DERROTAR A LA OLIGARQUIA, TAREA DE TODOS.

21/03/2011

Ante miles de simpatizantes presenta su propuesta de Nuevo Proyecto de Nación

Pide AMLO frenar la decadencia y garantizar el bienestar del pueblo
Elección de ministros de la Corte, revocación de mandato presidencial y educación para todos, tres puntos
CIRO PÉREZ SILVA
Periódico La Jornada

Es ineludible derrotar a la oligarquía en el terreno político y por la vía pacífica para establecer en México una verdadera democracia, un gobierno del pueblo y para el pueblo, advirtió Andrés Manuel López Obrador, quien ante más de 9 mil simpatizantes que llenaron el Auditorio Nacional –y varios miles que lo vieron y escucharon afuera por medio de pantallas gigantes– presentó su propuesta de Nuevo Proyecto de Nación.

Aclaró: Para que no haya dudas, reitero que nuestro movimiento va a participar en las elecciones de 2012. ¡Porque le vamos a volver a ganar la Presidencia de la República a la mafia del poder!

Acompañado por especialistas, catedráticos, economistas, políticos, diplomáticos e investigadores que enriquecieron la propuesta, el ex candidato presidencial resumió las circunstancias que han traído consigo desempleo, migración, carestía, corrupción, impunidad, inseguridad, violencia, pérdida de valores, temor, tristeza y desencanto.

Los bienes de la nación, en unas cuantas manos

La crisis se debe al predominio de un grupo oligárquico que se conformó durante el gobierno de Carlos Salinas, mediante la entrega a particulares, nacionales y extranjeros, de los bienes de la nación. Desde entonces, al amparo de la llamada política neoliberal, esta minoría no sólo ha venido acumulando riquezas de manera obscena, sino que se ha situado por encima de las instituciones y son los que realmente mandan y gobiernan el país.

Dicha concentración desmedida de poder ha provocado el empobrecimiento del pueblo, la ruptura del pacto social y de la tranquilidad pública. Amarga realidad que para muchos mexicanos aún tiene salida. Sostenemos que podemos frenar la decadencia, garantizar el bienestar y la felicidad del pueblo y darle una nueva viabilidad a la nación, enfatizó.

Entre continuas muestras de apoyo de simpatizantes y miembros del Movimiento de Reconstrucción Nacional (Morena), planteó como respuesta una plataforma de gobierno que empieza por la creación urgente de una nueva legalidad con apego a la Constitución. ¡No puede haber democracia sin justicia para todos!, dijo.

Propuso un Poder Judicial con ministros electos democráticamente, que garanticen el cumplimiento de leyes e impartición de justicia y que no respondan, como sucede en los hechos, a los intereses de quienes los designaron: Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón, Diego Fernández de Cevallos y Manlio Fabio Beltrones, nombres que concitaron prolongados abucheos.

Al cumplir tres años de administración, dijo, el Presidente de la República estará sujeto a la revocación de mandato. Habrá respeto a la libertad de expresión y de credo religioso; cuidado al prestigio de las fuerzas armadas, que deberán dejar paulatinamente las calles. En materia internacional, se harán valer los principios de no intervención. Respecto de Estados Unidos, la relación se fincará en el respeto a la soberanía y en la cooperación para el desarrollo.

Ofreció una auténtica revolución educativa, con acceso al 100 por ciento a nivel medio superior y becas de 900 pesos al mes. Ha sido irresponsable colocar a la educación como si se tratara de una mercancía. Esto ha causado un tremendo daño social. Las cárceles están llenas de jóvenes. De los 36 mil asesinados por la guerra estúpida de Felipe Calderón, la mayoría eran jóvenes.

Respecto de la seguridad, López Obrador destacó que la solución de fondo, la más eficaz, la más humana y probablemente la menos cara para atender el grave problema de la violencia pasa por combatir el desempleo, la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores y la ausencia de alternativas.

Agregó que se democratizarán los medios de comunicación. Habrá competencia con tantas televisoras como sea posible técnicamente y se hará efectivo el derecho a la información, pero sin que haya bajo ninguna circunstancia monopolios, que encarecen los servicios.

Habrá plena libertad sindical y cumplimiento a los derechos y prestaciones de los trabajadores. ¡Nunca más el aumento al salario quedará por debajo de la inflación! ¡No al apoyo desde el gobierno a líderes corruptos, como Elba Esther Gordillo!, dijo ante los miles que escuchaban con atención su mensaje.

El político tabasqueño ofreció limpiar la corrupción en el gobierno. No habrá influyentismo, amiguismo, nepotismo ni ninguna de las lacras de la política. En materia fiscal aseguró que los impuestos se cobrarán de manera progresiva y simple. Le costará menos al pueblo mantener al gobierno, se acabarán los privilegios de la alta burocracia, se reducirán los sueldos a la mitad, se quitarán bonos, viáticos, pensiones de ex presidentes, entre otras canonjías.

En su amplia exposición enfatizó el cambio de la política económica. No será letra muerta el artículo 28 constitucional, que prohíbe la existencia de monopolios, ni el 27, que establece el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales. Se revisarán las concesiones que han sido otorgadas ilegalmente para privatizar minas de oro, plata, cobre, así como petróleo y electricidad, y se dejará de vender, gradualmente, petróleo crudo para procesarlo todo en México. Se construirán cinco refinerías.

Finalmente, López Obrador llamó a los mexicanos a no dejarse apantallar por la manipulación, ya que si bien una minoría ha llegado a acumular una riqueza mal habida y son los dueños de los medios de comunicación más influyentes del país, se trata de gigantes con pies de barro, una pandilla de delincuentes de cuello blanco, ni a dejarse confundir, porque al final, PRI y PAN representan lo mismo.

Militares a los cuarteles y Elba Esther fuera del SNTE, promete AMLO

Rosalía Vergara
MÉXICO, DF., 20 de marzo (apro).- Al presentar su nuevo Proyecto de Nación, Andrés Manuel López Obrador aseguró que su movimiento participará en las elecciones del 2012 y ofreció que de llegar a la presidencia regresará a los militares a los cuarteles y acabará con cacicazgos sindicales como el de Elba Esther Gordillo.

En un auditorio Nacional casi lleno, el excandidato presidencial detalló las 50 acciones de su plan de gobierno encaminadas a "derrotar a la oligarquía en el terreno político y por la vía pacífica”.

Acompañado de 37 especialistas e intelecutales que le ayudaron a conformar su Proyecto de Nación, entre ellos, Elena Poniatowska, Lorenzo Meyer, Arnaldo Córdova, Alejandro Encinas, Enrique González Pedrero, Ignacio Marván y Julio Scherer Ibarra, el exlíder perredista se volcó contra los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que dijo, han sido nombrados desde la presidencia de la república, por lo que promoverá una reforma para elegirlos democráticamente y de esa manera, el máximo tribunal del país “se ponga realmente al servicio del pueblo”.

El exjefe de gobierno capitalino dijo también que promoverá la revocación de mandato. “Al cumplirse tres años, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en su cargo. El pueblo es soberano: así como otorga un mandato, puede retirarlo. El pueblo pone y el pueblo quita”, afirmó.

En su larga arenga, López Obrador se comprometió a respetar la libertad de expresión y el credo religioso; a cuidar el prestigio de las fuerzas armadas y retirar al Ejército y a la Marina del combate contra el narcotráfico; tampoco se usará a los militares para resolver conflictos sociales “o para suplir la incapacidad del gobierno civil, mucho menos para reprimir al pueblo”.

López Obrador dijo que redifiniría la relación con Estados Unidos, basándose en el respeto a la soberanía y en la cooperación para el desarrollo, “pero sin muros que dividan o confronten” como el levantado en la frontera entre ambos países para evitar el paso de migrantes indocumentados.

Resaltó que se democratizarán los medios de comunicación para que cualquiera tenga una concesión de radio y televisión y “si Carlos Slim, como cualquier otro ciudadano, quiere tener un canal de televisión, no tendrá problemas, porque queremos que no sólo haya dos televisoras que acaparen toda la audiencia sino 10, 20, las que sean técnicamente posibles. De la misma forma, si Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego o cualquier otro empresario desea participar en la telefonía, podrá hacerlo, porque no debe haber, bajo ninguna consideración, monopolios”, expresó.

También prometió plena libertad sindical ni respaldará como gobierno a dirigentes vitalicios, antidemocráticos ni corrputos. “Para que se entienda bien, no habrán cacicazgos como el de Elba Esther Gordillo que domina a los trabajadores del magisterio sin vivir siquiera en el país, sino en una zona residencial de gran lujo en el extranjero”.

Se comprometió a hacer justicia para trabajadores mineros, electricistas, sobrecargos, pilotos y empleados de Mexicana de Aviación que han sido injustamente despedidos por la política privatizadora y por el contubernio entre funcionarios y empresarios corruptos.

“Limpiaremos al gobierno de corrupción que será considerada como delito grave y se castigará sin derecho a fianza”, indicó.

Señaló que se cobrarán los impuestos pero de manera justa; las empresas mineras pagarán impuestos de extracción; prometió que al pueblo le costará menos mantener al gobierno; se cancelarán bonos, viáticos, pensiones de expresidentes, servicios médicos privados, cajas de ahorro especiales, el uso de aviones, helicópteros y otras canonjías.

“Cambiaremos la actual política económica. No será letra muerta el artículo 28 constitucional que prohíbe la existencia de monopolios. Habrá una nueva política energética. Impulsaremos la industria petroquímica y la producción de gas para frenar la creciente dependencia del exterior”.

Bajará el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica. Se fomentará la industria de la construcción; se pavimentarán 362 municipios que no tienen caminos de asfalto; se construirán dos puertos, en Salina Cruz y Coatzacoalcos, entre otras cosas.

Se comprometió a establecer el Estado de Bienestar; es decir, habrá pensión universal para todos los adultos mayores de 68 años del país y para las personas con discapacidad. Se combatirá el hambre garantizando el derecho del pueblo a la alimentación y se otorgará atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población.

Reformar, además, al sistema educativo para que ningún jóven se quede sin la oportunidad de estudiar ni tampoco haya rechazados en las universidades públicas del país.

“De los 36 mil asesinados, por la guerra estúpida de Calderón, la mayoría eran jóvenes. Siempre hemos dicho que quien tiene para pagar una escuela privada lo puede hacer, está en su derecho, pero el gobierno está obligado a garantizar una educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares. La educación no debe convertirse en un privilegio”.

En ese sentido sostuvo que resolvería la crisis de inseguridad y violencia, no con criterior policiacos, “como le hace el gobierno usurpador” sino con justicia.

Estableció que este Nuevo Proyecto de Nación nace de manera paralela a la construcción del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que actualmente cuenta con 2 mil comités municipales integrados por 14 mil ciudadanos. También creamos un comité en cada una de las 65 mil secciones electorales del país; cuentan con 25 mil, en los que participan cerca de 100 mil ciudadanos. Se espera cumplir la meta a finales de este año para afiliar a 4 millones de protagonistas del cambio verdadero que, a su vez, deberán convencer a 5 personas por protagonista, para alcanzar la cifra de 20 millones de enlistados, suficientes para transformar el rumbo de este país, dijo.

Abandonan la BMV 4 mil 400 mdd de capitales buitres en dos meses

Según el BdeM el saldo de la tenencia accionaria asciende a 161 mil 334 millones de dólares
La compra de bonos del gobierno mexicano alcanzó $684 mil millones hasta enero de este año
VÍCTOR CARDOSO
Periódico La Jornada

Nerviosos por la inestabilidad de los mercados financieros, inversionistas extranjeros sacaron de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) unos 4 mil 399.6 millones de dólares durante los dos primeros meses de este año, revela información del Banco de México (BdeM).

Sólo entre diciembre de 2009 y enero de 2010 se tiene registrado un antecedente similar, con la disminución de 7 mil 769.2 millones de dólares de inversión extranjera en acciones de empresas que cotizan en el mercado bursátil mexicano.

Son los conocidos como capitales golondrinos o capitales buitres, que se mueven por todo el mundo en busca de las mejores condiciones de seguridad y rendimiento.

De acuerdo con el seguimiento del banco central, las inversiones del exterior en los llamados títulos de renta variable que se cotizan en la BMV sumaron en febrero pasado (último dato mensual disponible) 157 mil 175.5 millones de dólares, desde el registro histórico más alto de diciembre del año pasado, cuando había 161 mil 334 millones de dólares.

Por el momento no es factible determinar si los capitales que abandonaron el mercado bursátil mexicano fueron invertidos en otros instrumentos o de plano emigraron a otros mercados en busca de rendimientos más altos y mejores condiciones de seguridad. Esa información es presentada trimestralmente por el Banco de México y forma parte del contenido de la balanza de pagos.

Pero en la información del banco central se observa que entre diciembre de 2010 y enero de este año la tenencia de valores gubernamentales por parte de extranjeros registró un aumento de 52 mil 55.8 millones de pesos, cifra coincidentemente similar a la de los capitales que dejaron el mercado de valores, es decir, alrededor de 4 mil 260 millones de dólares

Por separado, la Secretaría de Hacienda informó que México se ubica en el tercer lugar mundial, sólo después de Hungría y Malasia, en monto de inversión extranjera depositada en valores gubernamentales (Cetes, bonos de corto y largo plazos) con más de 684 mil millones de pesos en enero de este año; esto representa un aumento de casi 93 por ciento entre 2010 y 2011.

Esta posición convirtió a los inversionistas extranjeros en los principales acreedores del gobierno mexicano en instrumentos de deuda interna. Sin embargo, para la Secretaría de Hacienda esos capitales son una señal de la confianza en la economía del país e inversiones de largo plazo: En los últimos cinco años se han procesado flujos por alrededor de 400 mil millones de pesos de manera ordenada. Esto se ha llevado a cabo gracias a la solidez en el sistema financiero mexicano, así como a la amplia base de inversionistas institucionales mexicanos que han permitido incrementar la capacidad de absorción de la inversión extranjera al mercado local. Aunado a lo anterior, la relativa estabilidad que han mostrado los flujos de inversionistas extranjeros demuestra que cuando se tienen condiciones macroeconómicas adecuadas, es posible disfrutar de los beneficios de los flujos de cartera sin que se generen distorsiones en las variables financieras del país. Además, dicha estabilidad es muestra de que la mayor parte de la composición de la tenencia de extranjeros son inversores institucionales de largo plazo. Se considera que por las condiciones macroeconómicas descritas, existe espacio adicional para continuar incrementando la participación de inversionistas extranjeros, en un ambiente de desarrollo ordenado del mercado de deuda mexicano, precisó la dependencia del gobierno federal.

Zambrano, nuevo presidente del PRD; Padierna, secretaria general

Rosalía Vergara
MÉXICO, DF. 21 de marzo (apro).- Con 233 votos a favor, 36 en contra y dos abstenciones, Jesús Zambrano y Dolores Padierna fueron elegidos y tomaron protesta como presidente nacional y secretaría general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), respectivamente.

En una segunda ronda de votación a mano alzada efectuada en los primeros minutos de este lunes, se decidió también que se declare un receso hasta el 2 de abril para conformar a los integrantes de los órganos de dirección como el comité político y el secretariado a nivel nacional, estatal y local.

Así terminaron dos días de negociaciones en el consejo nacional de ese partido, en el que el principal tema de litigio fue el de las alianzas electorales con el PAN.

Las negociaciones para definir a la nueva dirigencia nacional perredista se alargaron durante el sábado 19 y domingo 20. El Consejo Nacional se mantuvo en receso hasta las 18 horas de ayer. Se inscribieron como aspirantes a suceder a Jesús Ortega, su compañero de corriente, Jesús Zambrano, Dolores Padierna, el diputado guerrerense Armando Ríos Piter y Dina Rocío Navarro.

La primera ronda de votaciones duró alrededor de tres horas, sin que ninguno de los aspirantes alcanzara las dos terceras partes de los votos como lo establece el reglamento perredista. En esa ronda, la primera minoría fue para Jesús Zambrano, de la corriente Nueva Izquierda, con 154 votos; la segunda posición fue para Dolores Padierna con 111 sufragios y en tercer sitio quedó Ríos Piter con 43 votos. Además, hubo dos votos nulos y una abstención.

Ante la indefinición, se declaró un breve receso y las corrientes se sentaron a negociar una nueva fórmula para presidente y secretario general. Minutos despúes se anunció el acuerdo de presentar una planilla conformada por Zambrano y Padierna.

En entrevista, Zambrano dijo que Ríos Piter, el candidato apoyado por el jefe de gobierno Marcelo Ebrard, había aceptado la nueva fórmula, aunque trascendió que a condición de ser nombrado el nuevo presidente de la Mesa Directiva del PRD.

El nuevo presidente nacional perredista adelantó que se mantendrá la política de alianzas con el PAN en elecciones estatales pero no para los comicios presidenciales del 2012.

“Yo creo que está claro que vamos a concluir con los compromisos que tenemos. Está por definirse el domingo 27 si vamos o no en una alianza con el PAN para las elecciones del 3 de julio en el Estado de México y si la consulta arroja un resultado favorable o dice que no, pues cerramos la puerta. Son asuntos que ya tenemos resueltos”, expresó.