EL BUITRE IMPERIAL, CONTENIDO.

31/03/2011

Rusia exige un relevo democrático sin intromisiones del exterior.

AFP, DPA, PL, REUTERS Y NOTIMEX
Periódico La Jornada
Pekín, 30 de marzo. China criticó hoy la intervención militar de Occidente en Libia al advertir que los bombardeos aéreos podrían violar el espíritu de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al tiempo que Rusia, Italia, Noruega, Bélgica y Dinamarca rechazaron que se suministre armas a los rebeldes como planteó ayer Estados Unidos.

El presidente chino Hu Jintao, al recibir aquí a su par francés Nicolas Sarkozy, uno de los principales promotores de la ofensiva contra Libia, señaló que el objetivo de la resolución es parar la violencia y proteger a los civiles, pero si las acciones militares llevan al desastre a los civiles y agravan la crisis humanitaria, entonces éstas van contra el propósito de la resolución 1973 adoptada el 17 de marzo en la ONU.

Hu destacó que el diálogo y otros medios pacíficos son las únicas soluciones para los problemas, y recordó que la historia ha mostrado repetidamente que el uso de la fuerza no es la respuesta y que sólo complica aún más los problemas, mientras Sarkozy comenó que Francia también espera resolver la crisis por medios políticos y diplomáticos.

En tanto, Rusia exigió por primera vez un cambio democrático en el liderazgo en Libia sin intromisiones desde el exterior. El canciller Serguei Lavrov rechazó las intenciones de las potencias intervencionistas de entregar armas a los opositores de Muammar Kadafi.

Lavrov, cuyo país –junto con China– se abstuvo de votar la resolución en el Consejo de Seguridad, comentó sobre la supuesta existencia de miembros de la red Al Qaeda entre los opositores. Además, instó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a abstenerse de tomar partido en el conflicto, declarar un alto el fuego inmediato e iniciar conversaciones para resolver la crisis.

La OTAN anunció que comenzó a hacerse cargo de las operaciones militares en Libia, al transmitirle Estados Unidos el mando de Odisea Amanecer, iniciada el pasado 19.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia consideran la posibilidad de suministrar armas a los rebeldes libios, lo que fue rechazado por Italia, Noruega, Bélgica y Dinamarca, países que participan en la agresión a Libia.

Gran Bretaña, que ayer dijo que por el embargo de la ONU no se podía entregar armas a los opositores, ahora anunció que no descarta hacerlo. Además, el gobierno del primer ministro David Cameron expulsó a cinco diplomáticos libios en Londres bajo el argumento de amenaza para la seguridad.

El presidente estadunidense, Barack Obama, envió emisarios al Congreso para explicar la guerra contra Libia. The New York Times comentó que había un intenso debate sobre la conveniencia de proveer armas a los rebeldes. Además, Obama firmó una orden secreta autorizando operaciones encubiertas en apoyo a los insurrectos.

Aterrados, los rebeldes huyen y arremeten contra sus líderes

Colapsa el ánimo en cuestión de horas; ¿dónde están las armas y las tropas especiales que prometieron?

Acusan de falsear la realidad a los oficiales que son el enlace con la comunidad internacional

KIM SENGUPTA
The Independent
Periódico La Jornada
Costa de Libia, 30 de marzo. Los rebeldes en Libia se batieron en aterrada retirada este miércoles, enredados en recriminaciones contra sus líderes y acusando a los oficiales que tratan con la comunidad internacional de falsear la realidad en el terreno. Luego de 12 noches de una intervención militar occidental que, según se creía, iba a cambiar en forma irreversible el curso del conflicto, la tarde de este miércoles las fuerzas revolucionarias habían sido repelidas hasta la última ciudad antes de Bengasi, capital del gobierno provisional opositor, al parecer con la confianza hecha trizas y con poca voluntad de continuar la lucha.

El colapso de las fuerzas revolucionarias en el curso de 48 horas fue espectacular. El lunes estaban a unos 60 kilómetros de Sirte, lugar natal de Muammar Kadafi, y ya celebraban la captura del bastión oficialista, parada clave en el camino a la capital, Trípoli. Ahora están 160 kilómetros atrás sobre la costa, en Ajdabiya, uno de los dos puertos petroleros importantes de la zona. El otro, Brega, quedó desguarnecido cuando los rebeldes en retirada lo atravesaron sin detenerse.

Al crecer la frustración y la amargura, muchos combatientes la emprendieron contra sus mandos militares y políticos. ¿Dónde está Jalifa Heftar? ¿Dónde está Fatar Yunis?, exclamó el capitán Ajmed Abdul-Karem. Llevo dos meses en el frente y nunca los he visto. ¿Dónde están las armas y los hombres entrenados que prometieron?

Se dice que los generales Yunis y Heftar están en Bengasi, a cargo de la estrategia de la campaña militar. Las críticas también se dirigieron a otros que asistieron a la conferencia sobre Libia realizada esta semana en Londres. “Vi por televisión a los que fueron a Inglaterra, con sus trajes elegantes, hablando de la forma tan acertada en que han conducido la guerra –dijo Alí Slimani con un ademán de desprecio–. Nunca estuvieron aquí. Los gobiernos extranjeros deberían venir y ver por sí mismos lo que ocurre.”

De manera ominosa para el movimiento rebelde y sus patrocinadores occidentales, las fuerzas de Kadafi continuaban empujando hacia el frente oriental, siguiendo una pauta organizada y deliberada, pese a haber sido objeto de dos semanas de ataques de las fuerzas militares más poderosas del mundo.

Una ilustración de su resistencia se pudo ver la tarde de este miércoles a las afueras del poblado de Al Agayla, donde tropas del régimen que perseguían a los rebeldes fueron atacadas por aviones de la coalición internacional con al menos ocho disparos de misil.

Los combatientes revolucionarios, conocidos como los Shabaab, respondieron con prolongadas aclamaciones y gritos de ¡Alajú Akbar!, y algunas cargaron contra el enemigo con sus automóviles y pickups. Pero pronto recularon, porque los oficialistas, en vez de desbandarse, continuaron el asalto abriéndose en abanico por el desierto para rodearlos.

También la conducta de quienes debieran ser aliados en lugares cercanos a los de procedencia de los rebeldes es causa de problemas, porque en algunos poblados y aldeas los lugareños se han vuelto contra ellos y combaten al lado de las tropas del régimen.

Awad Abú Tawib recibió un tiro en la pierna en Bin Jawad, la mañana del miércoles. “Salió de una de las casas. Sabemos que los de Kadafi no estaban allí, así que fue alguien que vivía allí –dijo–. Catearon las casas y arrestaron a algunas personas: tal vez una de ellas me disparó.”

La oposición sostiene que esos hombres han sido pagados por el régimen para tomar las armas. Pero también ocurre que las lealtades varían, en especial en los cinturones tribales más al oeste del enclave opositor.

Algún resentimiento local ha sido alimentado también por la cacería que los rebeldes han emprendido de quintacolumnistas supuestamente coludidos con las fuerzas de Kadafi. En Bin Jawad, The Independent presenció cómo 220 hombres, ya fueran miembros del clan Hosseini o asociados con él, fueron sacados a rastras de sus casas, tundidos y llevados a otro lugar. Los arrestos ocurrieron mientras los rebeldes intercambiaban disparos con fuerzas del régimen a las puertas del poblado. Los residentes, de por sí atemorizados, vieron a los Shabaab echar puertas abajo a patadas y disparar a ventanas en las que según ellos había francotiradores.

En Ajdabiya, otros tenían miedo de ser atrapados en el encarnizado conflicto. Los cinco miembros de la familia de Qadir Fikri estaban entre los cientos que salían de la ciudad al caer la noche. “Es la segunda vez que hacemos esto –dijo Fikri–. La última vez que vinieron los hombres de Kadafi fuimos a quedarnos con parientes en Al Bayda, y apenas regresamos hace dos días… Pensamos que podíamos establecernos de nuevo, pero ahora tendremos que irnos otra vez.”

Las fuerzas de la coalición continúan atacando, pero se da por entendido que los rebeldes siguen sin ser rival para el régimen en un nivel básico. Se dice que no tienen habilidad para atrincherarse y no han mostrado signos de conocer los rudimentos defensivos para sostenerse en el terreno.

El narco mexicano, con poder de gran fuerza armada: EU

La FBI califica de preocupante el incremento de la violencia en el país

DAVID BROOKS
Corresponsal
Periódico La Jornada

Washington, 30 de marzo. El jefe del Comando Norte de Estados Unidos (Northcom), almirante James Winnefeld, declaró hoy que el crimen organizado mexicano cuenta, por ingresos disponibles, lo que sería equivalente a una de las diez fuerzas armadas más grandes del mundo, mientras que el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) afirmó que a pesar de los esfuerzos del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el incremento de homicidios indica que se continúa desatando una violencia extrema que impacta a Estados Unidos.

La situación en México fue abordada en dos audiencias legislativas por separado y, como casi siempre en tiempos recientes, con la óptica de que representa una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.

Winnefeld, jefe del Comando Norte –la instancia militar dedicada a Estados Unidos, Canadá y México–, elogió este miércoles a las fuerzas militares mexicanas en su lucha contra las organizaciones criminales trasnacionales, ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, al subrayar que enfrentan una amenaza sofisticada y muy bien financiada.

Culpa compartida

Dijo que al calcular que 40 mil millones de dólares fluyen de Estados Unidos a México en beneficio de estas organizaciones del crimen, y que aunque no son fuerzas militares, si uno toma esos 40 mil millones y los compara con (el presupuesto de) las fuerzas militares del mundo, (los criminales) ocuparían uno de los primeros diez lugares. Entonces es una amenaza bien financiada en gran medida por nuestra demanda de droga en Estados Unidos.

Winnefeld comentó que las fuerzas de seguridad mexicanas, frente a esta amenaza, han tenido algunos éxitos muy serios en los pasados 16 meses, donde han mostrado capacidades operativas muy sofisticadas, como en el caso de la detención de los responsables del asesinato del agente de Inmigración y Aduanas Jaime Zapata y la captura de unos 28 líderes criminales. Alabó en particular a las fuerzas militares en su difícil transformación de una fuerza convencional dedicada a operaciones de apoyo en casos de desastres naturales a “una fuerza capaz de operaciones… contra esta amenaza sofisticada”.

Pero el almirante advirtió que como en toda lucha como ésta, las cosas probablemente empeorarán antes de mejorar, y estamos viendo eso con la violencia en México, resultado, dijo, de la postura de valentía que el presidente Calderón ha tomado.

Soberanía es la palabra repetida una y otra vez por el almirante y algunos legisladores al hablar de la cooperación estadunidense con México en la lucha antinarcóticos. En Northcom hacemos todo lo que podemos para ayudar a nuestros socios. Tenemos gran respeto por su soberanía, afirmó Winnefeld, y agregó que por ello dejará a las autoridades mexicanas divulgar todo detalle particular sobre el apoyo que otorgamos.

Dijo que se están aplicando lecciones aprendidas por Estados Unidos en otras partes del mundo, incluyendo planeación, operaciones especiales y derechos humanos en este tipo de lucha. Al referirse a la ayuda estadunidense a estos esfuerzos, enfatizó que el primero y más importante principio que observamos en esta lucha es el respeto por la soberanía mexicana , y subrayó que en todo lo que se hace México siempre, siempre es el que está a la cabeza en la lucha contra los criminales.

Indicó que Northcom y su contraparte encargada de Centro, Sudamérica y el Caribe, Southcom, están colaborando en su trabajo sobre la región fronteriza de México-Guatemala-Belice. Afirmó: “Mis socios mexicanos… están muy enterados de lo que está sucediendo ahí, están abordando esto de manera estratégica. Saben que tienen que llegar ante ese problema”.

Sin embargo, continuó, para los militares mexicanos es un asunto de capacidad, ya que no cuentan con una fuerza militar enorme y tienen sus manos llenas ahora mismo en el noreste en lugares como Ciudad Juárez y Monterrey, y quieren tener esa violencia bajo control lo mejor que puedan antes de que verdaderamente puedan abrir otro frente. Agregó: Estamos trabajando para ver si hay alguna manera en que podamos ayudarlos abajo, en esa región muy, muy compleja.

A la vez, el director de la FBI, Robert Mueller, se presentó ante el Comité Judicial del Senado para ofrecer una evaluación global del trabajo de esa agencia y las diversas amenazas que le corresponde enfrentar, desde terrorismo internacional y doméstico, hasta casos de corrupción, ciberataques y, entre éstos, el asunto de la violencia en México.

La violencia extrema a través de nuestra frontera sureste continuó impactando a Estados Unidos, como vimos en los asesinatos en marzo pasado de trabajadores del consulado estadunidense en Juárez, y la agresión el mes pasado contra dos agentes de Inmigración y Aduanas en San Luis Potosí. A lo largo del año hubo numerosos casos de corrupción que minaron la confianza pública, e innumerables casos de bandas que continúan tomando vidas inocentes y poniendo en peligro a nuestras comunidades, declaró.

Cuando el senador republicano Lindsey Grahm le pidió su evaluación de la violencia en México, Mueller ofreció una respuesta que él mismo fragmentó, con la intención de no decir demasiado. “Creo que cualquiera está observando lo que ha sucedido en los últimos años… tanto a lo largo de la frontera como dentro de México, en términos del incremento en homicidios y a pesar de los esfuerzos e intención del gobierno del presidente Calderón desde el inicio para abordarla”.

Para la FBI, la preocupación es la violencia que pasa la frontera, y señaló que en años recientes se incrementó el número de casos de secuestros de personas en México que residen en Estados Unidos, pero que tienen negocios y/o familias del lado mexicano. Además, informó que se ha abordado la corrupción en la frontera sur a través de equipos de seguridad pública especializados en el tema, y a la vez se ha incrementado la capacidad de inteligencia en esa zona a través del centro de inteligencia en El Paso, que recibe y analiza información tanto de las oficinas de la FBI aquí, como desde la oficina del agregado legal en la embajada estadunidense.

Condenan a Succar Kuri a 13 años de cárcel por corrupción de menores

Rosa Santana
CANCÚN, Q. Roo., 30 de marzo (apro-cimac).- El empresario Jean Succar Kuri, El Johny, fue sentenciado hoy a 13 años, un mes y 15 días de prisión luego de ser encontrado culpable de la comisión de delitos de pornografía infantil y corrupción de menores.

Además, deberá pagar una multa de 2 mil 625 días de salario mínimo, equivalentes a 85 mil 837 pesos, así como 350 mil pesos a cada una de las menores afectadas, como reparación del daño moral que les causó.

En un comunicado, el juez Segundo de Distrito, con sede en esta ciudad, Alfonso Gabriel García Lanz, explicó que la ley aplicable es la que regía entre 2000 y 2003, años en que se cometieron esos delitos, pues no era procedente aplicar la nueva legislación en la materia, que prevé penalidades mayores.

De entre los diversos juicios que se le siguen en juzgados federales y del fueron común por delitos relacionados con la pederastia, esta es la primera sentencia que recibe el empresario de origen libanés de 67 años de edad.

Succar Kuri nació en Becharré, Líbano, el 19 de septiembre de 1944. En su adolescencia llegó a México y en 1985 se estableció en Cancún, donde abrió una tienda de artesanías y una fuente de sodas en el aeropuerto local; con el tiempo, los negocios incluyeron varios centros de hospedaje -villas y hoteles-, entre éstos el Solymar, búnker de su red de pederastas, y propiciaron que amasarauna gran fortuna.

Descubiertas sus actividades ilícitas, escapó a Estados Unidos, donde a mediados de 2004 fue capturado en Chandler, Arizona, y dos años después fue extraditado a México.

En un principio, Succar Kuri ingresó al penal de máxima seguridad de El Altiplano, el que abandonó dos años después, al ser transferido a la cárcel municipal de Cancún, donde permanece, y enfrenta otros procesos por los delitos de estupro, violación equiparada y abusos deshonestos.

Succar Kuri estaba estrechamente vinculado al también poderoso empresario libanés Kamel Naciff, quien en años recientes movió sus influencias ante el ahora exgobernador poblano Mario Marín para "dar una escarmiento" a la escritora Lydia Cacho, por haber evidenciado -- su libro Los demonios del poder-- la red de pederastas que encabezaba El Johny.

En sus argumentos, el juez García Lanz consideró que el material probatorio que obra en el proceso penal es suficiente para tener por demostrado plenamente el delito de pornografía infantil, así como el de corrupción de menores y la plena responsabilidad penal Succar Kuri en su comisión.

A lo anterior se suman copias certificadas de diversos procesos penales seguidos ante autoridades judiciales del fuero común en contra del sentenciado por su probable responsabilidad en la comisión de delitos de violación, corrupción de menores y otros cometidos en agravio de diversos menores de edad.

Luego de conocer la sentencia, Xavier Olea Peláez, defensor legal de tres de las víctimas, celebra el fallo judicial.

En entrevista, dice: “El proceso jurídico, si bien fue largo, se llevó conforme a derecho, cumplió con todos los requisitos de la ley y el actuar del juez y del personal de juzgado fue el adecuado”.

Explica que la sentencia fue por dos delitos integrados en un solo procedimiento, aunque recuerda que aún hay una causa pendiente en el fuero común por los presuntos delitos de violación, violación equiparada y abuso sexual.

Además, recalca, la Procuraduría General de la República (PGR) tiene abierta otra indagatoria por lavado de dinero.

El abogado explica que Succar Kuri no tiene derecho al beneficio que otorga la ley de reducción de penas porque fue acusado de delitos sexuales y contra menores de edad, los cuales son considerados como “graves”, por lo que anticipa que el socio del empresario textilero, Kamel Nacif tendrá que cumplir hasta el último día de su sentencia.

Succar Kuri fue arrestado en 2004. Primero estuvo detenido en Chandler, Arizona, Estados Unidos, y luego de años de litigio fue extraditado a México donde enfrentó el proceso penal que hoy llegó a su fin.

Cabe mencionar que también se le acusó de urdir, junto con el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, y el empresario Kamel Nacif, la detención de Lydia Cacho, quien evidenció en “Los demonios del Edén” el reclutamiento y abuso sexual de niñas por parte de Succar Kuri.

Según los argumentos de las víctimas, todas procedentes de familias marginales, el inculpado se hacía llamar por las niñas "Tío Johny", las invitaba a una de sus lujosas villas en la zona hotelera de la ciudad de Cancún y allí abusaba de ellas.



Succar y Cacho

La periodista Lydia Cacho fue detenida por policías poblanos en diciembre de 2005 a las puertas de las oficinas en el Centro Integral de Atención a la Mujer (CIAM), en Cancún, Quintana Roo, bajo los cargos de difamación por su investigación publicada en “Los demonios del Edén”, donde denunció una red de pornografía.

Tras los hechos, Lydia Cacho interpuso tres demandas: contra el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín; la procuradora estatal Blanca Alicia Villeda y otros funcionarios, por tráfico de influencias, abuso de autoridad y diferentes formas de tortura.

Denunció ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas y ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la Procuraduría General de la República (PGR), a la presunta red de explotación sexual infantil destapada en su libro.

En 2007 Edith Encalada Cetina, una de las principales víctimas de Succar Kuri, demandó a Lydia Cacho por haber utilizado su testimonio públicamente en “Los demonios del Edén” y pidió la cantidad de 100 mil pesos para “resarcir” el daño moral, es decir, lo que entonces correspondía al 20 por ciento de las regalías del libro.

El 21 de agosto de 2009 la jueza del Juzgado 17 de lo civil en el DF, Rosario Mancera le notificó a Lydia Cacho que había ganado el juicio civil en su contra.

Entre las pruebas aportadas por la defensa de la periodista ante el Juzgado 17 de lo civil en el juicio que ganó después de dos años, estuvo un video de una entrevista que el conductor de televisión Óscar Cadena hizo a Edith Encalada dos años antes de que se publicara el libro, donde ella relata los abusos sexuales que sufrió por parte de Succar Kuri.

Con la sentencia que hoy dictó el Juzgado Segundo de Distrito en el estado de Quintana Roo se acredita la responsabilidad en los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores que la periodista documentó en 2005 contra Succar Kuri.