A LOS ASESINADOS POR LA SATRAPÍA

28/10/2010

Rinden homenaje a Alonso y Brad Will
Por OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO
La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llamó a sus bases y a los seguidores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) a no olvidar los crímenes cometidos por "el tirano" en contra del pueblo y mantenerse unidos para lograr que sea castigado por la justicia.
"No podemos olvidarnos de nuestros compañeros caídos; tiene que haber castigo para el represor", afirmó el representante regional en Valles Centrales de la gremial, José Alfredo Martínez Jiménez, durante el acto político por el cuarto aniversario del asesinato de Emilio Alonso Fabián, efectuado a orilla de la carretera Ciudad Alemán-Puerto Ángel, en jurisdicción de este municipio.
"¡Emilio no murió, el gobierno lo mató!", "¡Ojo por ojo, diente por diente, gobierno asesino, la cuenta está pendiente!" y "¡Emilio vive, la lucha sigue!", corearon los asistentes.
El dirigente reconoció que la gremial y la APPO deben seguir luchando "y no descansar hasta el castigo del asesino de los 26 compañeros muertos en el 2006".
"No podemos olvidarnos de los caídos; esto no puede pasar en un glorioso movimiento con historia y con principios", remarcó.
Ante esto, subrayó que la dirección de la Sección 22 del SNTE, como columna vertebral de la APPO, ha asumido el compromiso con el pueblo y con la familia de los caídos de no cesar la lucha hasta "ver al tirano y a sus secuaces en la cárcel".
Resaltó que el movimiento magisterial y popular no arriará sus banderas "ni con la llegada del nuevo gobierno" porque "tiene conciencia de lucha y de clase".
Y destacó que los recientes asesinatos de los dirigentes sociales Catarino Torres Pereda y Heriberto Pazos Ortiz también fueron cometidos "por el asesino bien identificado por el pueblo".
Ante ello, convocó a todos los luchadores sociales estar pendientes porque "el tirano puede volver a asesinar antes de irse del gobierno estatal".
En la ceremonia, los concurrentes ofrecieron un minuto de aplauso a Alonso Fabián, docente de educación indígena de la región de la Costa.
Por la tarde, en el municipio conurbado de Santa Lucía del Camino, profesores de la Sección 22 del SNTE y seguidores de la APPO rindieron también un homenaje al camarógrafo estadunidense Brad Will, asesinado igualmente el 27 de octubre de 2006.
El representante regional en Valles Centrales, demandó el castigo "a los verdaderos asesinos" de Will, policías municipales y priístas de Santa Lucía del Camino, quienes aparecen disparando en fotografías y videos a la barricada de Calicanto.
Quien mató a Brad Will, "no fue la APPO, como intentaron hacer con el compañero Juan Manuel Martínez sino los policías municipales de Santa Lucía del Camino y los paramilitares y de eso existen muchas evidencias en videos y fotografías", remarcó.
En la esquina de avenida Ferrocarril y la calle Calicanto, los manifestantes elaboraron un tapete tradicional de la fiesta del "Día de Muertos" y presentaron un acto político cultural con un grupo de rock, una obra de teatro y otras expresiones.
El acto político cultural fue transmitido por Radio Guetza en el 104.5 de frecuencia modulada y en Internet.
Priístas y levantones
Ante la instalación de barricadas que hizo la APPO en carreteras, avenidas y calles de la ciudad y municipios conurbados, el 27 de octubre del 2006, policías estatales y municipales, así como pistoleros y priístas, atacaron a los participantes para "levantarlas".
En Santa Lucía del Camino fue muerto el camarógrafo estadunidense Brad Will durante la agresión con armas de fuego de Abel Santiago Zárate, regidor de Seguridad Pública de Santa Lucía del Camino; Fernando Espinoza Corona, director de la Policía Municipal de Santa Lucía del Camino, y Orlando Manuel Aguilar Coello, suboficial de esa corporación, además a los civiles Juan Carlos Martínez Sumano, Luis López Velasco y Pedro Carmona.
Mientras que en Santa María Coyotepec, policías estatales y priístas asesinaron al profesor Emilio Alonso Fabián.
Amenazan con quemar urbanos en Pinotepa
FÈLIX TOMÀS VELASCO/CORRESPONSAL
Después de que ayer miércoles, cientos de maestros y ciudadanos de las cinco agencias municipales en lucha desde hace 10 días, bloquearon las dos salidas de la carretera Costera de esta ciudad, tres tiendas mayoristas y el hotel "Pepes", propiedad del alcalde local José Isidro Toscano Vásquez, por primera vez, además de cinco sucursales bancarias y cuatro dependencias del gobierno estatal, los inconformes amenazaron con empezar a quemar los microbuses del servicio urbano, retenidos frente al palacio, también tomado por dichas agencias.
Así lo comentó el coordinador del sector 2 de la Costa de la Sección 22 del SNTE, Salvador Hernández Paz, quien precisó: "La gente está desesperada y casi ya no la podemos detener en su intención de quemar algunos microbuses retenidos en la plaza principal del Parque Central de esta ciudad, ya que el gobierno estatal no quiere intervenir directamente en la solución de las justas demandas de estas 5 comunidades", citó.
Por su parte, el vocero del bloque de agencias en "lucha", Jesús Saguilán Rodríguez, aseveró que "este movimiento está creciendo, pues a la agencia de El Ciruelo, se sumó ayer la agencia -más belicosa- de Collantes (ambas de la etnia afromestiza) y a las otras 4 agencias (Santa María Jicaltepec, Agua de la Caña, Hornos Grandes y La Noria), del grupo indígena mixteco, se le agrega la agencia indígena de El Carrizo, también con antecedentes de luchas anteriores, en esta municipalidad.
"Nos vamos fortaleciendo y el gobierno debe hacernos caso", advirtió.
Cumplen diez días de protesta
El representante de la Sección 22, Salvador Hernández Paz, amplió que "los maestros están dispuestos a seguir apoyando a estas humildes comunidades, que hasta la fecha, después de diez días de protesta, están siendo ignoradas por el alcalde José (Pepe) Toscano Vásquez y el gobierno de Ulises Ruiz".
Las tiendas que se bloquearon ayer son: Aurrerà, Elektra y Refaccionaria del Centro; el hotel "Pepe's"; además de las sucursales Banamex, Bancomer, Santander, Banorte y HSBC y las oficinas de la Delegación de Gobierno, Ministerio Público, Delegación de Tránsito y Recaudación de Rentas; trece locales en total, por el magisterio y el bloqueo carretero, por las agencias municipales; todos los cierres duraron ocho horas consecutivas.
Advirtieron que el movimiento está creciendo, pues se van sumando más agencias municipales y organizaciones.

Truenan empleados vs Abel Trejo González
Sayra Cruz
[03:19] Por un posible desvío de recursos en la compra de sus regalos de fin de año, trabajadores de Apoyo a la Educación de tres delegaciones de la Sección 22 del SNTE, realizaron ayer un paro de “brazos caídos” en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) para demandar que el obsequio se les entregue en efectivo.
Los más de 600 trabajadores determinaron cerrar su dependencia desde las 9:00 horas con el fin de presionar a su director, Abel Trejo González para que no haya desvíos de recursos.
La secretaria de Trabajo y Conflictos, representante de las tres delegaciones que estuvieron en protesta, Lorena Luz López González, dio a conocer que se pretende realizar un desfalco de 14 millones de pesos.
Explicó que todos los años se les entrega un regalo, pero en esta ocasión sería valuado por el costo de mil 400 pesos, sin embargo, al investigar, conocieron que el regalo costaría sólo 600 pesos, por lo que hay una diferencia de 14 millones de pesos en el gasto.

Ante esta demanda, realizaron un paro de “brazos caídos” y bloquearon las tres puertas de acceso al inmueble, con la amenaza de seguir en la manifestación el tiempo necesario hasta lograr la atención de sus jefes.
Para este jueves acordaron que realizarán una jornada de información a todos sus compañeros, ya que deben de reforzar la manifestación e impedir que existan irregularidades en la compra de los obsequios.
Los trabajadores advirtieron en que seguirán cerradas las oficinas del IEEPO, en tanto no tengan una solución a sus demandas porque como sindicalizados deben recibir el obsequio como todos los años, pero ahora, en otra modalidad.
“El MULT no quiere chivos expiatorios”
Sayra Cruz
[03:19] Con los rostros cansados, pero con exigencias de justicia por el asesinato de su líder Heriberto Pazos Ortiz, integrantes del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT) bloquearon ayer los accesos a Ciudad Judicial para pedir respuestas en torno a este crimen a la procuradora de Justicia del Estado, María de la Luz Candelaria Chiñas.
Hombres, mujeres y niños que están en vela desde la tarde del asesinato, junto con el diputado electo del Partido Unidad Popular, Sergio Hampshire Santibáñez, así como la hermana de Heriberto, Magdalena Pazos Ortiz, encararon a la titular del Ministerio Público, a quien exigieron que realice una verdadera investigación y no buscar “chivos expiatorios”.
¡Beto, aguanta, el pueblo se levanta!, y ¡Don Beto no murió, el gobierno lo mató!, los manifestantes se concentraron en la puerta 1 y 2 de Ciudad Judicial donde, en un primer momento, tuvieron un altercado con los trabajadores que intentaron salir al percatarse de la protesta.
Antes, sobre la carretera federal 175 se hicieron de palabras con habitantes de la colonia Vicente Guerrero que realizaban un bloqueo y no les querían dar paso.
Aún con el sol abrasador, los indígenas de diferentes comunidades exigieron respuestas a sus exigencias. Y advirtieron que continuarán las protestas de ser necesario porque el crimen no puede quedar en la impunidad.
En diversos puntos de la entidad, entre ellos Tuxtepec, la Cañada y la sierra Mazateca, se colocaron bloqueos durante cuatro horas, diariamente, como señal de protesta colectiva.
Estas actividades se realizarán hasta el novenario de Heriberto Pazos, quien perdió la vida el sábado a manos de dos sicarios quienes se dieron a la fuga tras el ataque.
El dirigente del Partido Unidad Popular (PUP), Uriel Díaz Caballero, dio a conocer que Pazos Ortiz siempre purgó por la paz en la zona triqui donde consideró que las organizaciones y el pueblo deben participar en la conciliación, exigió la liberación de los dos guardias de Pazos Ortiz y que las instancias detengan a los verdaderos autores materiales e intelectuales del asesinato.
“No pueden estar deteniendo a ‘chivos expiatorios’ deben de realizarse una investigación acorde con las exigencias; seria, porque así lo requiere el momento en el que vivimos”, externó.
Mencionó que el gobierno debe aclarar este hecho, pues quienes cometieron el asesinato son personas expertas contratadas por el mismo sistema. Después de varias horas, los manifestantes liberaron el acceso.