DERROTAR A LA MAFIA POLITICA

10/11/2010

AMLO se presenta en la UAM Iztapalapa; "hay que derrotar a la oligarquía", dice
La redacción

MEXICO, D.F., 9 de noviembre (apro).- El excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador se pronunció hoy por cambiar el modelo económico del país para hacer frente a la violencia generada por el narcotráfico. Dijo que sólo así se podrá reactivar la economía y generar empleos.
Durante la presentación de su libro La mafia que se adueñó de México y el 2012', en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) campus Iztapalapa, López Obrador dijo que durante 27 años no ha habido crecimiento económico en México y, por tanto, generación de empleos.
Señaló que si hay salida para los problemas en el país, “pero se tiene que derrotar a la oligarquía, establecer un gobierno democrático y luchar para que haya un verdadero cambio”.
Por ello, dijo, “construimos el poder ciudadano para transformar el país. Yo no lucho por cargos; lucho por ideales y por principios”, añadió.
López Obrador dijo que el movimiento que encabeza está “construyendo el poder ciudadano y popular con el fin de participar en las elecciones presidenciales de 2012 e impulsar la transformación de México”.
Sostuvo que el movimiento ciudadano que promueve tiene que empujar los cambios que requiere el país, a fin de contrarrestar “el poder de la oligarquía nacional que se ha adueñado de las riquezas de la nación”.
Al referirse a la candidatura presidencial en 2012, López Obrador apuntó: “Vamos a estar unidos desde abajo. El candidato será el mejor posicionado mediante el método que se decida. No vamos a aferrarnos por la candidatura. No soy un ambicioso vulgar. No lucho por cargos; lucho por ideales y por principios”.
Afirmó: “Yo no le convengo a la mafia en el poder, pero ellos no van a decidir; lo va a decidir la gente”.
Explicó que en su programa de gobierno establecerá un “estado de bienestar para hacer realidad los derechos a la salud, a la alimentación, a la seguridad social y que la Constitución no sea letra muerta”.
Dijo que reducirá a la mitad los salarios de la alta burocracia y suprimirá el seguro médico privado del que gozan los funcionarios de los distintos niveles de gobierno, con lo que impulsará “una austeridad republicana”. Añadió: “Los ahorros generados se destinarán al rubro social”.
Además, López Obrador demandó mayores recursos para la educación, “con el fin de que todos los jóvenes puedan estudiar. La pretensión es alcanzar ciento por ciento de cobertura en educación superior y con ello ampliar facilidades para que los jóvenes se preparen en las universidades públicas”.
Por su parte, el doctor Enrique Dussel Ambrosini, investigador del Departamento de Filosofía de la UAM Iztapalapa, dijo que en América Latina vivimos una “primavera política”, con excepción de Colombia, Chile y México, pues en los otros países hay gobiernos surgidos de la izquierda.
Señaló que en Argentina y México “se privatizaron los recursos de la nación con el argumento de la mayor eficiencia de la iniciativa privada, pero aquí se concretó una elite de poder que ahora controla el destino del país”.
Al inicio del acto, el rector de la UAM Iztapalapa, Javier Velázquez Moctezuma, dio la bienvenida a López Obrador, a quien llamó “la figura más relevante sociopolítica de los últimos años en nuestro país. Su pensamiento, sus acciones, su convocatoria llenaron de esperanza al país y hoy siguen manteniendo esa llama de esperanza en el futuro”.
Por su parte, López Obrador agradeció la presencia de Velázquez Moctezuma, “pues no todos los rectores se atreven, pues ahí andan cuidándose y él nos recibió de manera generosa”.
Al igual que como llegó, López Obrador se fue entre gritos de apoyo de la comunidad de la UAM.
Sobre los migrantes alguien miente: la realidad o Calderón
IV Foro mundial sobre migración y desarrollo
Los casos de agresiones a indocumentados son cada vez más graves; creemos que alcanzan niveles de esclavitud: activistas
FABIOLA MARTÍNEZ
Enviada
Periódico La Jornada
Miércoles 10 de noviembre de 2010, p. 2
Puerto Vallarta, Jal., 9 de noviembre. ¿De qué país habló (Felipe) Calderón?, preguntó Edith Zavala, secretaria ejecutiva del Foro Nacional para las Migraciones en Honduras –una red de apoyo a ciudadanos de ese país que han sufrido vejaciones a su paso por México–, apenas había terminado el largo discurso del Presidente.
Calderón enumeró medidas de apoyo a los migrantes, las acciones para detener a los responsables de la matanza de 72 trabajadores de Centro y Sudamérica en Tamaulipas, y aseguró que su gobierno respeta los derechos humanos.
La joven hondureña mostró enseguida su asombro: “Los que conocemos la realidad cotidiana de los migrantes a su paso por México sabemos que las cosas no son como las menciona (Calderón) en un discurso que resulta incluso bonito, pero fuera de la realidad. ¡En nuestra organización atendemos a paisanos destazados por Los Zetas; seguimos recibiendo de vuelta a mujeres violadas a quienes, sin más, las autoridades migratorias las echan a un bus de vuelta apenas amanece!
Los ataques han pasado de la extorsión o golpizas a secuestros, asesinatos y violaciones tumultuarias. La pregunta es, ¿hasta dónde llegará el nivel de violencia y de impunidad?
Calderón habló de que toda política migratoria debe estar apegada a los derechos humanos, garantías que, dijo, están por encima de cualquier soberanía. Y, en el caso de los migrantes asesinados, aseveró que se ha actuado con firmeza y determinación. También aseguró que México tiene compromiso con la legalidad.
De ahí la sorpresa de Edith Zavala, procedente del país centroamericano que, de acuerdo con las estadísticas oficiales, tiene más ciudadanos deportados.
Enseguida el sacerdote Luis Ángel Nieto, quien desde hace 10 años atiende a migrantes, casi todos centroamericanos brutalmente agredidos, dijo respecto de las medidas gubernamentales que buscan contener las agresiones a indocumentados: Alguien miente aquí: o la realidad o el Presidente.
Apenas el primero de noviembre pasado, señaló en conferencia de prensa, en Oaxaca fueron secuestrados 20 centroamericanos y los casos son cada vez más graves (respecto de las formas de violencia). Creemos que (hay episodios que) alcanzan niveles de esclavitud y tráfico de órganos.
Además de los defensores de derechos humanos, especialistas e incluso representantes de organismos internacionales que participan en las Jornadas de la Sociedad Civil, del cuarto Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo, lamentaron que la respuesta del gobierno mexicano frente a casos graves como la masacre de los 72 latinoamericanos se quede sólo en una condena y no se precise qué harán para evitar que estos episodios se repitan.
Jorge Bustamante, relator de la Organización de las Naciones Unidas para la Migración, aseguró que es necesario pasar de las buenas intenciones, porque hasta ahora no sabemos qué hará el gobierno ante una cosa tan dramática que hará historia.
México, agregó, tiene qué hacer frente a su responsabilidad de Estado ante ése y otros hallazgos macabros. Por ello, comentó, este foro es un reclamo oficial al gobierno mexicano para que nos diga qué va a hacer.
Emilio Alvarez Icaza, presidente honorario de estas jornadas de la sociedad civil, advirtió que la masacre en mención debe ser un hasta aquí, respecto del nivel de impunidad y corrupción vinculados a los agravios en contra de migrantes.
En tanto, el sacerdote Luis Ángel Nieto, del albergue Nuestros Lazos de Sangre, y Heiman Vázquez, también ministro de culto, a cargo de Hogar Misericordia –ambos ubicados en Chiapas–, relataron que si bien en esa entidad ha disminuido el número de agravios (adjudicaron el avance al trabajo de la fiscalía estatal para atender delitos contra migrantes), es común que apenas pasando al área chiapaneca se recrudezcan los abusos contra los indocumentados. Por ejemplo, ocho de cada diez mujeres que reciben en sus albergues fueron abusadas sexualmente, mientras que otros son extorsionados por agentes migratorios o policías, sector al que adjudicaron la responsabilidad de 10 por ciento de los agravios.
Ambos se pronunciaron a favor de que la experiencia de la fiscalía chiapaneca se replique en todo el país, como alternativa para llevar a la cárcel a los agresores (aunque cabe señalar que en dos años de existencia la mayor parte de los detenidos por esta fiscalía están en proceso, es decir, son pocas las sentencias para estos delitos graves).
Mientras tanto, el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, confió en que pronto haya en México una ley de migración.
Exige ONU a Calderón una explicación por la masacre en Tamaulipas
La Redacción

MÉXICO, D.F., 9 de noviembre (apro).- El relator especial de las Naciones Unidas para las Migraciones, Jorge Bustamante, exigió hoy al gobierno de Felipe Calderón una explicación sobre la masacre de 72 migrantes centro y sudamericanos en San Fernando, Tamaulipas, ocurrida en agosto pasado.
En el IV Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo que se celebra en Puerto Vallarta, Jalisco, el funcionario de la ONU afirmó que lo menos que podría hacer Calderón es ofrecer disculpas a los familiares de las víctimas, “algo diferente a que solamente es el crimen organizado el culpable".
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, agregó, ha reportado que hay policías de los tres niveles de gobierno involucrados en el plagio de migrantes.
Entrevistado por la agencia Notimex en el marco de las Jornadas de la Sociedad Civil del IV Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo, Bustamante señaló que ya ha solicitado oficialmente una explicación sobre la masacre, pero "hasta ahora no sabemos qué acciones va a tomar el gobierno (ni) cuál es la política para evitar" que se repitan hechos de esta naturaleza.
Por el momento "no sabemos la postura” del gobierno calderonista “para prevenir una cosa tan dramática, que va a ser historia negativa en el futuro", expresó.
En ese sentido, agregó, es "un reclamo diplomático" para las autoridades mexicanas, que deben ofrecer una explicación más amplia de los hechos y reconocer deficiencias.
Y debido a que los policías son representantes de la autoridad, añadió, "el gobierno tiene que responder como un acto de gobierno, como lo que en Derecho Internacional se conoce como una responsabilidad de Estado".
En otro tema, el extitular del Colegio de la Frontera Norte anticipó que antes de mejorar, en los plazos corto y mediano la situación para los migrantes en el mundo “se va a poner peor”.
Explicó que hay “una especie de ola mundial antiinmigrante llena de xenofobia y prejuicios que se expresa no sólo en Estados Unidos, sino también en Europa” y otras regiones del mundo.
Por ello, dijo, el único camino para quienes luchan en favor de los migrantes es, precisamente, seguir luchando sin esperar que en el corto o el mediano plazos haya cambios positivos “a la vista de lo que está ocurriendo en Estados Unidos”, por ejemplo.
Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien envió un mensaje al Foro, consideró que las migraciones pueden diseminar la prosperidad en el mundo, pues en la pasada crisis económica mundial ellos amortiguaron el impacto en naciones desarrolladas con los 316 mil millones de dólares que enviaron de remesas, pese a que el año pasado cayeron 6%.
En el mensaje leído por Navanethem Pillay, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ban Ki-moon apuntó: "La migración seguramente beneficiará más a todos los actores cuando es segura, legal y se hace de forma ordenada", pero "aún así las oportunidades para la migración regulada se han reducido".
Los migrantes, destacó, “han probado ser un activo para los países de destino al contribuir no solamente con su dura actitud laboral, sino también con su espíritu empresarial".
Y concluyó: "La migración internacional puede diseminar la prosperidad si esto se nutre con las políticas adecuadas".

Responde Calderón
El presidente Felipe Calderón respondió casi inmediatamente al comentar que apena a México la matanza de migrantes en Tamaulipas, y advirtió que su gobierno irá hasta sus últimas consencuencias en el esclarecimiento de los hechos.
"Desgraciadamente ahora es el crimen organizado el peor enemigo de la migración en nuestro país. Los hechos ocurridos en Tamaulipas, nos apenan profundamente a los mexicanos y ante el mundo. Deploramos los hechos y desde que tuvimos conocimiento de los mismos actuamos con firmeza y determinación (...) puedo asegurar al mundo que estamos llevando y seguiremos adelante hasta las últimas consecuencias", dijo.
Ante Navanethem Pillay, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el Foro Mundial Sobre Migración y Desarrollo, el Ejecutivo informó que hay ocho detenidos, seis más fallecieron por enfrentamientos entre criminales o con autoridades, además de dos cercanos a los hechos de 14 y 17 años de edad que reciben protección en su calidad de menores de edad por parte de las autoridades.
Luego de reconocer que aún hay abusos en México, demandó que las naciones lleguen a acuerdos para una migración ordenada y legal y hasta le recordó a Estados Unidos sea una potencia económica mundial gracias a la mano de obra de los latinoamericanos.
Galopante xenofobia
FABIOLA MARTÍNEZ

Periódico La Jornada
Miércoles 10 de noviembre de 2010, p. 3
Puerto Vallarta, Jal., 9 de noviembre. Con una condena a la galopante xenofobia que culpa a los migrantes por los problemas económicos y sociales, los más de 400 delegados de 80 países, participantes en las Jornadas de la Sociedad Civil, pidieron a los gobiernos un cambio radical en su percepción del fenómeno migratorio.
Los integrantes de la llamada sociedad civil, así como organizaciones internacionales, se reunieron en el contexto del cuarto Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo, que este año inauguró trabajos conjuntos con los gobiernos, los cuales se desarrollarán plenamente desde la mañana de este miércoles.
Los delegados de la sociedad civil entregarán sus propuestas a los representantes gubernamentales, entre los que destacan 10 ministros y 28 viceministros de países de origen, tránsito y destino de migrantes. Otro tema central que forma parte de las conclusiones de este encuentro se refiere al rechazo a la criminalización de los migrantes, la militarización de las fronteras y los ataques contra las personas en tránsito, tendencia ante la que pidieron mecanismos urgentes de protección de los derechos de este sector de la población en todo el mundo, que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, son 214 millones.
En el pronunciamiento se agradece la presencia del presidente Felipe Calderón, que el gobierno mexicano sea anfitrión, y el auspicio de Fundación Bancomer.
También se puntualizó un decálogo de demandas que hablan sobre la responsabilidad compartida, el derecho a la movilidad, el impulso del trabajo decente, así como la democratización de este foro, es decir, que el futuro de estos encuentros no quede a merced de la voluntad de los gobiernos.