CONTRA LA NUEVA ERA REPRESIVA

17/02/2011

Miles toman las calles en rechazo a la represión policiaca

Maestros y activistas exigen a Gabino Cué que se disculpe y corra a 3 funcionarios

También se indagará la agresión contra agentes federales y estatales: el gobernador

OCTAVIO VÉLEZ Y AGUSTÍN GALO

Oaxaca, Oax., 16 de febrero. Miles de profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se manifestaron en esta ciudad y en varias regiones del estado en protesta por la agresión de policías federales y estatales ocurrida ayer contra maestros disidentes cuando pretendían ingresar al zócalo para expresar su rechazo a la visita del presidente Felipe Calderón.

El saldo de la jornada del martes es de 13 manifestantes y 15 policías federales heridos, quienes se encuentran estables de salud, mientras los 17 miembros del movimiento popular apresados quedaron en libertad porque no fueron detenidos en la comisión de algún delito.

Respaldados por seguidores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), los profesores de las regiones de Valles Centrales y Sierra iniciaron su protesta en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), caminaron unos cuatro kilómetros sobre la carretera internacional y se concentraron en el centro de la ciudad.

Frente al palacio de gobierno, el secretario general de la sección 22, Azael Santiago Chepi, pidió al gobernador Gabino Cué Monteagudo ofrecer disculpas al movimiento magisterial y popular por la represión a los manifestantes. Más tarde el mandatario estatal aceptó disculparse.

Asimismo, el dirigente magisterial exigió la destitución de los secretarios general de Gobierno, Irma Piñeyro Arias, y de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, así como del director del IEEPO, Bernardo Vásquez Guzmán, porque son gente de Elba Esther Gordillo, a quien no reconocemos como presidenta nacional del SNTE.

Esas son las condiciones del magisterio para reanudar las relaciones con el gobierno estatal y regresar a la mesa de negociación con el IEEPO, en la que se discutían posibles reformas para la modernización educativa en la entidad.

Santiago Chepi criticó al gobierno federal porque “por su guerra contra el narco, en la que ha gastado millones de pesos, el presupuesto para la educación sigue igual”. Acusó a Calderón de provocar al magisterio al decretar el lunes que las colegiaturas en las escuelas privadas serán deducibles de impuestos. Y luego tiene el descaro de venir a Oaxaca a inaugurar una escuela privada. Está traicionando a la educación pública y a toda la nación, dijo.

Ante la prensa, el dirigente eludió cualquier responsabilidad del movimiento en los sucesos violentos del martes y subrayó que solamente se defendieron. Quienes comenzaron la agresión fueron los policías, señaló. No descartó que grupos priístas de los municipios conurbados de Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y Santa Cruz Amilpas se hayan infiltrado en la manifestación para enfrentarse con los policías federales.

Más tarde, en declaraciones a la prensa, Cué Monteagudo dijo: si es en nombre de los policías que pudieron haberse traspasado, acepto (ofrecer) esa disculpa. No fue una instrucción que yo di. La disculpa es a la opinión pública, Oaxaca no es así, dijo.

Asimismo, afirmó que su administración investigará los sucesos y se castigarán los ataques a los activistas, pero también los sufridos por los policías.

Tampoco descartó que grupos priístas se hayan infiltrado en la manifestación para generar violencia. “Puede ser; no lo descarto. Todavía patalea el dinosaurio; no se hacen a la alternancia, estamos afectando intereses, canonjías que poco a poco se han ido quitando”, asentó.

Jesús López López, procurador de Justicia del estado, dijo que activistas y periodistas lesionados por policías federales presentaron denuncias penales ante el Ministerio Público (MP).

Agregó que se abrió también la averiguación previa 52 (DGSP)/2011 contra quien o quienes resulten probables responsables de la comisión de los delitos dolosos de lesiones, privación ilegal de la libertad y robo cometidos hacia tres agentes de la Policía Federal identificadas como María Viridiana Lorenzo Sánchez, Leticia Parra Ramírez y Lesli Michel Ortega López.

Dijo que los 15 agentes de la Policía Federal que se encuentran internados en el hospital Presidente Juárez del ISSSTE se negaron a declarar ante la autoridad del fuero común y que lo harían ante el Ministerio Público Federal.

En sesión ordinaria del Congreso local, los diputados Hugo Everardo Hernández Guzmán, del PRD; Perfecto Mesinas Quero, de Convergencia; Hita Ortiz y Flavio Sosa Villavicencio, del PT, así como Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, del PAN, demandaron al gobernador la destitución de Irma Piñeyro porque no hay operación política para la gobernabilidad del estado.

Los dos primeros pidieron también la dimisión del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Marco Tulio López.

Flavio Sosa planteó la creación de una comisión especial encabezada por miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local para que revise lo ocurrido el martes, además de que la Junta de Coordinación Política se convierta en puente de comunicación con el magisterio para iniciar un debate a fondo que dé respuestas a sus demandas históricas.

Gordillo, detrás de la agresión, aseguran profesores disidentes

KARINA AVILÉS
Periódico La Jornada
El comité ejecutivo democrático del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la instancia de coordinación de la sección 22 de Oaxaca denunciaron que durante el enfrentamiento entre maestros y elementos policiacos –ocurrido el pasado martes en aquella entidad– había provocadores encargados de reprimir a los disidentes.

Del mismo modo, insistieron en exigir la renuncia de la secretaria general de Gobierno de la entidad, Irma Piñeyro, y de Bernardo Vásquez Guzmán, titular del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), al señalarlos como parte de la mafia de la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, quien está detrás de la represión contra los disidentes.

Asimismo, rechazaron el decreto presidencial para deducir de impuestos los cobros de colegiaturas en las escuelas privadas, ya que consideraron que la situación de la educación pública en el país enfrenta una severa crisis ante el abandono del Estado. Lo anterior –indicaron– es un atentado contra el artículo tercero constitucional.

El líder del comité democrático del SNTE, Sergio Espinal, condenó la represión del pasado martes contra los maestros oaxaqueños, en el contexto de la visita del presidente Felipe Calderón a aquella entidad.

En el poco tiempo que lleva en el gobierno, Gabino Cué –quien llegó al poder con la alianza PAN, PRD, PT y Convergencia– demuestra que las facturas políticas y la falta de capacidad para atender la problemática de la entidad son costosas.

El magisterio exige la remoción de Irma Piñeyro, ex candidata del Partido Nueva Alianza (Panal) a la gubernatura, como muestra de diálogo con los verdaderos maestros, pues detrás de la represión está Elba Esther Gordillo, quien cuenta con operadores encargados de generar la provocación.

En el mismo sentido, Luis Begolla Herrera, de la instancia de Coordinación Nacional de la sección 22 de Oaxaca, denunció que durante el altercado entre docentes y elementos policiacos locales y federales había policías vestidos de civil que se encargaron de golpear a los compañeros. Eran provocadores, sobre todo del gobierno de Oaxaca.

Por su parte, José González Figueroa, fundador de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, expresó que “ha llegado el momento de que no sólo los maestros, sino el pueblo, aplique la frase: ‘Calderón, vete ya, no dañes más a México’”.

Indicó que la anterior será una de las banderas que de aquí en adelante enarbolará el magisterio, pues advirtió que un país que está en situación crítica, de seguir por ese camino su destino será la violencia generalizada. Por ello –enfatizó– es necesario frenar la cadena de errores que se convierten en actos reprobables.

Oaxaca: Paro escolar, marchas y bloqueos en protesta "por la represión magisterial"

Pedro Matías

OAXACA, Oax., 16 febrero (apro).- En protesta por la represión magisterial y popular que se realizó en el marco de la visita del presidente Felipe Calderón, alrededor de 72 mil maestros de la Sección 22 del SNTE realizaron un paro escolar en las 13 mil 500 escuelas para realizar marchas y bloqueos carreteros en toda la entidad.

El dirigente de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Azael Santiago Chepi, reiteró la exigencia al gobernador Gabino Cué de ofrecer una disculpa pública al magisterio por los excesos cometidos este 15 de febrero durante la vista presidencial.

Igualmente se vanaglorió que “el Zócalo de nueva cuenta es la plaza pública del movimiento magisterial y popular” y advirtió que no permitirán la colocación de más vallas metálicas que limiten la participación de todos los actores, organizaciones y pueblos inconformes.

Al término de la marcha que salió del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca al Zócalo capitalino y en la que se presume participaron alrededor de 25 mil maestros, se realizó un mitin donde se dio a conocer el plan de acción que realizaron desde las 09:00 horas en las ocho regiones del estado.

Entre los bloqueos sobresale el de Santo Domingo Tehuantepec, la autopista en la caseta de cobro de Ciudad Ixtepec y la carretera federal en Tapanatepec a la altura del puente Zanatepec que comunica a Oaxaca con Chiapas.

De igual forma, se realizaron bloqueos en Salina Cruz, Juchitán de Zaragoza y en el Istmo de Tehuantepec.

Mientras que en la región de la costa los maestros bloquearon la carretera federal en Pochutla, Pinotepa Nacional, Cacahuatepec y la Barra de Colotepec.

Así mismo, en la mixteca fueron bloqueadas las carreteras de Tlaxiaco, Putla, Juxtlahuaca y Huajaupan, ésta a la altura de la desviación a Tezoatlán de Segura y Luna.

En la cañada, los maestros obstaculizaron la circulación en la carretera federal de Huautla de Jiménez y en la sierra sur en Miahuatlán de Porfirio Díaz.

De entrada, Santiago Chepi puso tres condiciones para restablecer una mesa de diálogo con el gobernador Gabino Cué, una disculpa pública, la destitución y castigo “a los responsables de estas atrocidades” que dejaron unos 30 heridos, entre ellos 15 policías y un periodista, así como 17 detenidos que finalmente fueron liberados.

Aunque la suspensión de clases afectó a un millón 200 mil estudiantes, en el Zócalo, Santiago Chepi cuestionó al presidente Calderón, a los diputados y senadores porque “de nueva cuenta han traicionado a la patria, a la historia, a los héroes y a la Constitución porque antier se decretó deducir impuestos sobre la renta a las colegiaturas a las escuelas privadas".

Hizo hincapié que todavía “Felipe Calderón tuvo el descaro de venir a inaugurar una escuela privada a Oaxaca mandando un mensaje claro de provocación y agresión al movimiento magisterial”.

“Que no quepa duda que toda la intensión es destruir a este movimiento magisterial, sin embargo, que nos escuchen, no lo vamos a permitir. Este movimiento está vivo, está vigente y va a contrarrestar todas las políticas de estado que quieren imponerse”, advirtió.

Luego de advertir que la alianza por la calidad de la educación no va a pasar, no descartó que en los hechos de violencia registrados ayer se hayan infiltrado priistas y gente ajena al movimiento social porque “hoy han salido pronunciamientos de diputados priistas, de gente que ha golpeado este movimiento y que hoy se dicen que defienden al magisterio”.

Finalmente, exigieron resultados firmes y contundentes a los planteamientos de justicia por los acontecimientos del 2006 como lo es la instalación de una comisión de la verdad y castigo a los responsables de esos ilícitos entre ellos al exgobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado inició siete averiguaciones previas por distintos delitos cometidos en los disturbios de este martes 15 de febrero en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

En tanto que un grupo de elementos de la Policía Federal indicaron que presentarán denuncia ante las instancias federales.

Ante el agente del Ministerio Público adscrito a la Cruz Roja, compareció el reportero grafico de la revista “Debate”, Jaime García Bolaños, para denunciar a elementos de la Policía Federal, por los delitos de lesiones y daños, según consta en la averiguación previa número 257(CR)/2011.

Asimismo, el agente del Ministerio Público adscrito al Hospital Civil, inició la averiguación previa número 267(HC)/2011, con motivo de las lesiones que sufriera Daniel Gildardo Mota Figueroa, reportero del Grupo Radiorama, quien presenta una herida producida por la esquirla de un proyectil disparado (bala de gas lacrimógeno) de 2 centímetros de diámetro, en la pierna izquierda.

La averiguación previa 258(CR)/2011 se integró por el delito de lesiones que sufriera el profesor de educación primaria Apolinar López Ortega y la indagatoria 270(H.C.)/2011 por lesiones de Marcelino Coache Verano.

También se inició la averiguación previa 52(D.G.S.P.)/2011, en contra de quien o quienes resulten probables responsables de la comisión de los delitos dolosos de lesiones, privación ilegal de la libertad y robo, cometidos en agravio de tres Policías Federales María Viridiana Lorenzo Sánchez, Leticia Parra Ramírez y Lesli Michel Ortega López.

De la misma forma se tuvo conocimiento del ingreso de quince policías federales lesionados al Hospital del ISSSTE, en la Ciudad de Oaxaca, por lo cual se comisionó a Agentes del Ministerio Público, quienes se trasladaron a dicho lugar y al entrevistarse con los Policías Federales, les manifestaron que no declararían ante la autoridad del fuero común y que solamente lo harían ante el Ministerio Publico de la Federación.

En tanto, el gobernador adelantó que habrá investigación sobre hechos violentos del martes y reiteró que su disposición al diálogo “porque sería muy lamentable que después de años de lucha por buscar la alternancia, se presenten situaciones que sólo dañan la imagen de Oaxaca y nada aportan a su desarrollo social y económico”.

Subrayó que “el Gobierno del estado mantiene y seguirá manteniendo un diálogo abierto con las maestras y maestros de Oaxaca, así como un profundo respeto a las decisiones sindicales del magisterio.

Gabino Cué dejó en claro que las autoridades correspondientes realizarán las investigaciones pertinentes para deslindar responsabilidades y aplicar las sanciones del caso a toda aquella persona o autoridad que haya incurrido en ilícitos.

El magisterio se deslinda: "la policía fue la responsable"

Por OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

El secretario general de la Sección 22 del SNTE, Azael Santiago Chepi rechazó cualquier responsabilidad del movimiento magisterial y popular en los sucesos violentos con los policías federal y estatal durante la visita del presidente Felipe Calderón.

"Quienes comenzaron la agresión fueron los policías y solamente nos defendimos", señaló.

En entrevista, el dirigente sostuvo que la violencia fue responsabilidad de las corporaciones policíacas, esencialmente la Policía Federal, y los activistas del movimiento magisterial "reaccionaron como cualquier ser humano ante una agresión".

"El encono se salió de los límites producto de la agresión", insistió.

Y no descartó que grupos priístas de los municipios conurbados de Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y Santa Cruz Amilpas se hayan infiltrado en la manifestación para enfrentarse con los policías federales.

"No se descarta que pudieron infiltrase actores y oportunistas para incurrir en actos vandálicos y generar el caldo de cultivo para la violencia", señaló.

Destacó que la Sección 22 del SNTE espera la respuesta del gobernador Gabino Cué Monteaguado a su reclamo de destitución de los secretarios general de Gobierno y de Seguridad Pública, Irma Piñeiro Arias y Marco Tulio López Escamilla, así como del director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Bernardo Vásquez Guzmán, para reiniciar las mesas de diálogo donde se atendían sus reclamos presentados en diciembre del año pasado.

"Hasta el momento no hay ningún acercamiento; queremos que existan las condiciones necesarias para seguir avanzando", asentó.

Resaltó que la administración estatal requiere ofrecer respuestas a sus actuales y anteriores demandas para dar señales de credibilidad no solamente a la Sección 22 del SNTE sino también al pueblo.

"Es necesario que se den respuestas para seguir creyendo en las posibilidades que surgieron para Oaxaca el 4 de julio", asentó.

Santiago Chepi reportó que en los sucesos de violencia 13 activistas del movimiento magisterial y popular resultaron lesionados por golpes de tolete y por balas de goma disparadas por la Policía Federal, pero se encuentran estables de salud.

Que se finquen sanciones a los responsables: Diputados

Misael Sánchez

[07:26] El Congreso del Estado condenó ayer los incidentes de violencia suscitados el “martes negro” en el centro histórico durante la visita del Presidente de la República, Felipe Calderón, se pronunció a favor del esclarecimiento de los hechos y que se finquen sanciones a los responsables para cerrar el paso a la impunidad.

Al hacer uso de la tribuna, los diputados de todas las fracciones parlamentarias coincidieron en convocar al magisterio al diálogo y se pronunciaron a favor de privilegiar el diálogo para que prevalezcan la paz y la concordia.

La diputada Hita Beatriz Ortiz Silva del PT dijo que no se puede aceptar el ejercicio de la violencia, mientras que la diputada del PRD, Rosalinda Ramírez Flores, condenó los hechos y se demandó que se sancione a los responsables.

El único orador por la fracción parlamentaria del PRI, el diputado Martín Vásquez Villanueva, también presidente de la Junta de Coordinación Política, señaló que los sucesos del martes mandan un mensaje explícito de que no está habiendo capacidad de interlocución política.

“Oaxaca requiere de un gobierno que garantice los valores de la paz pública, la concordia social y la estabilidad política”, indicó.

El diputado perredista Pavel Renato López calificó el suceso de injusto para el gobierno de la alternancia y señaló que los organizadores de las actividades sociales debieron prever todos los escenarios para evitar la confrontación.

Su compañero de fracción, el diputado Everardo Hugo Hernández Guzmán dijo que el gobernador Gabino Cué se comprometió a que la represión no se repetiría por lo que demandó el castigo para los autores materiales e intelectuales del uso de la fuerza pública contra el magisterio.

También demandó la destitución de los titulares de las secretarías de Seguridad Pública y General de Gobierno y la intervención del gobierno estatal para restablecer el diálogo con los docentes.

El diputado Perfecto Mesinas Quero atribuyó los hechos “a las fuerzas del mal y los grupúsculos radicales” de la pasada administración.

A su vez la diputada Margarita García del Partido Convergencia dijo que su fracción rechaza la violencia y dijo que es tiempo de transitar por el camino del diálogo.

El diputado del PRD, Francisco Martínez Neri, cuestionó los estímulos fiscales decretados a favor de quienes pagan colegiaturas de sus hijos en escuelas particulares porque ahonda la brecha entre la educación pública y privada.

Señaló que también el magisterio debe renovar sus métodos de lucha y condenó los excesos de las fuerzas policiales.

Los diputados panistas Juan Mendoza Reyes, Marlene Aldeco, Héctor Lorenzo, Isaac Rodríguez y Luis de Guadalupe Martínez también fijaron un posicionamiento, mientras que el diputado Flavio Sosa del PT se pronunció en contra de la demagogia y demandó la destitución de la secretaria Irma Piñeiro.



¡Alto a la represión y respeto a los maestros!

Francisco Ramírez

Mientras la batalla campal se abría paso en las calles de la ciudad, en el acto oficial de Felipe Calderón, en el Museo del Palacio, aparecía una solitaria pancarta:¡Alto a la represión y respeto a los maestros!

La diputada local del Partido del Trabajo, Ita Ortiz Silva, era la portadora de esta manifestación de repudio ante los hechos que recordaban el efímero 2006. Esta manifestación fue vista desde el presídium por los invitados al acto, un manotazo terminó de lleno con la solitaria protesta.

Segundos después, el hecho llamó la atención del Presidente de la República, quien se acerco a Ortiz Silva para cuestionar su actuar, Calderón Hinojosa después hizo mutis y se retiró de lugar.

“No es posible que nos repriman, Ulises Ruiz ya no está aquí; los maestros quieren ser escuchados”, alcanzó a susurrar la legisladora a un presidente que no parecía inmutarse con los acontecimientos que se registraban a no menos de 200 metros. “Calderón Hinojosa se ha preocupado más por subsidiar la educación privada que la pública”, balbuceó.

La supuesta protesta pacífica emprendida por el magisterio oaxaqueño, como repudió a la visita de Felipe Calderón a Oaxaca, se convirtió en una guerra campal que inició pasado el medio día.

EL FANTASMA DEL 2006

Nuevamente el fantasma del 2006 ronda por las calles de la capital, son poco más de las seis de la tarde y los focos de tensión se han extendido en el primer cuadro del Centro Histórico. El comercio ha cerrado, el temor y la angustia entre la población ha comenzado hacer crisis; los monumentos históricos como el edificio de rectoría en el corazón de la otrora “Verde Antequera” se desmorona (sic) a manos de una horda (SIC).

Las calles se llenan de piedras y desechos, Felipe Calderón aún permanece pertrechado en las inmediaciones del Centro Cultural Santo Domingo; resguardado por un centenar de policías que con cohetones, gas lacrimógeno y piedras, sostiene uno y otro enfrentamiento a cada minuto con los reductos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

El eco del 2006 suena a las puertas del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, ahora como un regocijo para aquellos priístas que viven alejados del poder, pero que desde su trinchera financian a grupos de porros y mercenarios.