CONTRA ALCALDE CORRUPTO

05/11/2010

Maestros radicalizarán protesta en Pinotepa
CORRESPONSAL
PINOTEPA NACIONAL, OAX.- Los más de 4 mil profesores del Sector II pertenecientes a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), amagan con volver a paralizar labores la próxima semana y realizar acciones de protesta más radicales en esta ciudad costeña, si las autoridades del Ayuntamiento local no atienden a los pobladores que exigen ejecución de obras públicas en sus comunidades.
El representante sectorial de los trabajadores de la educación en Pinotepa Nacional, Salvador Hernández Paz, dijo que el próximo lunes llevarán a cabo su asamblea sectorial-ampliada, con la participación de aproximadamente 400 maestros representantes de las 44 delegaciones sindicales del Sector II, para conocer el avance que tienen las demandas de las agencias municipales inconformes.
"Vamos a valorar las acciones de protesta más radicales, en caso de no haber respuestas satisfactorias en las demandas de los pueblos", soltó el líder magisterial, al precisar que aparte de cerrar oficinas de gobierno, sucursales bancarias y establecimientos comerciales (Aurrerá, Elektra y Hotel Pepe's), bloquearán de manera permanente día y noche la carretera federal número 200.
Y es que los habitantes de las agencias municipales de Santa María Jicaltepec, El Ciruelo y Hornos Grandes, suman ya 17 días de estar plantados en el palacio municipal y tener secuestrados 23 autobuses del servicio urbano, que a decir de los manifestantes son propiedad del alcalde José Isidro (Pepe) Toscano Vásquez y familiares, sin que se concreten acuerdos con respecto a sus demandas.

CONTEXTO
Más pueblos se suman a la lucha
MARCOS HERNANDEZ BAUTISTA
CORRESPONSAL
PINOTEPA NACIONAL, OAX.- En los últimos días, se han agregado a las acciones de protesta pobladores de las comunidades de Collantes, Agua de la Caña y la colonia Emiliano Zapata, quienes de igual forma demandan la liberación de recursos, para la realización de distintas obras de infraestructura social.
El secuestro de los autobuses urbanos originó que los propietarios de las unidades decidieran suspender el servicio del transporte público, lo que vino a afectar a las familias de bajos recursos, quienes al verse limitados en utilizar los taxis para trasladarse de un lugar a otro, se ven en la necesidad de caminar largos tramos.
"La próxima semana nos vamos a volver a movilizar, porque vamos a seguir apoyando a los pueblos inconformes hasta que sean escuchados", sentenció Salvador Hernández, al anunciar que accionarán con bloqueos en oficinas de gobierno, sucursales bancarias, palacio municipal, establecimientos comerciales, la carretera federal número 200 y la retención de las unidades del servicio urbano.

Oculta $62 millones secretario de cultura
REYNALDO BRACAMONTES
El secretario de cultura, Andrés Webster Henestrosa, miente en su balance de actividades de los últimos seis años, porque esconde información financiera, aseguró Gustavo Vásquez Lavariega, presidente de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados.
De acuerdo al presupuesto de egresos, en 2009 recibió 175 millones 314 mil 198 pesos, y no 113 millones de pesos como lo consigna en el documento que leyó ante el mandatario Ulises Ruiz y los representantes de los medios de comunicación estatal y nacional.
Además, del año 2005 al 2010, recibió un presupuesto global por 759 millones 18 mil 926 pesos, no auditado hasta el momento por la Auditoría Superior del Estado, instancia creada a modo por el gobierno estatal, para encubrir hechos de corrupción, sostuvo el legislador de Convergencia.
Ello, independientemente de los recursos que el funcionario recibe año con año de la federación, aclaró.
Velásquez Lavariega añadió que el Secretario de Cultura, Andrés Webster Henestrosa, dijo en su balance que mientras en el año 2004 se destinaban para el sector 34 millones de pesos, al cierre de 2009 se aplicaron 113 millones.
No entendemos porqué esconde información, cuando en ese periodo se le asignó a la Secretaría de Cultura 175 millones 314 mil 198 pesos.
Pero eso no es todo. El funcionario omitió información del presupuesto de este año que es de 165 millones 896 mil 787 pesos. La realidad es que existe opacidad en el manejo de los recursos. No explica con claridad en qué invierte cada peso.
Sobre este tema está obligada a dar una explicación Lizbeth Caña, titular de la Auditoría Superior del Estado, funcionaria que por cierto termina su gestión hasta el año 2016, con un trabajo hasta ahora muy gris, reforzó el legislador.

Alternancia deber ser un triunfo: politólogo
Iván Castellanos
[03:46] El director de la Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, Elio Villaseñor Gómez aseguró que los oaxaqueños tienen la oportunidad histórica de lograr la alternancia de gobierno de manera positiva y evitar su fracaso como ocurrió en el 2000 cuando en el país se dio un cambio de gobierno.
“Hay que buscar los mecanismos para que la política deje de estar secuestrada por una élite, porque los oaxaqueños están lastimados, heridos y desconfiados”, precisó en clara alusión a la revuela social ocurrida en el 2006.
Entrevistado previo a su conferencia denominada “Participación Ciudadana y Organismos Autónomos” promovido por el gobernador electo Gabino Cué, indicó que es necesario cambiar la manera de hacer la política, la cual está secuestrada por la élite; “se debe crear una política que sume los gobernantes y la sociedad, donde todos ganen y no unos cuantos vivan con privilegios”, sostuvo.
Destacó que el gran reto es hacer política en manos de los ciudadanos y gobernantes, pero construyendo proyectos comunes, con puentes de diálogo entre los gobernantes; “si no está la ciudadanía no hay cambio”, reiteró.
Los ciudadanos son los dueños, los gobernantes son los servidores; se debe cambiar esa visión: “Ahora los oaxaqueños dieron el mandato de cambiar la política y el rumbo de las políticas públicas, porque los oaxaqueños están lastimados, heridos y desconfiados; lo único que puede cambiar es que la política tenga un rostro humano y ético, y no que estar en manos de una mafia”.
No son los políticos los dueños; la política debe estar al servicio de los intereses del pueblo, que los ciudadanos actúen desde sus organizaciones. La gran fiesta de la alternancia debe ser la participación, “la política no es control, es compartir la toma de decisiones y responsabilidades, ese es el cambio”.
Aseguró que con la alternancia la ciudadanía oaxaqueña está viviendo una gran oportunidad para que se convierta en una alternativa de gobierno, y que pueda desatar un proyecto para los oaxaqueños.

Reiteró que la alternancia del 2000 en el plano federal fue un verdadero fracaso porque no se han visto logros que mejoren las condiciones de vida de la gente, para que los ciudadanos tengan una voz.
“La alternancia se ha convertido en un negocio de la partidocracia; a los ciudadanos nada más nos toman en cuenta el día de las elecciones. Y es la ciudadanía la que ha luchado y empujando el cambio; yo creo que Oaxaca puede ser la voz de la alternativa que transcienda al país, porque la alternancia en general ha sido un fracaso”, manifestó Villaseñor Gómez.
En este sentido, destacó que no se espera que esta entidad sea un laboratorio de otro fracaso, “sino que sea el laboratorio del cambio que queremos todos en el país”.
México y el desarrollo humano. Oaxaca y Chiapas los más pobres
La Jornada

Redacción. 05/11/10. En su perenne cuan fallido intento de esconder el polvo bajo la alfombra, algunas voces ligadas al oficialismo celebran que en el plano internacional México ocupa el escalón número 56 de 194 posibles. En lo que a índice de desarrollo humano 2010 se refiere, siempre de acuerdo con la medición de la Organización de Naciones Unidas. "Es bueno estar dentro del primer tercio de países con mejores expectativas de vida en el planeta", dicen jocosas, aunque nada convincentes.
México, pues, en el escalón 56 del desarrollo humano (versión ONU), lo que provoca mercadológica alegría en esas voces oficialistas, las cuales subrayan que un logro adicional es que el producto interno bruto por habitante se aproxima a 14 mil 200 dólares, con lo que supuestamente el más pobre de los pobres en el país tendría un ingreso idéntico al que percibe el más rico de los ricos (en una simple ecuación, el monto se obtiene de dividir el valor del PIB nacional entre el número de habitantes), es decir, un sobreviviente de Metlatónoc, Guerrero, se da lujos como los de Carlos Slim, de acuerdo con esta simple división que avala la ONU.
Como parte de "la buena noticia" que festejan los jilgueros de referencia, también destacan que el país ocupa la quinta posición latinoamericana en el índice de desarrollo humano, sólo por debajo de Chile, Argentina, Uruguay y Panamá.
Así de simple, la noticia parece buena, puede manejarse casi, casi, como un triunfo del modelo económico al que se aferra el grupo en el poder desde hace ya tres décadas al hilo.
Sin embargo, es necesario darle contexto a la noticia que "muestra el éxito mexicano" en materia de desarrollo humano: en 2010, México ocupa el escalón número 56, pero cuando llegó el panismo a la residencia oficial ocupaba el escalón número 55, es decir, que en la década blanquiazul en Los Pinos el desarrollo humano en el país lejos de mejorar ha empeorado; en la primera década del siglo nuevo, la distribución del ingreso y la riqueza se mantiene concentrada en unas cuantas manos, y los jodidos más jodidos están.
Cuando Vicente Fox se apersonó en Los Pinos y prometió el "cambio" muchos le creyeron; seis años después México pasó del escalón número 55 al número 53 en lo que a índice de desarrollo humano se refiere, es decir, un movimiento mínimo, prácticamente imperceptible y totalmente alejado del eufórico discurso foxista -falso, como las promesas de "cambio"- que presumía "logros" y "alcances históricos" en materia precisamente de desarrollo. A finales de 2006 a empujones llegó Felipe Calderón, con un discurso igual de fatuo que el de su antecesor.
Tomó la estafeta, supuestamente, y procedió a destrozar el país: uno de sus logros reales es que del escalón número 53 bajó a México a la posición 56, con todo y trucos de medición utilizados por la ONU.
El primero de diciembre de 2000, fecha del arribo de Fox a Los Pinos, México ocupaba la quinta posición latinoamericana en el citado indicador (el de desarrollo humano); lo superaban Argentina, Chile, Uruguay y Costa Rica. Diez años después, ya con Calderón en la residencia oficial, México se mantiene en el quinto escalón regional, por debajo de Chile, Argentina, Uruguay y Panamá. En 1990 México ocupaba la segunda posición en América Latina en el renglón que se menciona, seguido por Cuba, Argentina, Panamá, Uruguay, Costa Rica y Chile.
Ya con el debido contexto, todo indica que esas voces oficialistas de plano no saben de qué hablan o, tal vez, conocen a la perfección de qué se trata y por lo mismo intentan distorsionar los hechos y presentarlos como "buenas noticias".
Con 50 por ciento de la población en la pobreza y la miseria, con 75 por ciento de los empleados con un salario de hambre, con altas tasa de desempleo, con la permanente expulsión de mano de obra, con los indígenas en el olvido y el hambre, y con la espeluznante concentración de la riqueza y el ingreso que prevalece en el país, ¿realmente "es bueno estar dentro del primer tercio de países con mejores expectativas de vida en el planeta", como presumen los jilgueros? Qué cara dura.
Este año se cumplen 20 desde que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo elaboró su primer informe sobre desarrollo humano. En este contexto, para México las cosas no han cambiado; de hecho se deterioran permanentemente.
Por ejemplo, en su reporte correspondiente a 2004 este organismo de la ONU reportó que "la desigualdad de los niveles de desarrollo en México resulta palpable al considerar que el Distrito Federal registra niveles no muy distantes a los de algunos países europeos, mientras Oaxaca y Chiapas no superan el índice de los Territorios Ocupados de Palestina.
El índice de desarrollo humano (IDH) en Oaxaca es ligeramente menor al que reportan Cabo Verde y Guyana, y apenas superior a Guinea Ecuatorial, Uzbekistán, Namibia y/o Botswana".
En su informe 2010 advierte que "en las mediciones de pobreza multidimensional de México, en uso desde 2009, sobresale la pobreza entre los pueblos indígenas", es decir, para no ir muy lejos, Oaxaca y Chiapas, cuya realidad social y económica no se ha distanciado de los países africanos citados en el informe 2004.
Este último advertía que "en Oaxaca se observan los extremos de desarrollo más distantes en una entidad federativa mexicana.
Allí se encuentran algunos de los municipios de menor desarrollo humano, como Coicoyán de las Flores, con un IDH de 0.39. En un nivel similar están los municipios de San Simón Zahuatlán, Santa Lucía Miahuatlán, Santa María la Asunción, Santiago Ixtayutla, Huautepec y Santo Domingo Tepuxtepec.
Los 15 municipios con menor IDH, los más pobres entre los pobres, se encuentran en sólo cuatro estados de la República: cinco en Chiapas, siete en Oaxaca, dos en Veracruz y uno en Guerrero. Si los municipios fueran clasificados como países, resultaría que el índice de desarrollo humano de los citados sería similar al de Malawi".
En términos de educación, municipios como Metlatónoc, Guerrero; Tehuipango, Veracruz; San Martín Peras, San Simón Zahuatlán y Coicoyán de las Flores, en Oaxaca, quedarían entre los últimos lugares de la clasificación mundial, con índices comparables a los de Burkina Faso, Sierra Leona y Etiopía.
Por lo que toca al índice de salud, Metlatónoc, Guerrero, se clasificaría en el lugar 141, entre Eritrea y Congo; a su vez, Tehuipango, Veracruz, Batopilas, Chihuahua, y Santiago Amoltepec, Oaxaca, ocuparían el lugar 132 con niveles de salud semejantes a los de Sudán y Camboya.