EL PODER DESNUDO DEL IMPERIO

03/05/2011

Obama reivindica el derecho de EU de lanzar un ataque en cualquier país sin autorización

DAVID BROOKS

Corresponsal

Periódico La Jornada

Martes 3 de mayo de 2011, p. 2

Nueva York, 2 de mayo. El presidente Barack Obama obtuvo el gran trofeo militar y político de la década después de autorizar una operación que logró asesinar a Osama Bin Laden en un país soberano sin autorización del gobierno aliado.

Con ello se marca el final del primer capítulo de la llamada guerra global contra el terrorismo proclamada por George W. Bush y gobiernos europeos, después del peor ataque desde el exterior contra el territorio estadunidense en la historia, que destruyó las Torres Gemelas en Nueva York y un costado del Pentágono ese cristalino día del 11 de septiembre de 2001.

Pero Obama y su equipo de seguridad abrieron a la vez un segundo capítulo al emitir una alerta mundial y nacional frente a la amenaza de ataques contra objetivos estadunidenses para vengar la muerte de Bin Laden, y advirtió que aunque éste fue el logro más significativo hasta la fecha para derrotar a Al Qaeda, no hay duda de que la red seguirá planeando atentados contra nosotros. Debemos permanecer atentos tanto en casa como en el extranjero y así lo haremos.

Esta mañana, Obama declaró que es un buen día para Estados Unidos y que la muerte de Osama Bin Laden hace del mundo un lugar mejor, ya que es más seguro. Y convocó el nacionalismo: hoy nos recordamos que como nación no hay nada que no podamos hacer si nos decidimos a lograrlo, cuando recordamos el sentido de unidad que nos define como estadunidenses.

A su vez, Hillary Clinton, secretaria de Estado, al festejar el logro también advirtió que la cooperación con aliados, incluido Pakistán –a pesar de renovadas dudas aquí sobre si ese gobierno ayudó o no en el esfuerzo por capturar o matar a Bin Laden–, tiene que continuar en la lucha antiterrorista mundial, ya que no debemos olvidar que la batalla para poner fin a Al Qaeda y su consorcio de terror no acabará con la muerte de Bin Laden. Ahora, dijo, hay que redoblar esfuerzos.

Todo líder político del país, de ambos partidos, desde legisladores hasta alcaldes, se vio obligado a festejar el asesinato, aun si era opositor político del presidente. Obama intentó de inmediato usar este triunfo para resucitar ese clima de unidad nacional y patriotismo que imperó inmediatamente después de los atentados del 11-S.

“USA, USA, USA”, coreaban manifestantes que al escuchar la noticia anoche comenzaron a congregarse frente a la Casa Blanca (donde también algunos cantaron We are the Champions, de Queen), así como en la zona cero de Nueva York, y entonaron el himno nacional. Un restaurante neoyorquino ofreció 25 por ciento de descuento en la comida en celebración por la muerte de Osama. En un partido de beisbol nocturno entre los Mets y los Filis, cuando se dio la noticia de la muerte de Bin Laden, los asistentes se pusieron a corear consignas patrióticas.

El dramático anuncio de Obama ante las cámaras de televisión en la Casa Blanca de que “Estados Unidos realizó un operativo que dio muerte a Osama Bin Laden”, poco antes de la medianoche el lunes, tendrá impactos políticos tanto dentro como fuera de Estados Unidos. Bin Laden fue la figura que provocó un cambio radical dentro de este país y rescató el capital político de George W. Bush y su círculo neoconservador, quienes lograron una de las reformulaciones más dramáticas de la política exterior e interior en tiempos recientes.

Los atentados del 11-S ordenados por Bin Laden definieron la política exterior durante la ultima década y fueron la justificación de una guerra en Afganistán –ahora la más larga en la historia de Estados Unidos– y otra en Irak, la más costosa en más de medio siglo. También justificó una nueva política de ataque preventivo contra cualquier objetivo o país que Washington hubiera determinado como terrorista, con la famosa consigna de que están con nosotros o están con el enemigo. Igualmente fue motivo de secuestros clandestinos por la CIA de cualquier sospechoso, así como su detención indefinida en cárceles secretas en varios puntos del mundo, donde fueron sujetos a tortura y desapariciones, como en Guantánamo, en violación de leyes internacionales y derechos humanos.

Internamente, Bin Laden y su red fueron la justificación de la mayor reformulación de políticas de seguridad pública, incluida la fundación de la secretaría más grande después del Pentágono en la burocracia federal: el Departamento de Seguridad Interna, así como la promulgación de la Ley Patriótica y otras que redefinieron el poder del gobierno en el ámbito de espionaje interno y limitaciones a derechos individuales, e incluso algunos constitucionales.

Dentro de Estados Unidos, el trofeo obtenido anoche tiene enorme impacto político al arranque de las campañas (en el caso de Obama, relección) presidenciales que culminarán a finales de 2012. A la vez, algunos recuerdan que los expertos pronosticaban un triunfo inevitable de George Bush padre en 1992 después de ganar la primera guerra en el golfo Pérsico contra Irak, pero fue derrotado por Bill Clinton.

Con todo, la muerte de Bin Laden es un triunfo político para Obama, que por ahora será el logro más elogiado de su presidencia, y su imagen de líder recibirá enorme impulso. Pero aun así, como señaló el Washington Post, no alterará el debate político estadunidense que se perfila para las elecciones de 2012, ya que el estado de la economía permanecerá como el tema más importante.

Mientras tanto, en el rubro de política exterior y de seguridad nacional, a juzgar por las declaraciones de Obama y la cúpula política de este país, la muerte de Bin Laden abre un nuevo capítulo muy parecido al anterior y no tendrá impacto sobre las políticas bélicas, de inteligencia y de seguridad pública ni sus consecuencias en el rubro de derechos civiles y humanos dentro o fuera del país.

El hecho de que Washington afirmó una vez más su derecho de realizar un operativo militar en otro país para capturar o asesinar a un extranjero o cualquier otro objetivo parece comprobar que ciertas doctrinas no cambian a pesar de la alternancia en el poder.

Capturan a ex alcaldesa en Chiapas por desvío de recursos

También fue detenido el ex síndico de Pijijiapan, José Chang Sánchez. Estas aprehensiones se suman a las de cuatro funcionarios efectuadas el pasado fin de semana.

Elio Henríquez, corresponsal

Publicado: 03/05/2011 12:39



San Cristóbal de Las Casas, Chis. La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que agentes de la Policía Especializada detuvieron a la ex alcaldesa de Ángel Albino Corzo, Magdalena Díaz Molina, y al ex síndico de Pijijiapan, José Chang Sánchez, acusados de delitos relacionados con el “desvío de recursos” destinados a la reconstrucción por el huracán Stan ocurrido en 2005.

En un comunicado de prensa, la PGJE dijo que Díaz Molina fue aprehendida en cumplimiento de la orden de aprehensión dictada en la causa penal 298/09, y es procesada por los delitos de asociación delictuosa, peculado y ejercicio indebido del servicio público, luego de que la Secretaría de la Contraloría, ahora Secretaría de la Función Pública, “realizara una profunda auditoría a los recursos ejercidos como parte del Fondo Estatal para la Atención de Desastres Naturales del Gobierno del Estado”.

Recordó que estas detenciones se suman a las de la ex directora del desaparecido Instituto de la Vivienda de Chiapas, Socorro Domínguez Aguilar; del ex alcalde de Bellavista, Marbel Gabriel Pérez, y de los ex síndicos de Mapastepec, Leónides Cortés Lozano, y de Mazapa de Madero, Adonai Jesús González de la Cruz, aprehendidos el pasado fin de semana por los mismos delitos.

Explosión en mina de Coahuila; 13 atrapados

Grupos de auxilio de Protección Civil, Cruz Roja y de varias empresas efectúan labores de recate en este momento. Se reporta un herido.

Una explosión de gas metano dejó al menos 13 mineros atrapados en el interior de un pozo de carbón en el ejido Sabinas, municipio del mismo nombre, en la región carbonífera del estado. Además se reporta un herido que fue trasladado de emergencia a un hospital.

El accidente ocurrió esta mañana y fue reportado a la Fiscalía General del Estado a las 8:45 horas, informó el delegado regional de la FGE, David Rangel Morales.

El trabajador que resultó lesionado fue llevado de urgencia al Seguro Social debido a que al parecer sufrió amputación de un brazo.

Grupos de auxilio de Protección Civil, Cruz Roja y de varias empresas efectúan labores de recate en este momento. Están tratando de llegar al pozo siniestrado que es el número 3, a través del pozo número 2.

La explosión fue muy fuerte y se teme que haya habido un derrumbe y por tanto de desconoce que cómo están los mineros.

El fundo es propiedad de la Asociación de Carboneros BINSA.

Se superan rezagos sociales, pero ingresos siguen a la baja: Coneval

Carlos Acosta Córdova



MÉXICO, DF, 2 de mayo (apro).- De acuerdo con el último censo de población y vivienda, levantado el año pasado, casi todas las carencias asociadas al rezago educativo, acceso a los servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda y a los servicios básicos en éstas, se redujeron en todas las entidades federativas y en el país en general.

Así lo informó hoy el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), al presentar un informe comparativo –censos de 1990, 2000 y 2010-- de la evolución de dichas carencias en el país.

La institución enfatiza, sin embargo, que pese al avance notorio en la superación de los principales rezagos sociales, el ingreso de los mexicanos más pobres sigue a la baja.

“Tanto en las entidades federativas como en el país –dice el reporte--, ha aumentado la proporción de la población cuyos ingresos laborales son insuficientes para adquirir la canasta básica alimentaria”.

Por ello, advierte, “el incremento del poder adquisitivo y la necesidad de mejorar la calidad de los servicios constituyen dos de los mayores retos para la superación de la pobreza, tanto en el ámbito local como en el federal”.

También advierte que el análisis de otras variables importantes de la dimensión de la pobreza –como ingreso, acceso a la alimentación y a la seguridad social, así como el grado de cohesión social--, lo dará a conocer hasta el 29 de julio, toda vez que la información de los censos no es suficiente para una evaluación completa, por lo que deben incluirse datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), mismos que difundirá el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 15 de julio.

Así entonces, el reporte que presentó hoy el Coneval aborda sólo los temas de rezago educativo, acceso a los servicios de salud, la calidad y espacios de la vivienda y a los servicios básicos en la vivienda. En todos ellos, según el reporte, ha habido avances significativos.

De la información destaca que el Distrito Federal y Chiapas siguen siendo las antípodas: el primero, con el menos rezago educativo, y la segunda, con el mayor.

El indicador de rezago educativo toma en cuenta la población de 6 a 15 años de edad que no asiste a la escuela y que no ha concluido la educación básica obligatoria (preescolar, primaria y secundaria).

En ese sentido, el porcentaje de población de Chiapas que se halla en esa condición es, según el censo de 2010, de 32.9%. Es decir, en la entidad una de cada tres personas, de ese rango de edad, no asiste a la escuela y no ha concluido la educación básica obligatoria.

Sin embargo, los datos revelan que, aunque lentamente, hay progresos: en el censo de 1990, el porcentaje de chiapanecos en esas condiciones era de 43.2% y en el censo de 2000, de 36.8%.

En el otro extremo, el Distrito Federal tiene un rezago educativo –que es el menor-- de 9.4%. Poco menos de una de cada 10 personas de 6 a 15 años, no va a la escuela y no ha terminado la educación básica.

Para el censo de 1990 el rezago en la Ciudad de México era de 13% y en el de 2000, de 10.6%.

A escala nacional, el rezago educativo de ese grupo de edad fue de 14% en 1990; de 9.7% en 2000 y de 5.9% en 2010.

En el caso de las personas mayores de 15, el rezago educativo también se ha reducido en todas las entidades federativas. A escala nacional, la población mayor de 15 años que no contaba con primaria completa (cuando este era el ciclo obligatorio) fue de 39% en 1990; de 31.2% en 2000, y de 28% en 2010.

Otro indicador del rezago educativo es la población mayor de 15 que no contaba con secundaria completa. También se han reducido los porcentajes. De 37.9% en 2000, a 23.1% en 2010.

En términos generales, dice el Coneval, “la dimensión de carencia por rezago educativo, que toma en cuenta los anteriores indicadores, se redujo a escala nacional: de 26.6% en 1990, a 22.5% en 2000 y a 19.4% en 2010”.

En materia de acceso a los servicios de salud, según el reporte, los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca mostraban, en 2000, la mayor proporción de población sin acceso a esos servicios (IMSS, ISSSTE estatal o federal, Pemex, Ejército o Marina), con 81.6%, 79.3% y 77.1%, respectivamente.

Diez años después los porcentajes, aunque siguen siendo muy altos, se redujeron notablemente: Chiapas, 43.2%; Guerrero, 46.1% y Oaxaca, 44.3%.

En el extremo opuesto, Colima pasó de 51.1% en 2000, a 16.5% en 2010, que es el más bajo porcentaje en el país. Otro caso es el de Aguascalientes: de tener en 2000 un 43.7% de su población sin acceso a los servicios públicos de salud, pasó a 17.1% en 2010.

Casualmente, el Distrito Federal se ubica con porcentajes muy cercanos a la media nacional: en el 2000, 47.1%; en el 2010, de 32.9%.

A escala nacional, el porcentaje de habitantes sin acceso a servicios médicos pasó de 58.6% en 2000 a 33.2% en 2010.

En materia de calidad y espacios de la vivienda, el Coneval define que se considera como población en situación de carencia por calidad y espacios de la vivienda a las personas que residen en hogares que presentan al menos una de las siguientes características:

Los pisos son de tierra; el techo es de lámina de cartón o desechos; los muros de la vivienda, de barro o bajareque, de carrizo, bambú o palma; de lámina, de asbesto o de material de desecho, o cuando los residentes de la vivienda padecen hacinamiento, es decir, si la razón del número de personas por cuarto es mayor a 2.5.

En ese marco, dice la institución que los cuatro indicadores que componen esa dimensión de pobreza se han reducido. Por ejemplo, en 1990 el Distrito Federal era la única entidad –de las 32-- con un porcentaje menor de 5% de viviendas con piso de tierra; en 2000 ya eran cinco las entidades y en 2010 era 19 las entidades con un porcentaje de carencia menor a 5%.

Si se considera el conjunto de indicadores que componen la carencia por calidad y espacios de la vivienda –concluye el Coneval--, se observa que dicha carencia pasó de 41.5% en 1990, a 29.4% en 2000 y a 17% en 2010.