CAMBIO DE RUMBO ECONOMICO Y NO MAS SANGRE

01/02/2011

Marchan miles en repudio a la política económica del gobierno de Calderón
Líderes obreros llaman a derrocarlo mediante una insurgencia civil y pacífica
PATRICIA MUÑOZ RÍOS, CON INFORMACIÓN DE MIRNA SERVÍN

Periódico La Jornada
Martes 1º de febrero de 2011, p. 15
Cambio de rumbo económico, político y social del país, exigieron al gobierno de Felipe Calderón cientos de gremios obreros y campesinos en la megamarcha que realizaron al Zócalo capitalino, donde el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, llamó a iniciar una insurgencia civil y pacífica en todo el país para enfrentar a una administración que sólo miente a la nación; mientras el dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Gerardo Sánchez, señaló que es preciso derrocar a este gobierno.
La marcha –también convocada contra la escalada inflacionaria por las organizaciones que integran el Movimiento Nacional por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de los Trabajadores y las Libertades Democráticas– tuvo amplia respuesta. Llenó la plancha capitalina, colapsó avenidas como Reforma, se acompañó de movilizaciones campesinas todo el día, aglutinó a unos 40 mil obreros y trabajadores del campo –de acuerdo con los organizadores– y logró un consenso entre las organizaciones para construir un gran acuerdo por la transformación del régimen.
A las cinco de la tarde en punto partieron del Ángel de la Independencia trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del SME, así como integrantes de los sindicatos minero, de Nacional Financiera, de Bancomext, de Banobras, de pilotos, de sobrecargos, de tranviarios, del Colegio de Posgraduados y de Chapingo, entre muchos otros gremios.
Moderar la opulencia
Mientras, desde el Monumento a la Revolución y la avenida Hidalgo se adelantaron al Zócalo campesinos de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, la CNC y la Coalición Nacional de Organizaciones Rurales Populares, así como integrantes del Frente Popular Francisco Villa y decenas de organizaciones más.
Con expresiones como repudio al mal gobierno, freno a la carestía generalizada, reducción de tarifas eléctricas, “alto a los gasolinazos”, rechazo a la reforma laboral y coros contra el gobierno de Felipe Calderón, marcharon por las calles Juárez y Cinco de Mayo.
Las mayores mantas las llevó esta vez la Confederación Regional Obrera Mexicana –organización corporativa que se unió a la marcha–, en las cuales pidió una ley fiscal que modere la opulencia de algunos sectores. También se unió un contingente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos. Ambas participaron por primera vez en una movilización como la de ayer.
Ya en el Zócalo, Martín Esparza dijo que los sectores obrero y campesino están frente a un gobierno que no oye y al que no le interesan los mexicanos.
Esta administración ha agredido a todos los sectores, quiere entregar el petróleo, el gas y la electricidad a las empresas extranjeras y, sobre todo, le miente al país, aseveró.
Le quedan pocos meses a este gobierno, pero debemos derrocarlo, como lo hicieron en Túnez y se está haciendo en Egipto. Debemos levantar la insurgencia civil y pacífica en todo el país.
El mensaje central fue leído por el líder del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, Agustín Rodríguez, quien señaló que el consenso de este movimiento es cambiar el rumbo del país, modificar el modelo actual y construir un gran acuerdo entre sectores para crear un esquema de desarrollo incluyente.
Agregó que para los sectores obrero y campesino independientes, el eje orientador es garantizar los derechos humanos de todos los mexicanos, la inclusión social, el equilibrio entre los poderes y la democracia participativa.
La demanda de los sectores es implementar políticas que permitan la recuperación del crecimiento, la promoción del empleo digno y, sobre todo, que se frene el baile de sangre.
Así, exigen que los efectivos del Ejército y la Marina regresen a los cuarteles, según plasmaron en el documento único que se leyó en dicha explanada, donde la CNC sostuvo que en las cámaras de Diputados y de Senadores el movimiento va a tener aliados para derrocar al gobierno.
Los campesinos, dijo Gerardo Sánchez, líder cenecista, están indignados, al igual que la sociedad civil, por los agravios, los incrementos de precios a la canasta básica, las gasolinas y demás energéticos, así como por las medidas antipopulares de este gobierno de derecha, por lo que no descansaremos hasta derrocar a este gobierno arbitrario.
Alertó que si no se toman las medidas correctas se va a generar un estallido social, ya que el pueblo no puede aguantar más tanto agravio, por lo que llamó a este movimiento a unificar la lucha para defender a los sectores pobres y olvidados. Vamos por un nuevo modelo económico, insistió.
La movilización terminó con el Himno Nacional, pero antes se oyeron en el Zócalo coros iniciados por el SME, que rápido repitieron todos: muera el mal gobierno, no pagues luz y no más sangre en el país.
Saldo blanco
La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal no reportó ningún incidente mayor durante las manifestaciones.
De acuerdo con las cifras preliminares, en los distintos contingentes participaron alrededor de 22 mil personas, las cuales bloquearon principalmente avenida Reforma y todas las calles que llevan al Zócalo.
Los elementos de tránsito tuvieron que abrir un carril de contraflujo sobre Reforma para permitir el paso de vehículos que se conglomeraron por kilómetros debido al paso de los manifestantes. Esta vialidad quedó abierta totalmente casi a las 17 horas.
“Adiós pederasta precioso”, mensaje de despedida a Mario Marín
La Redacción

Puebla, Pue., 31 de enero (apro).- En el último día de su sexenio, el gobernador Mario Marín Torres fue despedido con mantas de repudio que fueron colocadas en distintos puntos de la ciudad.
“Adiós pederasta Precioso”, “En Puebla no más Preciosos”, “Marín te queremos… en la cárcel”, dicen algunas de las mantas, todas ellas acompañadas con una caricatura del mandatario poblano y firmadas con la frase “Hasta nunca Marín”.
Los mensajes aparecieron en puentes peatonales de puntos de circulación de alta concurrencia, entre ellos: Plaza Comercial Dorada, el Centro Universitario y el Circuito Juan Pablo II.
Ningún partido o agrupación política se ha adjudicado la autoría de estos mensajes dedicados a Marín, quien mañana será sucedido en el cargo por Rafael Moreno Valle, quien llega a la gubernatura postulado por los partidos PAN, PRD, Convergencia y Panal.
En entrevista publicada este lunes en el periódico El Sol de Puebla, Marín se deslinda de la responsabilidad que le achacan algunos sectores del PRI por la derrota electoral que sufrió su partido en las elecciones del 4 de julio:
“Yo no competí, cuando yo compito gano, pero no todos son Mario Marín”, se ufana, "las veces que he competido, como presidente municipal, como gobernador, cuando estuve al frente del PRI, gané. Siempre he sido ganador, pero tampoco puedo hacer milagros".
También niega que el triunfo de un gobierno opositor en Puebla haya sido parte de un acuerdo político con el presidente Felipe Calderón:
“¿En qué cabeza cabe pensar de esa manera?, reclama. Por último, el mandatario poblano rechaza haber acordado un“pacto de impunidad” con su sucesor Rafael Moreno Valle, como se rumora en círculos políticos, en el que supuestamente habría intervenido la maestra Elba Esther Gordillo.
“Nada de eso está pactado”, recalca.
Reconoce García Luna protección oficial a las bandas criminales
ENRIQUE MÉNDEZ Y VÍCTOR BALLINAS

Periódico La Jornada
Martes 1º de febrero de 2011, p. 11
El secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, reconoció ayer ante diputados y senadores que a cuatro años de declarada la guerra contra la delincuencia organizada, el actual gobierno no ha podido consolidar una política de Estado en materia de seguridad pública, y resaltó que uno de los temas claves para combatir a las bandas es terminar con la protección oficial que se les da desde la administración federal, las estatales y municipales.
No queremos más muertos, exigieron los legisladores a García Luna, quien no pudo detallar el número de huérfanos, viudas y dependientes económicos que en México ha dejado el combate armado contra la delincuencia.
Al comparecer ante la Comisión de Gobernación de la Permanente, el funcionario sostuvo que se mantiene la revisión para combatir a los infiltrados en el Estado, pero rechazó los señalamientos que le hicieron legisladores de haber sido sometido a una investigación por la Procuraduría General de la República.
También defendió que los federales disparen a civiles, como ocurrió con los escoltas del alcalde de Ciudad Juárez, Héctor Murguía, porque policías han muerto entre que las personas se identifican o no, y se tiene que aplicar un esquema diferente. Yo asumo la responsabilidad, pero ya los pusimos a disposición.
Dijo que Juárez concentra un tercio de los asesinatos en el país, pero han disminuido en esa localidad. Interrogado sobre los abusos de la Policía Federal en esa ciudad, sostuvo que se entregó al Ministerio Público a dos federales que dispararon contra los escoltas, pero acotó que se investiga qué hacían éstos en la calle portando armas largas.
Legisladores de PRI, PRD y PT cuestionaron que el gobierno de Felipe Calderón no ha aplicado una política de Estado para garantizar la seguridad de la población y sólo declaró la guerra al narco para legitimarse.
El diputado Arturo García Portillo (PAN) señaló que el problema de seguridad no fue gestado en esta administración; el modelo del crimen se incubó en los 80, protegido desde el gobierno y la policía.
Los priístas respondieron que no se puede buscar en el pasado una explicación a un fenómeno que se disparó desde el gobierno de Vicente Fox; en su turno, el senador Ricardo Monreal (PT) anunció que su bancada presentará una iniciativa para constituir una comisión de la verdad que investigue los efectos de la guerra calderonista.
García Luna debió admitir que no se trata de echar la culpa atrás, y que México ha vivido distintas etapas de criminalidad. En el pasado, dijo Monreal, alguien vinculado a un delito menor se incorporaba al sicariato en un largo plazo. Ahora, alguien que robó una bolsa se convierte en sicario en dos meses.
Luego cuestionó: Sus números son muy alegres. México está sumido en una desgracia. Y no me diga que la niña de 16 años (Karina Ivette Ibarra Soria, quien murió ayer por disparos que hicieron policías federales en Salvárcar, Juárez) es producto de generaciones pasadas.
García Luna señaló que la adolescente viajaba en un auto que había sido robado.
La diputada Teresa Guadalupe Reyes (PT) le entregó propaganda de la campaña No más sangre. Ojalá tengan oídos para esto, le dijo, y García Luna metió la hoja entre los documentos de su presentación.
La legisladora petista dijo que es tal el fracaso de la política anticrimen, que García Luna sería incapaz de pararse en la plaza de Ciudad Juárez sin sus escoltas.
En Juárez la gente tiene que vivir sin escoltas y ya ve lo que les pasa, reprochó.
Los pacientes tienen derecho a obtener copia de su expediente clínico: Ifai
ELIZABETH VELASCO C.

Periódico La Jornada
Martes 1º de febrero de 2011, p. 40
A pesar de las resistencias de las instituciones de salud a entregar a los pacientes una copia de su expediente clínico, éstos tienen derecho a obtenerlo y de persistir la negativa se puede acudir al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IfaiI), consignó la comisionada María Marván Laborde.
Destacó que a partir de 2003, cuando entró en vigor la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, los ciudadanos han realizado 41 mil 502 solicitudes de acceso a expedientes médicos, de las cuales mil 226 han derivado en recursos de revisión presentados ante el Ifai, ante la negativa de las autoridades sanitarias a entregarlos.
En cuanto a la protección de datos personales, indicó que si los pacientes acuden a hospitales y médicos para obtener copia de sus expedientes clínicos es porque desean saber qué pasa con su salud y tienen el derecho de conocer tal situación. “Lo importante de estos datos –observó– es que las personas quieren su expediente para pedir una segunda opinión, porque se van a cambiar de ciudad o dejaron de ser derechohabientes del Seguro Social, por ejemplo, y tienen que tratarse en alguna otra institución”.
En suma, dijo, la gente quiere su expediente, no para pelearse, sino porque quiere saber qué pasa con su salud.
Marván refirió que la protección de datos personales y la salud es un tema que debe ser abordado desde la perspectiva de diversas disciplinas, para entender los retos a enfrentar, debido a que estamos ante realidades que no imaginábamos: una, relacionada con el avance científico, y, la otra, con la legislación de los datos personales.
Sobre la primera apuntó que es necesario ver cuándo y en qué circunstancias se permite a terceros el acceso a los datos de las personas, contenidos en investigaciones genómicas, así como reflexionar en la seguridad que debe existir en el resguardo de bases y bancos de esa información. En cuanto a la legislación es necesario que se reconozca que existe convergencia de diversos marcos legales, pero todavía hay vacíos legales en la materia.