YA BASTA!

05/04/2011

Anuncian en Oaxaca marcha en apoyo a Javier Sicilia.

Oaxaca, Oax.-Organizaciones sociales oaxaqueñas convocaron a la ciudadanía a participar en la marcha que se realizará mañana a las 18:00 horas del Zócalo capitalino a la explanada de Santo Domingo.

Esta movilización se realizará simultáneamente en la Ciudad de México y en Cuernavaca, por los 40 mil muertos y en apoyo del escritor Javier Sicilia, padre de Juan Francisco Sicilia Ortega, joven asesinado el pasado 28 de marzo en Temixco, Morelos, junto con siete personas más.

En la convocatoria se solicita a los participantes a llevar veladoras y flores para exigir Paz y Justicia en el País, tras la guerra contra el narcotráfico que inició el Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Por lo que los ciudadanos se concentrarán en varias partes del País mediante una movilización silenciosa.

Tras la carta pública del escritor en donde se expresa el hartazgo del autor por la guerra y los miles de muertos que han caído por “combatir al narcotráfico”, diversos promotores de la cultura oaxaqueña se han expresado en apoyo a la movilización que se realizará mañana.

Indagan participación castrense en muerte de Sicilia, trasciende en SG

Ex militares y soldados en activo son los responsables del asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia y de otras seis personas, habría expuesto el procurador general de Morelos, Pedro Luis Benítez, de acuerdo a una fuente no oficial.

Fabiola Martínez

México, DF. El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, se reunió esta mañana en el Palacio de Covián con el gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame.

El encuentro privado ocurre luego de que el procurador general de Justicia del estado, Pedro Luis Benítez Vélez, dijo —de acuerdo con una fuente no oficial— en una reunión con diputados locales y dirigentes estatales de partidos políticos que ex militares y soldados en activo son los responsables del asesinato de Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta y periodista Javier Sicilia, y de otras seis personas.

Para la Secretaría de Gobernación es “injusto, inapropiado e incorrecto” adjudicar a las víctimas del narcotráfico la calidad de “daños colaterales”, es decir, muertes durante enfrentamientos entre fuerzas federales y presuntos delincuentes.

El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez, aseveró que en México no se vive una guerra sucia y que los militares actúan en el marco del derecho y para coadyuvar en la lucha contra la delincuencia, en tanto se fortalecen las policías locales.

Del caso del joven Juan Francisco Sicilia, asesinado junto con otras personas en Morelos, pidió esperar el resultado de las indagatorias, aunque en principio aseveró que si fueron asesinados se debe a la actuación de delincuentes.

Respecto de las versiones que apuntan a posible homicidio a manos de militares, el subsecretario de Gobernación expresó: “Si hubo personas ejecutadas, entonces son víctimas. No hay que confundir los daños colaterales con las víctimas que merecen justicia y que ameritan la circunstancia de profundas investigaciones para dar con los responsables. Insisto en que no hay que confundir la colateralidad con el hecho de que tenemos víctimas inocentes que fallecen a manos de los criminales. Si un ex policía se convirtió en criminal, entonces no es más que eso, un criminal”.

Instituto de Cultura en Morelos se suma a protesta contra la inseguridad

Organización Editorial Mexicana

5 de abril de 2011
Mónica González/El Sol de Cuernavaca

Cuernavaca, Morelos.- La directora del Instituto de Cultura, Martha Ketchum Mejía, anunció que se sumará a la manifestación de protesta que se realizará este miércoles en Cuernavaca y se replicará en más de 30 ciudades del país y del mundo como New York, Argentina Chile y Paris, entre otros, en contra de la inseguridad, al tiempo que el escritor y poeta Javier Sicilia aclaró que nunca se pronunció por pactar con la delincuencia organizada, sino sólo de aplicar "códigos de honorabilidad" donde no se toque a la población civil.
La directora del Instituto de Cultura expuso que su participación en esta concentración masiva a la que se espera un innumerable número de ciudadanos, tiene como finalidad el exigir que ya no haya más sangre ni más muertes de jóvenes por el crimen organizado, dijo la funcionaria al tiempo de indicar que el medio cultural respaldará en todo a uno de sus integrantes y como prueba de ello es que la obra "Madama Butterfly", de Giacomo Puccini, que se pondrá en escena en los próximos días, estará dedicada a él. Cuestionada sobre las declaraciones hechas por parte del escritor Javier Sicilia en el sentido de que se retiraría de la poesía hasta que se de con los responsables del homicidio de su hijo, Martha Ketchum se pronunció por convencerlo de que es necesario seguir escuchando las voces de los poetas siempre "porque son guías espirituales, voces de la conciencia y del alma que abren la posibilidad de conseguir un mejor mundo e ideales para la humanidad".
Por su parte y ante lo dicho hace algunos días, el escritor y poeta Javier Sicilia dijo de forma textual y a través de un correo electrónico: "Mis declaraciones sobre pactar con el narcotráfico, como suele suceder en un mundo tan tenso y atravesado por intereses políticos no se entendieron bien.

Cuando me referí a pactar. Me referí precisamente a que el narcotráfico ha existido desde hace mucho tiempo en nuestro país. Es parte de nuestra vida. Sin embrago, desde que se desató la guerra, como una manera de exterminarlo, los EU, que son el gran consumidor de esas sustancias tóxicas, no han puesto nada de su parte para apoyarnos. Las armas que están armando al crimen organizado y están matando a nuestros muchachos, a nuestros soldados, a nuestros policías, vienen de los EU y ellos no están haciendo nada por detenerlas.

Esas armas son quizá peores que cualquier tipo de droga -son contundentes, terribles y expansivas-. Si los EU no persiguen o ponen un coto a su industria armamentista -un horror legalizado-, por qué nosotros deberíamos perseguir a los productores de la droga. Habría que meterlos en las leyes férreas del mercado y tratar su consumo como un asunto de salud pública y llegar a pactos fundamentales con quienes estarán en el mercado negro que envía droga a EU -el problema de su consumo no es nuestro es suyo-: no se toca a la población mexicana, ni a su juventud ni a su infancia.

Si no se quieren llegar a esos pactos -tarde o temprano, cuando estemos cansados de asesinarnos y de sembrar el horror, terminarán por hacerse-, habrá que hacer entonces pactos de honorabilidad: no se toca a la población civil, no se asesinan inocentes y los prisioneros de los bandos en conflicto que caigan deben ser tratados conforme a los derechos humanos", apuntó.

Exigen a procurador y gobernador esclarecer asesinato de Sicilia

Hoy en conferencia de prensa aseguraron que todo está listo para que mañana se realice la marcha nacional en exigencia del cese de la violencia e inseguridad en Morelos y en el país.
Rubicela Morelos Cruz, corresponsal

Cuernavaca, Mor. Los integrantes de la Red por la Paz y la Justicia exigieron al procurador, Pedro Luis Benítez y al gobernador, Marco Antonio Adame Castillo, esclarecer y detener a los responsables, “trátese de quien se trate, sean militares o ex militares, policías o funcionarios (en funciones o no),” del asesinato de Juan Francisco Sicilia y otras seis personas que fueron encontradas en el interior de un automóvil el pasado lunes 28 de marzo.

Hoy en conferencia de prensa aseguraron que todo está listo para que mañana se realice la marcha nacional en exigencia del cese de la violencia e inseguridad en Morelos y en el país. Además de que insistirán en la renuncia del procurador y del gobernador, porque a más de una semana de los hechos han demostrado que no cumplen su función.

Hasta esta mañana los organizadores, entre ellos Rocato, afirmaron que al menos en 15 estados se iba realizar una movilización a favor de la paz y la justicia, mientras que la marcha en esta ciudad se realizará mañana a las 17 horas del día.

En caso de que no haya resultados afirmaron que sus protestas las llevaran a la ciudad de México, a los pinos, para exigirle a Calderón que pare ya esta guerra contra el narcotráfico que ha provocado más de 40 mil muertos en este sexenio.

Por su parte legisladores demandaron al gobernador en una reunión privada que tuvieron el lunes por la mañana que despida al procurador Pedro Luis Benítez Vélez y al secretario de Seguridad Pública por la incompetencia que han presentado en sus áreas.

¿Para qué sirven los poetas en tiempos de miseria?

Por Joel Paredes Olguín*

Algunas de las peores cosas que podrían pasarle a un país, están sucediendo en México, que desde el pasado fin de semana se ha quedado sin la voz y las letras de uno de sus poetas contemporáneos más importantes, Javier Sicilia (Premio Nacional de Poesía 2009), quien en protesta por el asesinato de su hijo en la ciudad de Cuernavaca, declaró que no volverá a escribir más. En póstumo mensaje a su hijo, Sicilia dio lectura a su último poema:

"El mundo ya no es digno de la palabra. Nos la ahogaron adentro. Como te asfixiaron, como te desgarraron a ti los pulmones. Y el dolor no se me aparta, sólo queda un mundo. Por el silencio de los justos, sólo por tu silencio y por mi silencio, Juanelo".

En un acto posterior, afirmó que: "el mundo ya no es digno de la palabra, es mi último poema, no puedo escribir más poesía...la poesía ya no existe en mi". Por ello insisto: de las peores cosas que pueden pasarle a un país y a una sociedad está sin duda el quedarse sin poesía, no tanto por que ésta sea censurada o por que no se lea o se le publique en cortos tirajes, sino porque los poetas decidan, con su silencio, protestar por la degradación de la convivencia social y por la impunidad de que gozan quienes han hecho de la violencia sanguinaria una boyante empresa mercantil.

Hace ya tiempo que Sicilia mencionaba la eventualidad de callar a la poesía. En una carta a Evodio Escalante se preguntaba ¿para qué sirven los poetas en tiempos de miseria?, y afirmaba que en una época así "….la poesía deberá callar para dejar paso a los egos, a las autopoiesis y a la banalidad de una época que perdió el sentido y sólo tiene sitio para quienes pretenden ser más plenos que los otros rebajándolos y acusándolos de ser lo que nunca han sido". A la saga de calamidades nacionales como el impune asesinato de jóvenes, al crecimiento de la tasa de suicidios, al acoso a líderes sociales, al destierro de activistas por los derechos humanos, debe sumarse ahora la tragedia adicional de quedarnos sin poesía, aunque sea la de un sólo poeta. Sin poesía la vida pierde mucho de su alegría y de su sentido, la crudeza de las cosas la vuelve más agobiante, sin poesía se instalan las personas en el reino de lo banal y lo aparente; la ausencia de poesía hace de esa época de miseria que denuncia Sicilia, algo aun más miserable.

Por eso, por lo grave que resulta la decisión de Sicilia; como sociedad debiéramos tomarnos en serio la necesidad de revertir la profundización de la violencia, de no resignarnos a "la banalidad del mal", de rescatar de entre nuestros semejantes lo mejor de cada quien, de empeñar cada uno su mejor esfuerzo hasta lograr una convivencia civilizada y digna. Para lograrlo no se me ocurren mejores herramientas que la política y la poesía misma, pues revalorar la creación artística, privilegiar la educación antes que la guerra y fomentar la cultura, resulta insoslayable para sobreponerse a la falta de sentido y a la carencia de oportunidades que enfrenta hoy gran parte de la juventud. Sería desastroso si además de la paz social, del decoro y de la esperanza, ahora también perdemos a la poesía y a nuestros jóvenes (los eufemísticamente llamamos "ninis"). Cabe mencionar que, en una carta abierta, Sicilia está convocando a realizar marchas contra la violencia y en demanda de justicia. Sería necesaria una movilización similar para exigirle que reconsidere su decisión y vuelva a la poesía, a esa que tanta falta hace para sanar la desolación y el desconsuelo, lo mismo que para festejar los dulces momentos en que se está con quien se quiere, o para externar la rabia por los tiempos de miseria que amenazan con no irse.