UN SEÑALAMIENTO A TIEMPO

25/01/2011

Gobierno de Cué, de cuates y cuotas: FARP
Pedro Matías

OAXACA, Oax., 24 enero (apro).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) cuestionaron la “transición democrática” en la entidad, debido a que, en su opinión, “la conformación del gabinete pasó por la clásica repartición de cotos y espacios de poder entre los diversos grupos políticos y económicos”.
En un comunicado, advirtió que personajes allegados al exgobernador y exsecretario de Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano, dirigirán las estructuras de seguridad y, por consiguiente, advirtieron, “tendremos que atenernos a la línea de represión de su muy peculiar estilo”.
El grupo subversivo agregó que “con esto se entiende que le darán prioridad al esquema de combatir todo intento de ‘subversión’ o inconformidad social bajo el esquema Loxicha (región zapoteca que fue reprimida en 1996 al ser considerada bastión del Ejército Popular Revolucionario)”.
En un “balance preliminar” del gobierno de Gabino Cué, el grupo insurgente, que hizo su aparición en la entidad en diciembre de 2000, advirtió que “no se refleja, al menos de inicio, una línea política básica, pues hasta el momento sólo se han visto destellos y ocurrencias para un tema y otro”.
El área política, añadió, “ha demostrado en fechas recientes cierta novatez y falta de conocimiento e iniciativa para desactivar los conflictos que, en su mayoría, fueron creados artificialmente por el PRI”.
Y es que “su actuación --hasta el momento-- da prioridad a lo mediático con ciertas medidas de corte populista”, añaden la FARP.
En el fondo de todo ello, consideraron, se encuentra “la pugna por el poder entre los principales grupos políticos que se mueven en Oaxaca y que se niegan a perder los privilegios y prebendas obtenidas a través de décadas de usufructo”.
También hicieron referencia a que mientras al interior del PRI hay una lucha por obtener o conservar el liderazgo (entre Eviel Pérez Magaña contra Jorge Franco Vargas); al interior de la coalición gobernante PAN-PRD-PT-Convergencia, los grupos hacen todo por acaparar las mejores posiciones de poder.
Mientras, añadió el grupo rebelde, “los grillos tradicionales de la izquierda los acomodan en la Secretaría de Asuntos Indígenas para que ahí se hagan bolas y se les mantenga entretenidos en una secretaría bonsái”.
“Gabino Cué da su primer traspié al producirse un escándalo político al no contar algunos de sus secretarios con el susodicho título que los acreditara académicamente”, dijo.
Por otra parte, censuraron al gobernador el escoger como parte de su equipo a personajes como Irma Piñeiro y Bernardo Vázquez Guzmán, quienes “representan los intereses de Elba Esther Gordillo, mientras que Germán Espinosa representa al grupo de José Murat”.
Sin embargo, el grupo guerrillero señaló que el verdadero interés del grupo político en el poder está en las grandes riquezas naturales de la entidad, llámese forestales, de energía o mineras con que cuenta Oaxaca.
Gobierno de Ulises Ruiz triplicó costo de techado
Misael Sánchez
[08:32] El costo de la construcción del techado del auditorio Guelaguetza fue triplicado durante el sexenio pasado, ya que su valor estimado es inferior a los 35 millones de pesos, sin embargo la obra fue reportada con un costo superior a los 105 millones de pesos, dijo ayer Lázaro García Saavedra, dirigente de la Agrupación de Profesionales del Desarrollo Urbano del Estado, asociación civil integrada por profesionales de los colegios de valuadores, arquitectos, ingenieros civiles y urbanistas de Oaxaca.
Asimismo señaló que la tonelada de acero al día de ayer tiene un costo de 14 mil pesos, por lo que si ahora se compraran las 450 toneladas utilizadas en la construcción de la estructura su valor no iría más allá de los 6.3 millones de pesos.
Dijo que el costo máximo del techado del auditorio sería de 35 millones de pesos y que cuando se dijo que la inversión en la obra superaría los 65 millones de pesos ya se había incrementado más allá de lo que dicta el sentido común.
No se concibe que a estas alturas todavía no se finquen responsabilidades a ex servidores públicos que pagaron más de 100 millones de pesos por la controvertida obra, indicó.
Tras señalar que la determinación del gobierno estatal de hacer una consulta pública sobre el techado del auditorio es positiva, dijo que la voluntad de la ciudadanía debe ser respetada.
Agregó que el costo de 40 millones de pesos que se dio a los 12 mil metros cuadrados de la velaria que se colocaría sobre la estructura también fue incrementado de manera excesiva.
Y es que para el especialista no era necesario que la membrana colocada en la estructura tuviera un costo exorbitante, a pesar de que la trajeron de Europa únicamente para que no soportara los primeros vientos.
García Saavedra dijo que el auditorio Guelaguetza es un espacio simbólico para todos los oaxaqueños y que, por lo tanto, da identidad a todas las regiones al representar las raíces de cada comunidad étnica en un lugar con vocación abierta. Por último se pronunció a favor de una investigación exhaustiva y una revisión del proyecto para fincar responsabilidades a quienes estuvieron involucrados en su construcción.

RETIRAR ESTRUCTURA

Para Cornelio Ramírez Melgar, integrante del Colegio de Arquitectos del Estado de Oaxaca, la estructura del techado del auditorio Guelaguetza debe retirarse.
“El daño aun no es irreversible. Si bien una sentencia popular reza que “palo dado ni dios lo quita”, otra resuelve que “a grandes males, grandes remedios”, dice en un documento enviado al colegio que sirvió para abrir la discusión del caso.
En su opinión, la obra realizada en el auditorio Guelaguetza, construido en 1974, no es resultado de un estudio serio y profesional, no tiene justificaciones ni argumentos técnicos o arquitectónicos y no se sustenta en referente histórico o cultural alguno. Apunta que aunque aisladas, algunas voces expresaron públicamente su oposición como es el caso de la periodista Arcelia Yañíz y el cronista de la ciudad Rubén Vasconcelos.

Señala además que no está a discusión que el auditorio Guelaguetza está diseñado para la intemperie, para el sol y el sereno porque esa es su verdadera vocación. Añade que suponiendo que resultara adecuado colocarle una techumbre, en todo caso la solución del problema no tendría que ser una simple estructura con su enlonado octópodo, sino que debía constituir en sí misma un testimonio de las culturas que ahí se expresan con su folklore y resulta contradictorio que la Guelaguetza se sustente en la exaltación y el orgullo de nuestras raíces y, por el contrario, esa capucha no contribuya a proyectar tal idea, esos valores.
Cataloga la obra del sexenio pasado como una muestra desagradable de edificación funeraria contemporánea, ya que se convierte en enorme tumba que sepulta una obra que es referente indiscutible de la identidad de la ciudad.
“Por lo tanto se debe exigir que se repare este estropicio, tomar medidas remediales para deshacer el yerro. ¡Tienen que quitarla! Hay que quitarla antes que nos acostumbremos a ella, antes de que, a fuerza de verla diariamente se fije en nuestra memoria, antes de que su imagen cotidiana la enraíce en el paisaje irremediablemente, antes de que se nos olvide, antes de que nadie se acuerde de nada. Quitarla y no querer solo taparle el ojo al macho”, puntualiza.

Demandan parar obra de Chedraui
Misael Sánchez
[08:32] El abogado de los vecinos del predio Sarmiento, Jaime Mayoral Gómez, pidió ayer al presidente municipal, Luis Ugartechea, suspender la obra de la empresa veracruzana Chedraui mientras el gobierno capitalino resuelve el amparo ganado ante el Poder Judicial de la Federación y realiza la consulta pública para definir el destino del inmueble ubicado en la colonia Reforma.
“Mientras no haya consulta pública la obra debe estar suspendida. Es fundamental para los habitantes de la zona norte de la capital”, expresó.
Añadió que en el amparo presentado ante el Juzgado Primero de Distrito no se resuelve sobre la suspensión de la obra, pero que la decisión la debe ser tomada por el gobierno capitalino.
Apuntó que desde hace varios meses, tras el ecocidio de julio 2008, los mismos vecinos del predio ubicado en Azucenas, Pensamientos, Escuela Naval Militar y Álamos, advirtieron sobre los riesgos ambientales que implica la construcción del centro comercial.
En su opinión, más allá de las definiciones legales adoptadas a raíz de los recursos interpuestos por los vecinos, es innegable que la obra va a provocar no solo contaminación ambiental, sino también auditiva.
En la víspera, Mayoral Gómez dio a conocer que el Juzgado Primero de Distrito ordenó al gobierno municipal de Oaxaca de Juárez dar respuesta al recurso de revocación que presentaron desde el año pasado los vecinos del predio Sarmiento.
“La determinación del Poder Judicial de la Federación contra la licencia de construcción que se dio a Chedraui exhibe al Ayuntamiento como un órgano arbitrario”, manifestó.
Asimismo informó que los amparos 1237/2010 y 1238/2010 fueron concedidos a Mario Simón Fernández Flores y Rafael Vergara Rodríguez, quienes cuestionaron al gobierno municipal por no autorizar una revisión de la licencia de construcción otorgada.
Y es que de acuerdo con los integrantes de la Asociación Civil por el Bienestar de la Colonia Reforma, sólo la operación de la tienda tendrá un consumo semanal de alrededor de 750 mil litros de agua durante los próximos 30 años.
Asimismo señalan que con su establecimiento Chedraui va a provocar la pérdida de empleos y la quiebra de misceláneas, panaderías, tortillerías y papelerías, además de que se caerán las ventas en los mercados zonales y tianguis.
También consideran que con la tala del predio se impedirá la acumulación de 10 millones de litros anuales de agua en el subsuelo de la colonia Reforma.

Hay inquietud
Mario Arturo Mendoza Flores.

Durante las últimas semanas, aunque marcadamente en los últimos días, diversas personas que participaron directa e indirectamente en el pasado proceso electoral, se me han acercado para externarme lo que muchos de ellos catalogan como una "inquietud".
Esta preocupante y creciente "inquietud" tiene mucho que ver con la percepción de cambio que cada uno de ellos se fue creando en función a la visión que se tiene de un proyecto totalmente distinto a lo que por décadas se nos impuso.
Como lo he manifestado en ocasiones pasadas, éste pasa por un cambio de forma y de fondo; en lo personal veo un gobernador comprometido y accionando a favor del cumplimiento de los cambios de fondo; aunque debo reconocer y aceptar, que al igual que la mayoría de los ciudadanos que se me han acercado, coincido que es en la forma donde aún no se notan esos cambios; o peor aún, las formas de ejercer el poder siguen siendo la mismas por la que los oaxaqueños votamos en contra.
Debo ser claro, acciones como las audiencias, la transparencia en el manejo de las cuentas públicas, la renovación de los cuerpos policiales entre otras cosas, son cambios de fondo, no de forma, y eso es gracias a la voluntad de Gabino Cué.
Es la forma de algunos de sus cercanos y no tan cercanos colaboradores lo que ha abonado a esa percepción de que las cosas se siguen haciendo exactamente igual que antes. Y eso no ayuda a la imagen que con trabajo y esmero el gobernador se ha ganado. Les comparto.
La inquietud principal está sustentada en que muchos personajes que no sólo no participaron en una nueva forma de hacer gobierno, sino que adicional fueron parte del equipo cercano que enarboló una propuesta contraria, hoy sean quienes estén en los puestos claves de la estructura estatal.
Debo ser congruente, he sostenido que incluso en el partido tricolor hay gente valiosa y honesta que cubría las expectativas de un gobierno incluyente, pero lamentablemente las personas señaladas a las que se refieren los amigos inquietos no coinciden con éste perfil, pues más bien son ubicados como parte fundamental de ese sistema que tanto daño le hizo a nuestro estado.
Pongo como ejemplo el de conocido secretario particular de un Secretario de Estado, que fue representante del candidato de la alianza en la cuenca del Papaloapan y que hoy sin mayor mérito que el haber denostado pública y privadamente al hoy gobernador y a su Coalición, ocupa un lugar que por mucho podría ser desempeñado con mayor eficiencia y lealtad por alguien que en todo momento apoyó y trabajó por una transición democrática en nuestro estado.
O qué decir del joven profesional recién egresado de la universidad con los más altos honores académicos al que un estudiante puede aspirar, y que adicional dedicó su tiempo en forma total para sumarse a los trabajo de consolidación de un proyecto que gracias a mucha gente como él logró que permeara en el ánimo ciudadano.
A grado tal que como reconocimiento a su entrega y capacidad, le fue ofrecida una posición acorde a su perfil y capacidad, incluso llegando al extremo -lo que el aludido considera como burla-- de ser publicado su nombre en el organigrama que aparece en la página oficial del gobierno, para que llegado el momento de asumir su responsabilidad le dijeran que no, que no había espacio para él en esa área.
O el del señor que conjuntamente con su hijo desempeñó funciones, que no por modestas dejan de ser trascendentes en un trabajo en equipo donde todo suma a favor de un objetivo superior.
El señor, quizá el más inquieto de los que han tenido la confianza de externarme su molestia, comenta que a su hijo se le han cerrado las puertas, incluso de la gente que hace algunos meses se las abrían para que hiciera el aseo o para que realizara labores de mensajería. Comentan que hablar vía telefónica con los que antes les llamaban para solicitarles su servicio y su respaldo, ya ni pensarlo.
Esas son las formas que uno consideraba desterradas y que aún prevalecen. Pero aún hay más. Hay el comentario de empresarios reconocidos, en el sentido de qué los mismos que contribuyeron, alentaron o participaron en los actos de corrupción que tanta irritación generó entre los oaxaqueños, hoy son los que tienen nuevamente la cercanía con los que toman las grandes decisiones, provocando con ello la idea de que volverán a ser los de siempre los que se beneficien con las obras del nuevo gobierno. Ahí he intentado persuadirlos de que no será así, pero les aseguro que no ha sido tarea fácil el convencerlos.
No se trata tampoco, como se pretendió en un principio de despedir a todo el personal, pero sí al menos tener la atención de escuchar la inquietud de la ciudadanía que sigue esperanzada en un cambio y en una oportunidad, insisto que en el fondo sí se ve, pero no en las formas.
No puede dejársele todo al gobernador, para que sea en las audiencias donde la ciudadanía le externe su preocupaciòn. Hay que revisar con seriedad y responsabilidad los antecedentes de algunas personalidades que no contribuyen con su presencia a enviar el mensaje de que las cosas se harán de distinta manera. Reconozco que como en todo, hay funcionarios que aún habiendo colaborado en administraciones anteriores merecen todo nuestro respeto y reconocimiento, pero desafortunadamente son la minoría.
Lo que más irrita y esa debe ser una pauta para tal análisis, es que muchos de los que hoy son señalados por el pueblo, se la jugaron o apostaron abiertamente por otro proyecto, fueron parte de esos actos que incluso fueron motivo de señalamiento público y de recursos legales por parte de la coalición, y sin embargo ahí están ocupando el espacio que meritoriamente pudiera ser ocupado por personas con un perfil como los que el propio gobernador ha dibujado.
Les he dicho que aún es prematuro hablar de que las cosas no están cambiando. Es urgente acallar esa inquietud, es tiempo de reconocer a los que nos llevaron a ocupar los espacios en los que hoy nos desempeñamos, es momento de respaldar al gobernador en el enorme esfuerzo y auténtica voluntad de hacer que las cosas cambien. Sumémonos con hechos a su compromiso de que "el compromiso sigue, hasta que las cosas cambien".

Dimite otro colaborador de Gabino Cué; es el tercero en 55 días de gobierno
Pedro Matías

OAXACA, Oax., 24 enero (apro).- El director jurídico de Gobierno de esta ciudad, Mario Emilio Zárate Vásquez, renunció a su cargo esta tarde, luego de desmentir la versión pública que circula sobre su presunta relación con Flavio Méndez Santiago, El Amarillo, presunto fundador de Los Zetas, detenido el pasado martes 18.
A sólo 55 días de haber asumido el puesto, Zárate explicó que la decisión de su renuncia se da “como un imperativo ético y a efecto de que la transparencia y la transición democrática” impulsada por el gobierno de Gabino Cué Monteagudo no se vea dañada “por especulaciones” hacia su persona respecto de su desempeño como síndico municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, durante el periodo 1995 - 1997.
En un breve comunicado, el gobierno del estado apuntó que ante tales circunstancias, la dimisión del director jurídico fue aceptada de inmediato.
De acuerdo con la información sobre sus presuntos vínculos con El Amarillo, el excandidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la presidencia municipal de Xoxocotlán propuso en 2006 a El Amarillo como director de Seguridad Pública de Santa Cruz Xoxocotlán.
En descargo, Zárate Vázquez aseguró que fue la entonces presidenta municipal interina Sandra Eugenia Ramírez Flores, la que nombró a Flavio Méndez Santiago como subdirector de Seguridad Pública de ese municipio conurbado a la capital de Oaxaca.
Sin embargo, documentos en poder de APRO desmienten al funcionario oaxaqueño.
En el oficio número SP/082/2006, con fecha 25 de noviembre de 2005, el cabildo aprobó por unanimidad que el síndico procurador, en ese entonces Mario Emilio Zárate Vásquez, dispusiera de la dirección de seguridad pública y de la policía municipal.
En una entrevista publicada en el periódico Noticias, Zárate Vásquez aseguró “no tener ninguna relación con el detenido”, y argumentó que “es infantil que se crea que a un presidente municipal se le pudiera sugerir o proponer alguna persona para ocupar el puesto de director de Seguridad Pública, pues esto es una atribución del alcalde”.
El funcionario añadió que su relación con El Amarrillo, quien en su declaración ministerial afirmó que fue invitado por el jefe del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, a formar parte de “Los Zetas”, “fue institucional y laboral, y comenzó cuando fue nombrado como encargado de la policía municipal, con quien necesariamente tenía comunicación como síndico procurador para solicitar patrullas o para alguna diligencia, pero no más”.
Además Zárate Vásquez afirmó que Méndez Santiago se desempeñó como escolta del entonces presidente municipal Roberto Molina Hernández, sin embargo éste lo desmintió al señalar que El Amarillo nunca fue su escolta o chofer, sino Mario Emilio Zárate, justamente cuando contendió como candidato del PVEM a la presidencia municipal de Xoxocotlán.
Tiempo después, debido a un conflicto político interno, Molina Hernández fue destituido como presidente municipal, en marzo de 2006.
En un documento con fecha 11 de marzo de 2006 (DSPM/173/2006), el entonces director de Seguridad Pública, Constantino Esteva Ruiz, remitió una relación de todo el personal adscrito a esa corporación, pero ahí no aparece Flavio Méndez Santiago.
Sin embargo, en otro documento, fechado el 20 de julio de 2006, la entonces presidenta municipal interina, Sandra Eugenia Ramírez Flores, ordenó a Constantino Esteva entregar “todos los bienes, documentación y todo tipo de recursos de la Dirección de Seguridad Pública de este municipio al C. Flavio Méndez Santiago, subdirector de Seguridad Pública (…)”, corporación directamente bajo control del síndico procurador.
Apenas el pasado jueves 20, el secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, aseguró que a raíz de la captura del presunto integrante de Los Zetas, Flavio Méndez Santiago, El Amarillo, se investiga la “red de vínculos” que el presunto delincuente estableció con autoridades policiales, municipales y estatales.
Por su parte, el gobernador Gabino Cué Monteagudo advirtió: “No se va a permitir deshonestidad ni corrupción en el servicio público”.
Al encabezar la cuarta reunión de gabinete de este mes, el mandatario oaxaqueño manifestó que “un buen gobierno es aquel que escucha y se adelanta a atender los problemas, no el que reacciona después”.
Asimismo, hizo un llamado a los servidores públicos a conducirse de manera transparente, porque la gente votó por un cambio en los modos y las formas de hacer política “y no se va a permitir que ningún colaborador, por cercano que sea, caiga en actos de corrupción y deshonestidad”.
Cué agregó que con nadie en esa circunstancia se tendrán miramientos de ninguna especie, “porque la opinión pública está muy vigilante de nuestra actuación en el servicio público y en nuestra vida personal y profesional”.
Con la renuncia de Zárate Vásquez suman tres los funcionarios del gobierno del estado que han dimitido a menos de dos meses de que Gabino Cué asumió la gubernatura de Oaxaca.
Al no poder comprobar sus estudios de licenciatura en Derecho, un requisito de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, el secretario de Asuntos Indígenas (SAI), Adelfo Regino Montes, presentó su renuncia el viernes 17 de diciembre.
Otro funcionario que presentó su renuncia fue el panista y exdiputado local Alfredo Ahuja Pérez, quien ocupaba el cargo de secretario de Turismo y Economía, luego de que descubrieron que la cédula profesional que presentó en su documentación correspondía a otro nombre.
Y otra funcionaria que ha causado polémica es la expriista y actual secretaria General de Gobierno, Irma Piñeyro Arias, quien tampoco ha presentado su título ni cédula profesional.