NO AL GORILISMO GOLPISTA

01/10/2010

Fracasa golpe en Ecuador .

Bajo presión nada, con diálogo todo: Correa
Policías sublevados agreden al presidente con disparos de gas lacrimógeno
Irrumpen unos 500 soldados en el hospital donde estuvo retenido cerca de 12 horas
El mandatario responsabiliza a Lucio Gutiérrez; vi a sus infiltrados, acusa
AFP, DPA, REUTERS, NOTIMEX Y PL
Periódico La Jornada
Quito, 30 de septiembre. Jamás cedimos, jamás aceptamos negociar nada, bajo presión nada, con el diálogo todo, afirmó esta noche el presidente ecuatoriano Rafael Correa al relatar ante miles de ciudadanos los momentos más críticos del secuestro al que fue sometido hoy por un grupo de oficiales que le exigió revocar la Ley Orgánica del Servicio Público, aprobada este miércoles por la Asamblea Nacional.
Minutos antes, cuando eran las nueve de la noche en Quito (igual horario que en la ciudad de México), varios comandos militares terrestres se abrieron paso al hospital de la policía nacional con disparos de fusiles para rescatar al mandatario y llevarlo en un automóvil rodeado de vehículos militares hasta la sede del Poder Ejecutivo, el Palacio de Carondelet, donde fue recibido entre vítores y cantos patrióticos por militantes de Alianza País, el partido que lo llevó al poder en 2006 y que respalda la revolución ciudadana.
Gran culpa de todo esto la tienen los conspiradores de siempre, los que no lograron ganar en las urnas, dijo Correa vestido con el mismo traje que vistió en la mañana cuando se presentó ante los policías del Regimiento Quito número 1 a tratar de convencerlos de que desistieran de su sublevación en rechazo a la nueva legislación, que forma parte de una serie de reformas legales en las que se ha sumergido Ecuador desde que en 2008 fue aprobada la nueva Constitución.
En respuesta, los policías agredieron al mandatario, lo insultaron y lanzaron gases lacrimógenos e intentaron quitarle la máscara antigas que llevaba y casi lo asfixian, por lo cual fue llevado al hospital contiguo.
Desde la sede presidencial, hacia la una de la tarde, un contingente se dirigió hacia el hospital encabezado por miembros del gabinete y otros funcionarios para demandar la liberación de Correa, pero después de una hora de marcha, los uniformados –muchos de ellos miembros de escuadrones de motociclistas– recibieron a la gente con gases lacrimógenos, piedras y golpes. Estos enfretamientos se repitieron a lo largo de la jornada.
A esa hora, los pronunciamientos políticos de legisladores y magistrados eran en favor de la defensa de las instituciones que Ecuador trata de reconstruir después de una década caracterizada por la inestabilidad y los cambios presidenciales. La oposición guardó silencio la mayor parte del día hasta que desde Brasilia, Gutiérrez habló a los medios para rechazar su involucramiento, al tiempo que sugirió la disolución del Congreso y la anticipación de comicios presidenciales.
El alzamiento de los uniformados se extendió en varias ciudades. Riobamba, Latacunga, Guaranda, Ambato, Cuenca, Loja, Santo Domingo, Ibarra, Machala y Manta.
Aunque se habló en general de que militares participaron en el intento de asonada, el único cuerpo claramente identificado fue el de la fuerza aérea, que ocupó el aeropuerto internacional de Quito para obligar a la cancelación de operaciones, las cuales fueron reabiertas al anochecer, según la autoridad local de aeronáutica civil.
El mando militar y policial manifestó su pleno respaldo al presidente Correa, pero el jefe del Comando Conjunto de las fuerzas armadas, general Ernesto González, declaró que no estamos condicionando, estamos solicitando que la mencionada ley (que elimina bonificaciones a los uniformados) sea revisada y si es el caso en las instancias correspondiente, sea derogada.
Correa responsabilizó esta noche directamente al coronel retirado del ejército, Lucio Gutiérrez, quien gobernó al país entre 2003 y 2005, año que en fue derrocado por un levantamiento popular. Vi a los infiltrados por Lucio, dijo el presidente al referirse al diálogo que sostuvo en las primeras horas del día, antes del amotinamiento de los policías en cuartel policial.
En el espectacular operativo de rescate, la irrupción de unos 500 soldados –según el recuento de la televisión pública ecuatoriana que transmitió en directo y en cadena nacional los hechos– desató un tiroteo en las inmediaciones del nosocomio, que se prolongó durante una hora y que junto con los otros acontecimientos del día arrojó un saldo de 74 heridos y dos muertos.
El rescate y traslado de Correa tardó alrededor de 30 minutos. En las imágenes televisivas se pudo ver que una persona en silla de ruedas era llevada de un lugar a otro, pero no quedó claro de quién se trataba hasta que lo confirmó el viceministro del Interior, Edwin Jarrín. Lo sacamos, lo sacamos, dijo a medios locales y extranjeros, mientras en la televisión se observaba aún la movilización militar en la zona del hospital, ubicado en el sur de Quito.
Tras celebrar que había logrado salir del hospital con vida, Correa confesó sobre su cautiverio: se me salieron las lágrimas, no de miedo, sino de tristeza, porque los hechos, explicó, sólo se deben al temor a la revolución ciudadana, es decir, el programa de gobierno basado en la recuperación de recursos naturales, austeridad administrativa y alianzas con países afines como Venezuela y Bolivia.
El retorno de Correa estuvo acompañado de una movilización de miles de personas que desde el mediodía –cuando se supo que el presidente estaba secuestrado– acudieron a Carondelet a defender la institucionalidad política.
No ha tocado una prueba durísima, resumió Correa por la noche, ante los ciudadanos. Un grupo de oficiales muy cortés se entrevistó conmigo en el hospital para exigir la revocación de la ley, lo que corresponde a la Asamblea. Les respondí que no haría eso, que salidría con dignidad de ahí o como cadáver.
Como en una función de opereta, los policías secuestraron a su comandante en jefe, dijo Correa en tono reflexivo. Hoy es un día triste. Fueron unos cuantos, pero no habrá perdón ni olvido. Además, la ley no será revocada, agregó. Unos minutos más tarde, terminó su discurso con una advertencia: Esta revolución ciudadana no la para nadie. ¡Hasta la victoria, siempre!
Se deslinda el ERPI del secuestro de Fernández de Cevallos
La redacción
MÉXICO, DF, 30 de septiembre (apro).- El Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) se deslindó del secuestro de Diego Fernández de Cevallos.
El grupo insurgente aclaró que aunque el político panista “es el fiel representante de la clase política corrompida que ha impuesto una política económica contraria al interés del país” no es su organización la que lo tiene.
En un comunicado, el ERPI sostuvo que “no tenemos ninguna responsabilidad en el caso Diego, ni asesoramos a otros proyectos revolucionarios, amén de que no tenemos actualmente relación con otras organizaciones político-militares mexicanas”.
Por el contrario, aclaró que al atribuírsele la responsabilidad de dicho secuestro, el Estado mexicano busca criminalizar la lucha revolucionaria para tener una justificación e iniciar una cacería de brujas contra luchadores sociales que han tomado el camino de la construcción del poder del pueblo.
Versiones periodísticas han especulado que el secuestro de Fernández de Cevallos, consumado el pasado 15 de mayo sin que hasta el momento haya sido liberado, fue perpetrado por una organización guerrillera, una de las cuales pudiera ser el ERPI, grupo armado que opera en la zona de La Montaña de Guerrero y Oaxaca.
En su texto, el ERPI se identifica con las luchas armadas de los insurgentes de 1810 y se dice reconocer la fuerza creadora revolucionaria del pueblo para encontrar, por la vía de las armas, una alternativa al sistema capitalista
Los deslaves de Oaxaca y Chiapas han sido provocados por la tala clandestina
FERNANDO CAMACHO SERVÍN
Periódico a Jornada
Viernes 1º de octubre de 2010, p. 41
Los recientes deslaves ocurridos en Oaxaca y Chiapas han sido provocados, entre otros factores, por el debilitamiento de laderas que ha causado la tala clandestina en los ecosistemas montañosos, afirmó el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quezada.
Durante un recorrido por la octava Expo Forestal México Siglo XXI, que se inauguró hoy y permanecerá hasta el 3 de octubre, el funcionario explicó que debido al aprovechamiento ilegal y no sustentable de la madera, se han producido gran cantidad de incendios y deslaves.
La cobertura del macizo forestal ha sido lo único que ha podido frenar la devastación de los huracanes, protegiendo centros de población como el valle de México. Por esa razón, necesitamos incrementar presupuestos en la conservación de bosques mediante esquemas intensivos de reforestación, subrayó.
Uno de los fines de la Semarnat es reconvertir terrenos agrícolas a uso forestal, para tener mayor captación de agua y fortalecer declives y laderas en donde se han generado varios de estos accidentes.
Por otra parte, Elvira informó que México ya cuenta con 6 mil millones de dólares de los 30 mil millones que países industrializados aceptaron donar a naciones subdesarrolladas para acelerar diversas acciones contra el calentamiento global.
Previamente, en la inauguración del encuentro, aseguró que este gobierno ha reducido la tasa de deforestación de los bosques y selvas en 35 por ciento, y que se han protegido y reforestado casi 2 millones de hectáreas en lo que va del sexenio.
Pese a la sobrexplotación de recursos naturales en la zona, el deslave de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca –a diferencia del de Chiapas— no se debió tanto a ese factor, sino a que las lluvias recientes aportaron una cantidad excesiva de agua que el suelo no pudo absorber, afirmó por su parte un especialista de la Semarnat.
Samuel García, subgerente de compensación ambiental del departamento de suelos de la dependencia, explicó que la gran mayoría de las tierras del eje neovolcánico pertenecen a la variante andosol, formada por minerales porosos de muy baja densidad, que absorben gran cantidad de agua. La saturación del suelo por lluvias excesivas, aunado a la topografía accidentada, hace que la tierra colapse, como ocurrió hace unos años en las comunidades de Angangueo, Michoacán, o en Teziutlán, Puebla.
Aunque a veces los deslaves no se pueden evitar, la cantidad de árboles que haya en el sitio es fundamental para hacerlos más infrecuentes, ya que la vegetación resta fuerza a la lluvia, propicia su absorción en los mantos freáticos y evita su escurrimiento. En una zona boscosa, dijo García, de cada 100 litros de lluvia escurren entre 40 y 60, mientras en un área urbana 98, lo que sobrecarga el suelo.
Lo ocurrido en la zona mixe, resumió, no se debió a una explotación forestal excesiva, ya que esta comunidad incluso ha vendido bonos de carbono por su buen manejo de bosques, sino más bien a que el agua era demasiada y no pudo ser filtrada en el terreno.
Chocan estudiantes de la Universidad Autónoma de Yucatán; hay dos lesionados
Rosa Santana
CAMPECHE, Cam., 30 de septiembre (apro).- El conflicto en la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) originado por la pretensión de las autoridades de imponer al hijo del diputado federal priista, Jorge Carlos Ramírez Marín, en la dirigencia de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), derivó hoy en un enfrentamiento entre bandos antagónicos, con un saldo de dos lesionados.
Encabezados por el líder saliente, Samuel Gómez Xecé, estudiantes inconformes con el proceso para renovar la directiva de la Sociedad de Alumnos, con las bocas cubiertas, bloquearon esta mañana los accesos a la Facultad de Derecho, ubicada en el fraccionamiento Del Parque, donde formaron una barrera humana para sabotear la elección que iniciaría a las 8:00 horas.
El conflicto se agravó cuando una turba de seguidores de Jorge Carlos Ramírez Granados, hijo del actual presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, encabezados por Felipe Romero Padilla, presidente de la (Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), rompió el bloqueo a golpes para iniciar el proceso.
En este grupo, se denunció, se mezclaron jóvenes que no pertenecen a la universidad.
El problema comenzó la semana pasada, cuando Gómez Xecé denunció que las autoridades universitarias, “de manera ilegal y arreglada”, emitieron, a través de la FEU una convocatoria “a modo” para imponer a Ramírez Granados como presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho.
Las protestas estudiantiles obligaron las autoridades universitarias a suspender dos días las actividades en el plantel para distender el ambiente; y revocaron la convocatoria para las elecciones.
El lunes y el martes la actual directiva de la Sociedad de Alumnos lanzó un plebiscito para que el alumnado decidiera entre la convocatoria lanzada por esa agrupación o la que emitió la FEU con el aval de la rectoría de la Uady.
Pese a que el 55% se pronunció por un proceso libre y abierto, las autoridades universitarias no validaron el resultado de la consulta.
En protesta, el grupo de estudiantes afines a Gómez Xecé bloqueó esta mañana las entradas al plantel para impedir los comicios, que, insistieron, están “amañados” para favorecer a Ramírez Granados.
En esta elección Ramírez Granados, disputa el cargo a Carlos David Beltrán y Alejandra Gijón.
En la trifulca, varios de los manifestantes cayeron al suelo. Entre ellos estaban las jóvenes Pamela Saldaña Chan y María Elena Magaña Uc, quienes resultaron con contusiones en el rostro, cuello y otras partes del cuerpo a causa de los pisotones que sufrieron. Fueron atendidas por socorristas de la Cruz Roja.
En ese clima de tensión inició la FEU el proceso electivo a las 11 de la mañana. Las votaciones se realizaron a puertas cerradas en un auditorio al que los alumnos fueron conducidos por grupos de seis.
No obstante, Gómez Xecé anunció que la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Derecho emitirá su propia convocatoria mañana viernes para un nuevo proceso “libre y abierto”, y responsabilizó al director de la Facultad de Derecho, José Luis Vargas Aguilar, de lo que pudiera pasarle a los inconformes.
Por su parte, Vargas Aguilar amenazó con sancionar a los manifestantes, pues, argumentó, “hay una legislación universitaria, pero también hay una legislación jurídica”.
Otra noche de copas
JUAN CARLOS G. PARTIDA, CORRESPONSAL, Y RAÚL TORRES/LA JORNADA JALISCO
Periódico La Jornada
Viernes 1º de octubre de 2010, p. 32
Guadalajara, Jal., 30 de septiembre. La noche del 23 de abril de 2008, tras recibir críticas por el donativo de 90 millones de pesos que hizo a la Iglesia católica para la construcción del Santuario de los Mártires Cristeros, y luego de beber varias copas, González Márquez encabezó un acto en el cual donó otros 15 millones de pesos del erario a la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA) y ahí le soltó a sus críticos: chinguen a su madre.
“Yo tengo poco de gobernador, pero a lo mejor ya se dieron cuenta que a mí, lo que algunos poquitos dicen, ¡me vale madre! ¡Así de fácil! (…) Éste es un cheque, no me importa, me cae; don Juan (Sandoval Íñiguez), absuélvame desde allá; además estamos haciendo un buen desmadre, don Juan. ¿Sí o no? ¡Digan lo que quieran –perdón, señor cardenal–: chinguen a su madre!”
Hasta aquel día se habían interpuesto ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos casi 5 mil quejas de ciudadanos inconformes con el compromiso de entregar dinero del erario para construir un santuario cristero en Tlaquepaque.
En esa ocasión, el político panista pidió a reporteros de televisión que le prestaran sus micrófonos, para entrevistar a los directivos de la AMBA.