LA DEBACLE

31/12/2010

El cable
LUIS JAVIER GARRIDO

Las recientes filtraciones de Wikileaks sobre México contenidas en un cable diplomático que da cuenta del desastre al que ha llevado al país la supuesta “guerra contra el narco” del panista Felipe Calderón no han sido aquilatadas en toda su gravedad.
1. Los recientes documentos diplomáticos sobre México filtrados por Wikileaks dan cuenta de algo muy serio que el gobierno de facto calderonista ha tratado en vano de soslayar, y es la actitud de las fuerzas armadas ante las tareas inconstitucionales que se les está obligando a desempeñar en la supuesta “guerra contra el narco”.
2. El general Guillermo Galván García (titular de la Sedena), conforme a cables diplomáticos de la embajada estadunidense de fecha 26 de octubre de 2009 (La Jornada, 27 de diciembre), en una reunión con Dennis Blair, director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, le pidió aumentar la cooperación de la inteligencia estadunidense en la guerra, demandándole a la DEA estrechar su trabajo con ellos ante la desconfianza que tienen tanto de las autoridades mexicanas como de los cuerpos policiales federales, locales y municipales, por lo que le comentó avalaba el despliegue permanente que se hizo entonces de dos oficiales del Centro de Inteligencia de El Paso que ayudarían a difundir rápida información a la comandancia militar en Ciudad Juárez. Galván, ya sin ningún reparo, le comunicó además al funcionario estadunidense que el Ejército estaría dispuesto a aceptar cualquier adiestramiento de Washington pues, según le aseveró, sus tareas proseguirían por 10 años más, por lo que están exigiendo del Congreso se modifique el marco constitucional para hacer legal su función policiaca, ya que se sienten incómodos con la situación actual.
3. La primera cuestión que se plantea es la de ¿quién está gobernando a México?
4. La gravedad de esta actitud de subordinación de la cúpula castrense del país hacia autoridades extranjeras es mucho más grave si se le observa en el contexto internacional. El cable de Wikileaks se publica el 26 de diciembre, mismo día en el que The New York Times, con base en los cables difundidos por el mismo portal, publica un análisis en el que sostiene que la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) se ha transformado en una organización de inteligencia global que va mucho más allá de la simple lucha contra las drogas, como lo evidencian entre otros el caso de México, y está actuando en tanto que una entidad política con funciones primordiales de espionaje, con lo que duplicaría las funciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), sin dejar de lado lo que en dicho análisis se sugiere: la penetración de los cárteles en la citada agencia.
5. El acuerdo de Felipe Calderón para subordinar los operativos de la Marina y el Ejército a las decisiones de la DEA compromete por lo mismo seriamente la seguridad nacional. La DEA ha sido señalada desde hace décadas por las múltiples funciones que ha asumido, pero también por la penetración que se ha producido entre sus agentes por los cárteles de ambos lados de la frontera (porque de los cárteles estadunidenses muy poco se habla), de tal manera que esta subordinación es un contrasentido. Desde el célebre caso del agente estadunidense Enrique Kiki Camarena en 1986 hasta la fecha, la agencia ha sido señalada por su doble actitud, y lo que ahora se devela no hace sino más evidente lo que acontece.
6. Diversas acciones de las fuerzas militares mexicanas en los últimos días, al margen de la legalidad constitucional del país, evidencian en el gobierno una pérdida absoluta de rumbo tanto de militares como de civiles y una carencia de patriotismo, al igual que la crisis del sistema de poder. Las acciones de las fuerzas armadas en días pasados son evidencia de la urgencia de atender esta situación crítica, de la que dan cuenta lo mismo el enfrentamiento del Ejército con policías federales en Durango que la decisión castrense de asumir que tiene facultades para decretar la suspensión de las garantías individuales en Morelos.
7. La política del gobierno de facto de militarizar al país ha sido, desde todos los ángulos, un crimen contra México, en particular si se le ve desde una perspectiva política, pues se está comprometiendo el futuro del país para satisfacer intereses de grupo, con un afán patrimonialista. La insistencia del gobierno calderonista de que esta política, que tienen entre otros objetivos el de amedrentar al pueblo, se extenderá por lo menos hasta 2012, con evidentes móviles electoreros, plantea todos los días la urgencia de ponerles un alto.
8. La connivencia de la cúpula del PRI con estas políticas del panismo, en un evidente afán por no enemistarse con los sectores más duros de Washington, no ha hecho más que agravar la situación y evidenciar las contradicciones al interior del otrora Institucional. El mismo día en que el senador Manlio Fabio Beltrones urgía en su blog por enésima ocasión a Calderón a cambiar su estrategia anticrimen, pues “la violencia –le dijo– sólo genera más violencia”, Carlos Salinas de Gortari, en su nuevo papel de jefe máximo del priísmo, durante un viaje a Mérida, donde fue a visitar a la gobernadora Ivonne Ortega para persuadirla, se dice, a integrarse al CEN del PRI, enfático avaló la militarización calderonista, como lo reportó Milenio Diario el miércoles 29.
9. La situación que enfrenta el país en el futuro inmediato es muy compleja y delicada, por la irresponsabilidad y estupidez del gobierno actual. Una decisión política errónea es muy fácil de cometer, pero es muy difícil echarla atrás.
10. El año de 2011 va a ser de graves definiciones que entrañan el futuro de México en las décadas por venir, y éstas no pueden venir a espaldas y en contra de los mexicanos.
Los “aviadores” de Elba Esther en Hidalgo
Rosalía Vergara

Roto el pacto entre el PRI y el SNTE en Hidalgo a causa de los“maestros aviadores”, el panorama se le complica a Francisco Olvera Ruiz, quien deberá asumir como gobernador el próximo 1 de abril. Los priistas estatales le reprochan al sindicato que no haya movilizado a sus huestes para apoyar a Olvera, quien ganó la elección por sólo cuatro puntos de diferencia ante Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición Hidalgo Nos Une, conformada por PAN, PRD y Convergencia. La manera de cobrarle la factura a los maestros fue negarles el pago de los 30 días de aguinaldo que les entrega la SEP…

MÉXICO, D.F., 28 de diciembre (Proceso).- Mientras el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) delibera sobre las elecciones para gobernador en Hidalgo, realizadas el 4 de julio último, luego de que Xóchitl Gálvez interpuso un recurso de inconformidad por “competencia inequitativa”, afloraron las rencillas entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) estatal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
El asunto le estalló al “equipo de transición” a causa de los maestros “aviadores” de la sección 15 del SNTE, gremio que se coaligó al PRI para apoyar a Francisco Olvera Ruiz a través del Partido Nueva Alianza (Panal).
A menos de cuatro meses del cambio de gobierno en Hidalgo, programado para el 1 de abril de 2011, los priistas estatales reprochan al SNTE que no haya movilizado a sus huestes para apoyar a Olvera, quien ganó la elección por sólo cuatro puntos de diferencia ante Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición Hidalgo Nos Une, conformada por PAN, PRD y Convergencia.
La manera de cobrarle la factura a los maestros fue negarles el pago de los 30 días de aguinaldo que les entrega la SEP y que se suma a los 60 días que les abona la Federación Democrática de Servidores Públicos (Fedesp).
Desde el 17 de noviembre los mentores realizaron una marcha para exigir esta prestación de 90 días. En respuesta, los priistas comenzaron a difundir en los medios de comunicación locales que los maestros de la sección 15 eran “aviadores” de la SEP; que aun cuando estaban en la nómina y cobraban su sueldo de manera regular, en realidad no trabajaban.
Xóchitl Gálvez dice a Proceso que el pleito PRI-SNTE es interno; incluso comenta que Olvera no quiere cumplir con su parte y entregar al gremio de la maestra Elba Esther Gordillo las cuotas pactadas en el gobierno estatal.
“Los del SNTE dicen que el gobierno los culpa… Ya ves que está la denuncia electoral en la Fepade (Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales) y no se ha resuelto. Hay voces que quieren anular la elección de Hidalgo. Eso tiene muy enojado al PRI porque, dicen sus dirigentes, la traición del SNTE fue que nunca jugaron a su favor”.
Gálvez insiste en que los maestros no apoyaron con pasión al priista Olvera. “Lo que en realidad querían era incidir en su propuesta de gobierno. “Esa es la impresión que tengo”, comenta la excandidata.
E insiste: “Antes de mí, el gobierno del estado publicó lo de los aviadores, pero sólo los del SNTE, para golpear, porque traen un pleito con ellos. Pero los aviadores no sólo están en la SEP; hay muchos funcionarios en la propia SEP que tienen sueldo federal y realizan funciones estatales. Eso es ilegal porque están usando fondos de la educación para burocracia local”.
Después de las primeras publicaciones en la prensa sobre los “aviadores”, Gálvez difundió que los priistas en el gobierno también estaban cobrando en la nómina de la SEP. Ella publicó su propia lista. En respuesta, el viernes 10 Omar Fayad, dirigente del PRI estatal, divulgó que la hermana de la excandidata, Catalina Eréndira Gálvez Ruiz, había pedido licencia como maestra para hacer campaña a favor de Xóchitl.
La exfuncionaria foxista considera que fue una estrategia del priismo, pues su hermana pidió licencia debido a que sufría depresión, pues fue acosada por el gobierno de Osorio Chong cuando supo que Xóchitl era candidata al gobierno de la entidad; incluso Fayad exhibió el oficio DGAyDP/SRH/4053/10 en el que señala la prórroga a la licencia que pidió Catalina Eréndira del 8 de octubre al 7 de marzo de 2011.
“Y está todo lo que da el pleito”, afirma Xóchitl. Dice que su hermana denunció a Fayad porque hizo público su expediente clínico. “La verdad es que mi hermana (Catalina) entró en una depresión por todas las groserías que le hicieron cuando fui candidata; le hicieron el cerco en el gobierno, la acosaron en muchos sentidos. Le recortaron presupuesto, la empezaron a acosar por el simple hecho de ser mi hermana”, sostiene.

Año de Hidalgo

En Hidalgo, además de los maestros, funcionarios estatales, legisladores, dirigentes políticos y sus familiares cobran en la SEP sin presentarse a laborar.
De un universo de 46 mil plazas docentes y 8 mil administrativas en Educación Básica, alrededor de 3 mil personas están “comisionadas” en las oficinas de Hidalgo. De ellos, otro tanto cobran sin trabajar dentro de la propia Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), de acuerdo con un documento del SNTE que contiene nombres y claves de la nómina de la dependencia estatal.
La cereza del pastel: el coordinador del equipo de transición del gobernador electo Francisco Olvera, Miguel Ángel Cuatepotzo Costeira, están en la nómina, con un sueldo de 26 mil pesos cada mes, y Érica Cervantes Albarrán, quien labora en la Secretaría de Gobierno del estado, según un listado cuya copia tiene Proceso.
Además, se menciona al secretario de Organización del PRI, Alejandro Quintana Lazcano, quien fue secretario particular de José Luis Lima Morales, auditor superior del Congreso del estado, y al delegado del PRI, José Francisco Morales Hernández, quien cobra 23 mil pesos al mes.
En el listado se aclara que Lima Morales “apenas tiene un año con licencia. De 2003 a 2009 cobró sus plazas sin trabajar amparado por la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo”.
El 12 de noviembre pasado, el periódico local Criterio publicó que secretarios particulares, familiares, expolíticos, exdirigentes de la sección 15 del SNTE y sus familiares eran “aviadores”. La propia SEP difundió una lista con la nómina de honorarios y de comisionados en su página electrónica.
Xóchitl Gálvez tomó el escándalo como estandarte y mencionó a algunos perredistas como supuestos “aviadores”. Mencionó al excandidato a la gubernatura de Guanajuato Alonso Raya, quien estudió en Pachuca y tenía una plaza que dio de baja hace como seis años, según las autoridades del SNTE.
La excandidata señaló a varios perredistas, como el dirigente de la UFIC (Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina), Celestino Ábrego Escalante, docente de profesión y fundador de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el estado, con un sueldo de hasta 25 mil pesos mensuales.
También se refirió a Héctor Pedraza Martínez, hermano del actual coordinador del Congreso local, el priista Roberto Pedraza, así como el director de administración escolar de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Julio César Leines Medécigo.
No obstante, en el documento que tiene Proceso se menciona a Ricardo Ortega Ortega, excoordinador de campaña del exdiputado Jorge Rojo García de Alba por el distrito de Actopan y actual director del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de la entidad. Su sueldo: 20 mil 400 pesos mensuales.
Dos “aviadores” más son Martiniano Vega Orozco, secretario particular del presidente estatal del PRI, Omar Fayad Meneses, quien cobra alrededor de 15 mil pesos mensuales por dos claves como maestro, e Ignacio Benítez Valdez, un alto funcionario de la Secretaría de Planeación del gobierno de Hidalgo; cobra 26 mil pesos mensuales.
La lista de priistas continúa: Juan Carlos López Flores, chofer de Jaime Costeira, exsecretario de la Contraloría de la entidad y exdelegado estatal del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), quien gana 14 mil pesos al mes; Martín Quezada Salvador, y José Francisco Morelos Fernández, delegado del PRI estatal, con sueldo de 23 mil 858 pesos.
Del PAN figura Blanca María Juárez González, exregidora en el ayuntamiento de Pachuca; Verónica Veloz Vázquez, cuñada de la diputada local María Dolores Monroy, exsecretaria de Asuntos Jurídicos del SNTE. También figura el coordinador de gobernación del municipio de Ixmiquilpan, Jorge Aldana Camargo, quien cobra un sueldo mensual de 35 mil pesos como “inspector de telesecundaria”.
Se señala también al exdiputado local priista y exdirector de Programas Estratégicos de la SEP, Valentín Zapata Pérez, así como a María del Pilar Romero Romero, hermana del diputado federal y exsecretario de Educación Pública hidalguense, Jorge Romero, quien gana 25 mil pesos al mes.
Destacan también Manuel Zamora Hernández, quien desde hace 20 años ingresó a la SEP y nunca ha dado clases como maestro. Él fue secretario de Organización del PRI e interino del partido cuando Rojo del Alba renunció a la presidencia estatal para buscar una curul en el Congreso de la Unión: Jorge Lima Morales, director general de Servicios Periciales del estado, y el exsecretario de Desarrollo Urbano, Ecología y Obras Públicas, Federico Bautista Vite, quien trabaja en el gobierno del estado y cobra con dos claves de docente casi 25 mil pesos.
Asimismo figuran los exediles de Tianguistengo, Lucio Pando Escudero, desaforado por presunto peculado y encarcelado en 2006, gana casi 25 mil pesos al mes; Moisés Serrano Pérez, de El Arenal, con sueldo de 17 mil 886 pesos, y Cristino Uribe Cano, de Chilcuauhtla, quien gana 11 mil 846 pesos.
Horacio Trejo Badillo es diputado local por el distrito de Meztitlán y cobra con tres claves como docente y directivo alrededor de 30 mil 769 pesos mensuales.
Jairo Otzaere Angulo Vargas, coordinador de giras y audiencias del gobierno del estado, también cobra alrededor de 12 mil pesos mensuales por esta plaza; Pablo Moreno Calva, exdirector de Educación Básica, quien percibe 26 mil pesos al mes.
También el exdirector de Obras Públicas de Tulancingo, Jesús Márquez Sánchez; el exdirector general de promoción turística, Salvador Navarrete Zorrilla; el secretario municipal de Tepetitlán, Ángel Olvera Jiménez; el líder campesino priista Juventino Cortés Xexni, y el expresidente municipal de San Agustín Mezquititlán, entre otros colaboradores de los diputados Jorge Romero, Jorge Rojo García de Alba y Héctor Pedraza.
Entre los exlegisladores locales que cobran sin trabajar se incluye a Delfino Quintero Rosas; Thelma Pichardo Pérez, protegida del exdiputado Joel Guerrero, y Jaciel Neri Rosas, excandidato priista a la presidencia municipal de San Bartolo.
Más casos: Manuel Díaz Gutiérrez, quien desde hace seis años cobra en la SEP y en la actualidad es representante del área educativa de la presidencia municipal de Pachuca. Él cobra con dos claves directivas alrededor de 30 mil pesos al mes; Alicia Idalid de la Rosa Zarco, a quien menciona como “colaboradora del gobierno”.Su sueldo: 22 mil 656 pesos, y Pablo Moreno Calva, exfuncionario de Educación Básica.
De parte del SNTE, se hizo público que Cosme Hernández Ortega y Moisés Jiménez Sánchez, exsecretarios de la Sección 15, perciben 50 mil 129 y 46 mil 545 pesos por una plaza, respectivamente. La dependencia también asegura que casi 700 profesores federales comisionados a esa sección magisterial perciben 7.3 millones de pesos mensuales; además, alrededor de 156 maestros reciben salarios entre 20 mil y 54 mil pesos.
La mayoría de los enlistados son maestros de profesión. Son tantos –alrededor de 46 mil– que los hidalguenses dicen que si avientan una piedra a un perro es más seguro que le peguen a un maestro.
Derivado del escándalo, Xóchitl Gálvez sostiene que en enero abrirá un blog para que la gente denuncie a los aviadores de la burocracia estatal:
“Haré un portal que se llama denunciaaviadores.com para recibir las denuncias sobre los aviadores. Será mi WikiLeaks mexicano”, ironiza.
La ardiente frontera sur
JORGE CARRILLO OLEA
Hay cosas que verdaderamente no se entienden. Gobiernos van y gobiernos vienen, y las voces de alerta, y ahora de socorro de la frontera sur se oyen desde siempre. El deterioro ha sido acelerado en esta década, cuando el crimen organizado y la corrupción oficial así lo dispusieron. Arde la frontera sur: Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas con Belice y Guatemala; más allá están por arder Honduras, El Salvador y Nicaragua, y de otra forma –más sofisticada– Costa Rica y Panamá.
Arde básicamente como responsabilidad de los gobiernos federales mexicanos, por su problema interno y –¡oh pecado!– por olvidarse de esos países tan entrañables que no pueden sustraerse de nuestros dolores. Hemos contaminado a Centroamérica que, de plácido y bucólico paisaje, se ha convertido en una extensión del campo de batalla mexicano; sus instituciones, mucho más débiles que las nuestras, están de antemano derrotadas.
El dolorosísimo drama que se les echa encima corresponde a una lógica de expansión de mercados: los del crimen, cuestión a la que nosotros no escapamos por más que las autoridades no lo acepten. La demanda de drogas tipo mariguana, cocaína y opiáceos en Estados Unidos está estabilizada; van ahora por drogas de diseño, de las preparadas ilegalmente en laboratorios en su territorio, aunque en algunos casos con insumos extranjeros. En esta lógica, México es aún un mercado apetitoso y Centroamérica, casi virgen.
Sin ningún entusiasmo, hay que subrayar que las instituciones del orden y de anticrimen de esos países corresponden a estructuras que no pueden enfrentar la amenaza actual; son como las nuestras en proporción aún de muy baja graduación. No podrán con sus responsabilidades, y las amenazas a las estructuras superiores de gobiernos están ya dadas: véase la desesperación del gobierno guatemalteco.
Esta contaminación a Centroamérica tiene un efecto de rebote hacia acá, pues cárteles mexicanos hace rato que organizan y ejecutan actos criminales con mano de obra centroamericana que nos viene principalmente en la forma de tráfico de personas, narcotráfico, contrabando de armas y bienes en general. De aquí, compensatoriamente, les exportamos emblemáticamente miles de coches robados.
Además de los horrores que están detras de los delitos mencionados –sobre todo el de tráfico de personas–, ahora el tema se ha convertido en un problema de política exterior, pues nuestro gobierno es acosado por demandas de explicaciones por cientos de muertes, secuestros, robos y demás atropellos.
Más pronto que ilustrado, ante las firmes demandas sobre todo de El Salvador, nuestro secretario de Gobernación, muy a nuestra usanza, dijo: Ahí no ha pasado nada, para ser vergonzosamente desmentido en seguida. Demandas cuasi imposibles de atender, en las actuales condiciones, dada nuestra incapacidad de sostener a la ley sobre la sociedad en general y, peor aún, sobre las propias autoridades federales y locales. Esto es: allá reina la ingobernabilidad, tan negada por monsieur Poiré.
La frontera es de 920 kilómetros de longitud: la más compleja es la chiapaneca y dentro de ella el Soconusco región que yace sobre la costa. Favorecen este punto, carreteras, ferrocarriles, comercio, dinero, población, ciudades, etcétera. Salvo ese tramo de llanuras y poco más al norte, que es montaña, el resto es selva; una de las pocas selvas altas, densas, impenetrables para el ajeno, que quedan en el planeta.
Controlar esa frontera con seguridad sería una tarea terriblemente costosa, compleja, friccionante. Tal vez por ello nunca se ha intentado, quizá calculando riesgos que sí se han dado. Recordemos la matanza en territorio mexicano de refugiados en el campamento de Chupadero en 1983 y los 40 mil guatemaltecos que encontraron abrigo en México ante las masacres en Guatemala. Se ha preferido el abandono, cerrar los ojos. Voces de alerta no han faltado, las han dado organizaciones académicas, ONG nacionales y extranjeras, prensa de todos orígenes y colores y, aunque tibiamente, los gobernadores estatales, el Ejército e incluso la Marina.
Deben señalarse entre esas voces a los gobiernos centroamericanos y particularmente a la prensa guatemalteca, tan virulentamente antimexicana. Sin embargo, nunca se había dado con la crudeza de hoy la figura de David contra Goliat. Así nos veían ellos, pero ahora ese Goliat al que se temía, despreciaba y admiraba simultáneamente, se ha convertido en un Polifemo ebrio, herido, sangrante, agonizante para a ejercer la gobernanza debida.
Y aquí viene el pelo que faltaba en nuestra sopa: los intereses de Estados Unidos en Centroamérica son enormes, proporción considerada: 1. A pesar de la ampliación del Canal de Panamá, Nicaragua, su Lago Nicaragua y su río San Juan, históricamente siguen siendo estratégicos, como alternativa a largo plazo. 2. El istmo, desde la perspectiva estadunidense, ha sido por más de medio siglo un reducto procomunista; Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Honduras y, de distinta manera, Costa Rica y Panamá, consecuentemente han sido sus proconsulados. 3. Muchos de los problemas estadunidenses relacionados con el narcotráfico, trata de personas, migrantes ilegales, Mara Salvatrucha y otros pandillerismos, les llegan desde el istmo e incluso desde el cono sur a través de México.
Entonces surge para ellos la importancia de controlar esa frontera sur. Conclusión: al no hacerlo Guatemala, Belice y México, lo harán ellos con los métodos, medios y consecuencias imaginables. Seguro, no levantarán otro inútil muro físico, pero sí pueden hacerlo, dada su eterna presencia en la zona, política y militar, con bases en El Salvador, Honduras –la más importante, dados sus recursos de detección y control aéreos– y en Costa Rica, además de múltiples en el Caribe inmediato.
Centroamérica no enfrenta sino un futuro sombrío, como México un empeoramiento del delito organizado, que a partir de ya se está reorganizando en sus tácticas comerciales para ampliar redes de mercadeo nacionales y hacia el istmo. Ante este empeoramiento clarísimo en su peligrosidad política, social, económica y hasta militar, el gobierno de Calderón, ¿será capaz de tomar el toro por los cuernos e intentar una operación de autodefensa, pero con una visión estratégica, liderando un esfuerzo centroamericano por la vigencia del derecho? De no hacerlo, el pronóstico de todo orden es fatídico y demandaría con urgencia todo un estudio de seguridad nacional, pero, ¡ya no queremos queso!