GOBIERNOS CIEGOS, SORDOS Y MUDOS.

15/02/2011

Denuncian omisión del gobierno en caso de desplazados de San Juan Copala
Pedro Matías

OAXACA, Oax., 14 de febrero (apro).- Organizaciones defensoras de los derechos humanos denunciaron que, a cuatro meses de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares a favor de indígenas triquis desplazados de San Juan Copala, el Estado mexicano ha sido omiso en su cumplimiento.
El Centro de Derechos Humanos “Bartolomé Carrasco”, el Foro Permanente por la Comisión de la Verdad y el Centro de Asesoría a Pueblos Indígenas exigieron este lunes a las autoridades competentes instrumentar de inmediato las medidas necesarias para garantizar la integridad física y psicológica de los desplazados del municipio autónomo.
Durante la cuarta reunión que en esta capital sostuvieron representantes de los gobiernos federal y estatal con representantes de esos organismos, los peticionarios y beneficiarios de las medidas cautelares MC-197-10 que emitió la CIDH demandaron acelerar su cumplimiento, a fin de evitar enfrentamientos como el ocurrido en días recientes entre pobladores de Zimatlán de Lázaro Cárdenas y San Sebastián Nopalera, que dejó un saldo de ocho muertos y 13 heridos. Además, hicieron hincapié en que con ésta “se han realizado ya cuatro reuniones y aún no hay una propuesta firme para el retorno de los desplazados por el conflicto en San Juan Copala”.
Asimismo, informaron a funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública de la presencia de paramilitares en las inmediaciones del campamento de desplazados ubicado en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca, y exigieron medidas para garantizar su seguridad.
Mencionaron que “los paramilitares armados obedecen las órdenes de Antonio Cruz, Toño Pájaro, uno de los operadores y responsables directos de la emboscada del 27 de abril de 2010, en la que perdieron la vida los defensores Alberta Cariño y el finlandés Jyri Jakkola.
Según los organismos, en la reunión se discutió el retorno de desplazados del municipio autónomo de San Juan Copala, por lo que urgieron al Estado mexicano garantizar los derechos de seguridad y justicia, derecho a la residencia y a la vivienda, a la alimentación, educación, salud, libre tránsito y reparación del daño, así como al reinicio de las actividades de instituciones y programas de beneficio social, en el marco del derecho internacional humanitario. Por separado, Amnistía Internacional informó que los padres de Jyri Jaakkola arribaron a México para conocer el estado que guardan las investigaciones sobre el caso de su hijo.
Agrede edil a habitantes de Eloxochitlán
OCTAVIO VÉLEZ
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 15 de febrero de 2011, p. 36
Oaxaca, Oax., 14 de febrero. Cinco pobladores de Eloxochitlán de Flores Magón identificados con la Asamblea Comunitaria, los cuales realizaban trabajos comunales (llamados tequio) en esa localidad de la región de La Cañada, resultaron lesionados durante una agresión encabezada por el presidente municipal Manuel Zepeda Cortés.
Miguel Ángel Peralta Betanzos, miembro de la Asamblea Comunitaria, dio a conocer que los agraviados y otros habitantes limpiaban alrededor de las 10 horas de este lunes el paraje Puerto Rosete, cuando el edil, electo el 14 de noviembre pasado por régimen de usos y costumbres, los agredió junto con Amador Ojeda, Vicente Zepeda, Vidal Zepeda, Mauro Castro y Eleazar Bravo, así como policías municipales y otros 60 sujetos armados de piedras, palos, machetes y armas de fuego.
Los atacantes dispararon y los compañeros huyeron al monte, relató Peralta Betanzos. Añadió que Carlos Pacheco Álvarez, Alonso Nieto, Omar Morales, Martín Regules Jiménez y Luis Mendoza sufrieorn lesiones por golpes y machetazos y fueron trasladados al hospital de Huautla de Jiménez.
Peralta Betanzos dijo que Zepeda Cortés tiene el respaldo del diputado federal priísta Elpidio Concha Arellano, acusado de promover el asesinato del profesor Serafín García Contreras, perpetrado el 27 de julio de 2004 durante el cierre de campaña del entonces candidato priísta a la gubernatura, Ulises Ruiz Ortiz.
Pretenden instaurar presidencia imperial
Iván Castellanos
[06:34] CUILÁPAM DE GUERRERO.- El diputado Efraín Ramos Ramírez, representante de los tres poderes del Estado de Guerrero fustigó ayer al gobierno federal panista al precisar que “México vive un retroceso en la democracia pues se está tratando de restaurar a la presidencia imperial”.
En la ceremonia del 180 aniversario luctuoso del general Vicente Guerrero y en presencia de Gabino Cué, el legislador del Partido Convergencia afirmó que en los últimos 35 años se han intentado avanzar por la vía del cambio pactado con sentido gradual y pacífico para tratar de implementar la transición democrática y la reforma del Estado, lo cual no significa otra cosa más que poner los poderes públicos al servicio de la sociedad, indicó.
Y agregó: “Los mexicanos, lo hicieron confiados en que los personeros del viejo régimen entenderían que ya no es posible seguir gobernando al país como antes, por lo que pusieron las esperanzas en la sucesivas reformas electorales que al principio permitieron la participación de todas las fuerzas políticas, ciudadanizaron todos los órganos electorales y priorizaron el financiamiento público sobre el privado para sufragar la actividad en las campañas de los partidos”.
Sin embargo, han pasado más de 30 años y no se ha visto llegar la reforma de los poderes públicos, ni la apertura a la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, ni la transparencia en el quehacer de las instituciones, ni la rendición de cuentas, ni la democracia efectiva y sin trampas electorales, manifestó.
“Luego de la breve fiesta democrática del año 2000 que posibilitó la alternancia política en el gobierno de la República, estamos viviendo un continuo y acelerado retroceso político que pareciera inclinarse hacia la restauración de la presidencia imperial”, aseguró.
También cuestionó la economía al señalar que el sistema fiscal está fincado en tres grandes injusticias como la excepción de impuestos para una privilegiada minoría de empresas monopólicas, el saqueo fiscal de PEMEX y el crecimiento constante de la deuda pública, entre otros.
Ramos Ramírez dijo que Oaxaca, Guerrero y Chiapas “están empeñados en abatir la estructura caciquil, centralista y autoritaria, que ahoga nuestro potencial y dilapida los recursos naturales y humanos”.
Agregó que en los recientes acontecimientos electorales las fuerzas emergentes le han ganado la partida al autoritarismo y la corrupción y “han abierto la oportunidad de actuar en beneficio de nuestros pueblos en pro del renacimiento de la Nación”.
Otro de los oradores fue el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas y en el acto también estuvo el edil, Agustín Quintana, así como legisladores de Guerrero y Oaxaca.
Herederos del sexenio de Ulises Ruiz
Periódico Noticias.
El día 9 de enero del año pasado, Martin Vázquez Villanueva, entonces Secretario de Salud, celebraba a las enfermeras y esperaba al anterior gobernador del estado en el istmo de Tehuantepec, estaban en el escenario los aspirantes a la gubernatura que Ulises Ruiz había nombrado “aspirinas”, entonces le ordenó a él y a los demás la llegada de Eviel Pérez Magaña, su delfín, para quien desde el 2009 el aparato de gobierno trabajaba a favor, denunciarían los mismos priistas, el mensaje no intentó ser más elocuente: que lo esperaran cual si fuera ya el gobernador escribieron entonces medios estatales, antes de decidir no esperar demasiado al delfín y entrar al auditorio sin él. Martín Vásquez Villanueva deslizó: “Para qué esperar al rival más débil”. Todos rieron catárticamente.
Eviel llegó cuando el acto ya había comenzado y hubo un aspirante que cruzado de brazos lo ignoró olímpicamente para no saludarlo, empezaría ahí una ruptura en el PRI en todo el estado, propiciada por el propio gobernador que hoy ante la debacle de la elección perdida se mantiene ahora bajo el mismo factor: Eviel Pérez Magaña.
El 17 de febrero del 2010, Raúl Rodríguez Cortés columnista de El Universal, publicaba en su columna Gran Angular: “A más tardar este fin de semana deberá definirse la candidatura del PRI al gobierno de Oaxaca. Todo parece encaminarse a la ruptura. Ni el diputado federal Jorge Franco, ni el ex alcalde oaxaqueño José Antonio Hernández Fraguas parecen dispuestos a respaldar al también legislador Eviel Pérez Magaña”.
El miércoles 24 de febrero, en un foro preparado propagandísticamente para Eviel Pérez Magaña, centenares de priistas se sumaron a la "cargada", el diputado federal aprovechó su informe de actividades legislativas para ser presentado ante Oaxaca y el país como el virtual candidato del PRI a la gubernatura del estado, las “aspirinas” tricolores que como él, peleaban la candidatura, Adolfo Toledo, Martin Vázquez Villanueva, José Antonio Hernández Fraguas, José Antonio Estefan Garfias y Jorge Franco no se presentaron en una clara muestra de rechazo a lo que llamaban la imposición de “ El diputado Pérez”. El ahora líder cenecista y senador Adolfo Toledo infanzón decía al periódico Reforma el 26 de febrero “No soy comparsa de nadie” aludiendo a una presunta falta de preparación académica del entonces “ Delfín” de Ulises Ruiz.
El 27 de febrero, Jorge Franco Vargas haría una rueda de prensa donde aseguraría que para no ser punto de confrontación, por su participación en los hechos del 2006 se retiraba de la contienda interna del PRI a la gubernatura del estado. Habría una guerra tras bambalinas a lo que la gran mayoría del PRI-Gobierno llamaría “La traición de Ulises” al que había sido su mano derecha desde que había sido senador, candidato y después gobernador por Oaxaca.
Sin embargo, Jorge Franco daría dos coletazos que marcarían el discurso de la actual confrontación que mantiene con Eviel Pérez, por la dirigencia “no son equitativos los procesos porque siempre existen militantes del partidos, que tienen instrumentos que le han hecho llegar” y diría “ el 4 de julio el PRI sólo tendrá mi voto como militante”, la frase rotunda la dejó sentir en el proceso electoral donde sostienen fuentes del PRI regional no movió el aparato del partido que conocía desde el 2004 cuando había sido secretario de gobierno, por esto hoy un PRI dividido pediría su cabeza, otras fracciones acusaría a Eviel Pérez de soberbia al no acercarse a Franco Vargas por sentir el respaldo completo de Ulises Ruiz.
A finales de febrero las “aspirinas” ya habían sido planchadas por el dedazo de URO. El 22 de marzo al estilo del viejo régimen del PRI, los ex aspirantes ulisistas le entrarían al proceso de “unidad”, al cual tras la derrota evidenciaría muchas de las fracturas al interior del partido que se venían arrastrando desde hace un año y ante la pérdida del poder estatal y los beneficios del presupuesto público, acabaron saliendo a luz las promesas incumplidas tanto a las aspirinas como a diversos militantes tricolores que habrían apostado por Eviel Pérez. También salieron a relucir la “venta” de candidaturas a presidencias municipales donde en la cuenca existieron casos, señalan militantes donde por dinero incluso fueron candidatos pocos idóneos, decisión que fue tomada al interior del equipo del ex candidato del PRI, Eviel Pérez Magaña para financiar su campaña.
Tras la derrota ungirían a Eviel Pérez presidente del PRI 11 días después de la elección en medio de un debate y acusaciones de que en su elección no habría habido quórum de delegados requeridos. Sin embargo habría sido avalada su designación para mantener el aparato de Gobierno de Ulises Ruiz, que entonces amenazaba con ser desmantelado por el nuevo gobierno, desde la cuota de poder del PRI y con el discurso de “primera fuerza política” habrían encomendado a Eviel Pérez “reconstruir” al PRI oaxaqueño rodeado de los mismos funcionarios que acompañaron al ex mandatario estatal. Al inicio de su gestión como dirigente Eviel Pérez habría dicho que pediría la expulsión por traición de José Murat Casab, sin embargo misteriosamente cesaron los embates en octubre de este año María de los Ángeles Nivon, publicaría en su columna de tres estados del país tener en su poder una grabación donde Eviel Pérez admite haberse reunido con Murat y haber pactado la no expulsión del ex mandatario oaxaqueño de ese instituto político. Pérez Magaña señala, escribe Nivon, que hay un “acuerdo político” y que no habrá expulsión por falta de sustento jurídico y la demanda ya había fue archivada.

La pugna que viven actualmente ambos “lideres” del PRI estatal aún no conoce sus alcances. Mientras los bandos se denostan en acusaciones, afirman al interior del gobierno del estado el PRI intenta desestabilizar a Oaxaca a través de sus bastiones, lo evielistas acusan a Franco de querer entregar el partido al gobierno estatal y de no haber apoyado “al delfín” en la campaña política, además de fomentar la división al interior de dicho órgano político al pedir nuevas elecciones y presentarse como presidente estatal con licencia, los franquistas acusan a Eviel de no haber garantizado nunca la unidad y que muchos de los 600 mil votos se vendrán abajo por falta de capacidad para generar acuerdos políticos, además de que afirman detrás de Eviel Pérez sigue estando el grupo “la burbuja” como se le conoció en el sexenio a la gente cercana de Ulises Ruiz (donde también estuvo Jorge Franco) el cual según la asociación civil Servicios para una Educación Alternativa (Educa) documentada en la revista Proceso (29 marzo 2010) que sólo entre 2006 y 2007 fueron detenidas en el estado más de 500 personas, que 26 murieron durante el conflicto de la APPO y que otras 20 fueron asesinadas por motivos políticos.