicazgo, es la ciudadanía quien lo hace por sí misma, a partir de las múltiples afrentas recibidas de parte de este engendro político.
E.
Por supuesto, Oaxaca entero sabe de quienes prendieron la mecha el 14 de junio de 2006, con la complicidad de quienes, a la luz de qué propósito; sabe de quienes conformaron el convoy de la muerte y ordenaron los disparos bajo el cobijo de la oscuridad; sabe de quienes y por qué medio forzaron la intervención federal; sabe de quienes echaron a andar la “radio ciudadana” instigadora de la violencia, en que habitaciones de que edificio funcionó; sabe de quién fue el organizador de la marcha de la vergüenza; de los provocadores salidos de las “perreras” para incendiar edificios y así justificar la represión el 25 de noviembre. Y sabiendo de ello, le restó votos, menos a favor de la oposición política y más en contra de la mafia caciquil.
La historia reciente de México evidencia que tarde o temprano la verdad sobre las represiones y los responsables de las mismas, se abre paso exhibiendo lo que desde la base ciudadana ya sabíamos. Ahí está Atenco donde la protesta social fue criminalizada para “gloria” de quien desde Oaxaca pretendió arrancar un trascabo hechizo que le hiciera camino a la presidencia.
I.
El gobernador electo, Gabino Cué Monteagudo hizo pública la convocatoria para elaborar al Programa Preliminar de Gobierno 2010-2016. De entrada suena bien al abrir la posibilidad de participación a la ciudadanía para presentar iniciativas para ser tomadas en cuenta y orientar el rumbo de la administración estatal a partir de diciembre. Se espera que sea así y no se trate de una medida de participación cosmética para legitimar aquello que en otros ámbitos elaboren oportunistas tecnócratas llamados “expertos”.
Y hablando sobre estos últimos, como nube se hacen ver en el acto de emisión de la convocatoria, viejos diodoristas, ex funcionarios priístas y hasta burócratas del gobierno actual pasan lista de presente y pujan por hacerse notar y conseguir chamba. Se entiende, fue un acto público de puertas abiertas; pero de eso a más de lo mismo, no por Dios. Al final de cuentas, un Plan de gobierno también debe contemplar con quienes se va a realizar. No con los mismos de siempre por cierto, chaqueteros de muchos colores pegados a las ubres del presupuesto. Por ellos no votamos.
O.
Y en tanto se cumplen los tiempos, desde las catacumbas de la administración actual, se hace y deshace. La dirección de informática del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca es responsable de operar los movimientos de personal y la elaboración de los cheques quincenales de los trabajadores de la educación y de apoyo a la misma. Pues bien, el titular de la misma difícilmente se encuentra ahí, en su lugar despacha y dirige un subalterno, en tanto el jefe anda ocupado en sus negocios personales y de pronto se ha ocupado en hacer “amarres” para continuar al frente de la misma.
Si el organismo funciona es gracias a la diligencia de quienes ahí trabajan en jornadas de trabajo mayores. No todos, también hay quienes cobran y tienen asignadas tareas personales. Para este personaje ha llegado el tiempo de buscar su continuidad, al igual que lo hacen otros más que adelantándose a los tiempos empiezan a buscar padrinos y mostrar currículos. No hay que buscar mucho, ahí mismo hay personal calificado que bien pudiera tener la responsabilidad que hoy tiene un saltimbanqui.
U.
El engendro se vuelve contra sus creadores y presiona al priísmo aún en el poder. Los concesionarios del transporte urbano tradicionalmente han cumplido con ser parte de la logística para los acarreos del cacicazgo en las campañas políticas y ahora cobra factura cuyo costo lo paga indebidamente la ciudadanía. Tolerado, consentido, protegido por el cacicazgo ahora se engalla y realiza acciones de fuerza contra un padrino desentendido y debilitado
Si los “empresarios” son congruentes con su filosofía de libre empresa, entonces que no haya concesiones corporativizadas y prácticas monopólicas, que se establezcan modalidades diferentes de transporte público, que se examine la posibilidad de un transporte municipal y los actuales, enriquecidos gracias a la complicidad e impunidad, no hagan más sacrificios a su economía, pobrecitos.