LA AUTOCENSURA

09/11/2010

Una sociedad donde crece la autocensura no tiene libertad de prensa, dice el director de la sociedad
Informar sin hacer apología del crimen, pide Calderón ante la SIP
ALONSO URRUTIA
Enviado
Periódico La Jornada
Martes 9 de noviembre de 2010, p. 5
Mérida, Yuc., 8 de noviembre. El crimen organizado se ha convertido ya en la principal amenaza a la libertad de expresión, el mayor riesgo al ejercicio del periodismo, y se levanta como la principal fuente de restricción, intimidación y represión a la labor informativa, aseguró el presidente Felipe Calderón en la apertura de la 66 asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Insistió en que los medios de comunicación, desde su ámbito de responsabilidad, exploren las tareas que les corresponden para contribuir a la solución de la violencia generada.
Es necesario informar sin hacer apología del crimen, evitar hacer el juego a la agenda mediática de las organizaciones criminales; no se trata de ninguna manera de ocultar los problemas, sino reflejar la realidad y poner en perspectiva los grandes esfuerzos que hacemos para solucionar nuestros problemas; balancear la información, tomar en cuenta, sí, si es indispensable por el hecho mismo, noticioso, la voz intimidatoria de los criminales.
Alejandro Aguirre, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, subrayó la problemática de alto riesgo que el crimen organizado ha generado para los periodistas: Nuestras estadísticas dan escalofríos, pues desde 1987 han sido asesinados 106 periodistas mexicanos, y sólo en este año suman 11. Destacó que pese a que México es uno de los países que mayor contribución han hecho a fortalecer la libertad de expresión, también lo oscurece su clima de violencia.
Señaló que una sociedad donde la autocensura crece motivada por la intimidación no tiene libertad de prensa. No se puede trabajar con una autocensura del miedo y no publicar para sobrevivir. No se puede permitir que las organizaciones criminales controlen la información y definan qué es noticia y qué no.
Calderón también se refirió a la libertad de prensa y dijo que en su gobierno no se persigue a nadie por lo que piense, opine o escriba. No se acosa a nadie por razones ideológicas ni políticas y se puede criticar abiertamente al Presidente o al gobierno, incluso en el exceso del escarnio o la burla, y se respeta la libertad de expresión, no como concesión del gobierno, sino como derecho de la sociedad.
Sobre la amenaza a la libertad de expresión del crimen organizado, el titular del Ejecutivo dijo que cada periodista que cae, cada nota que se oculta por miedo, cada palabra que se silencia, es una razón más para combatir a los criminales, es una poderosa razón para no ceder en su pretensión de dominar a la sociedad, de controlarla y de utilizarla para sus aviesos propósitos; es una razón para cumplir.
Durante la sesión de preguntas, Gerardo Rodríguez, del Diario de Juárez, dijo que en México no se ha resuelto un solo caso de periodistas asesinados y aludió a la problemática de Ciudad Juárez, al mencionar que se requiere que se haga más trabajo para enfrentar esta situación.
En respuesta, el presidente Calderón dijo que se trabaja para “el esclarecimiento de los homicidios de periodistas de El Diario de Juárez. El Choco, le apodaban; en el caso de El Choco ya hay detenidos por autoridades federales, por cierto, por lo menos uno de los autores materiales. Otro, sabemos que ha fallecido, según el dicho del detenido, y otro más que estamos en su búsqueda”.

Revés judicial para el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda
El fallo obliga a la PGJDF a reabrir la indagatoria, dice abogado
ALFREDO MÉNDEZ
Periódic La Jornada
Martes 9 de noviembre de 2010, p. 22
Para Jacinto Figueroa Salmorán, juez federal en materia de amparo, existen elementos de prueba suficientes que acreditan los elementos materiales del delito de fraude procesal por 130 millones de dólares, en la hipótesis que se atribuye responsabilidad a Onésimo Cepeda Silva (obispo de Ecatepec) y al empresario Jaime Matute Labrador.
El argumento consta en la resolución de amparo que ese juzgador concedió el pasado jueves a la sociedad anónima Arthinia Internacional, propietaria de una veintena de pinturas de arte en disputa.
La sentencia de amparo ordena a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) reabrir una indagatoria contra Cepeda y Matute, aunque se trata de una resolución de primera instancia que puede ser revisada por un tribunal colegiado.
Influencias eclesiásticas
El contenido del fallo judicial fue difundido este lunes en una conferencia de prensa encabezada por el penalista Xavier Olea Peláez, abogado de Arthinia, quien acusó al obispo de Ecatepec de utilizar sus influencias eclesiásticas para evitar la cárcel.
Desde el principio de este litigio, el señor obispo nos ha mandado decir que se la persignamos, que nunca lograremos hacerle nada; nos ha mandado decir que los de sotana en México no van a la cárcel, destacó Olea Peláez.
Pinturas en disputa
Añadió que con esta resolución del juez Figueroa Salmorán, no le queda más opción a la PGJDF que ejercitar la acción penal contra el prelado y Matute.
Está en disputa una colección de arte integrada por cuadros de José Clemente Orozco, Rufino Tamayo, Diego Rivera, Frida Kahlo, Joaquín Sorolla, Marc Chagall, entre otros afamados pintores.
El pleito legal se originó luego de que en el año 2003 Cepeda Silva presuntamente firmó un documento para simular un préstamo de 130 millones de dólares en efectivo a la señora Olga Azcárraga, fundadora de la empresa Arthinia. El supuesto préstamo se hizo siete meses antes de la muerte de la mujer.
Como prueba toral en contra de Onésimo Cepeda destaca un pagaré que Olga Azcárraga supuestamente firmó al obispo de Ecatepec, y que éste endosó en propiedad a Jaime Matute, quien fue administrador de la dueña de Arthinia. Esta empresa es la propietaria de la colección de arte mencionada.
Durante la conferencia de prensa, Xavier Olea refirió que el empresario Rogerio Azcárraga Madero declaró ante la PGJDF que su hermana Olga, dueña de Arthinia, nunca pidió un préstamo a Onésimo Cepeda.
Secuestran y asesinan a alcalde electo de Veracruz y a su suplente
Regina Martínez
JALAPA, Ver., 8 de noviembre (apro).- El alcalde electo del municipio Juan Rodríguez Clara, el panista Gregorio Barradas Miravete, fue secuestrado junto con su suplente Omar Manzur Assad y su secretario particular Angel Landa Cárdenas y horas después los cuerpos de los tres aparecieron tirados y sin vida en las cercanías de Tuxtepec, Oaxaca.
El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Salvador Mikel Rivera, confirmó los hechos. Explicó que el alcalde electo y sus acompañantes fueron levantados alrededor de las 17 horas cuando transitaban por calles de ese municipio ubicado al sur de la entidad.
Barradas Miravete asumiría el cargo en enero. Antes fue diputado federal y secretario de difusión y propaganda del PAN veracruzano y en diversas ocasiones denunció la presencia de bandas criminales en la entidad.
"Desgraciadamente tuvimos este hecho, se reportó que a las 16:30 horas fueron privadas de su libertad tres personas, identificadas como Gregorio Barradas Miravete, alcalde electo de Rodríguez Clara; el doctor Omar Manzur y un señor de nombre Ángel Landa Cárdenas", indicó el funcionario.

Las tres víctimas fueron obligadas a abordar una camioneta Hummer de color azul y de ahí se trasladaron a Oaxaca, donde aparecieron los cuerpos ya sin vida.

"Al tener conocimiento de estos hechos, se pidió el apoyo de la Procuraduría del Estado de Oaxaca y se inició un operativo, finalmente se encontró la camioneta con los tres cuerpos en el interior", detalló Mikel.

El PAN de Veracruz reprobó el secuestro y asesinato de sus tres militantes y exigió esclarecer los hechos y detener a los responsables.

"Exigimos al Gobierno del Estado que esclarezcan quién o quiénes terminaron con la vida de tres ciudadanos que han vivido de manera honesta dentro y fuera de Acción Nacional", manifestó el partido en un comunicado.