EL PRINOSAURIO POR SUS FUEROS

05/07/2011

Operación PRI Regresa: Versión 2.0

DENISE DRESSER

Esta guía es para cualquier miembro del PRI que quiera regresar al poder o conquistarlo en alguna parte del país. Contiene instrucciones útiles tanto para viejos operadores como para aquellos que intentarán comprar una elección por primera vez. Cada capítulo expone procedimientos para manipular el proceso electoral en sitios como el Estado de México, aunque es aplicable a otras entidades. El Manual es compatible con versiones anteriores y no requiere actualización.

Cuando es utilizada de manera correcta, “Operación PRI Regresa” ofrece resultados insuperables por otro producto en el mercado político. Emplea los métodos menos avanzados para obtener los resultados más deseados. Permite la transmisión directa del poder en lugares como el Estado de México, o su perpetuación familiar, como en Coahuila. La adaptación de viejos métodos a nuevos contextos minimiza las demandas de cambio y provee la ventaja adicional de pavimentar el camino a Los Pinos. Esto permite que el PRI pueda realizar otras tareas (multitasking), como la promoción de la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto. Al mismo tiempo, produce resultados favorables en las encuestas a nivel nacional y es inmune al virus de la democracia.

Capítulo 1: Preparando

a tu estado para la elección

Después de recibir el Manual en el formato Moreira/Peña Nieto Versión 2011, debes preparar a tu estado para usarlo. Ejecuta los siguientes pasos para que funcione de manera adecuada. El proceso toma alrededor de tres meses y no debe ser interrumpido aunque surjan reclamos de la oposición, ya que eso llevaría a la caída del sistema priista.

1. Prende la maquinaria priista apretando la tecla con la letra “d” de “dinero”.

2. Teclea “c” de “clientelismo” para continuar.

3. Cuando aparezca en la pantalla la ventana Diablo Conocido, presiona cualquier tecla para continuar. Esto significará que aceptas la instalación del Manual a pesar de las reglas del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. El sistema comenzará a operar de inmediato.

4. Cuando veas la ventana Archipiélagos Autoritarios, selecciona el nombre de tu localidad (Toluca, por ejemplo) y después presiona Ganar.

5. En el renglón Nombres, teclea el nombre de un delfín seleccionado por el gobernador para transferirle el control del estado.

6. Lee el acuerdo de uso y teclea Acepto ganar como sea. Si no aceptas el acuerdo, no podrás accesar el Manual.

7. Cuando surja la palabra Password, teclea Los Pinos 2012. Cuando aparezca la advertencia Violencia posible, teclea OK. Dependiendo de la configuración de tu sistema, quizás sea necesario usarla contra periodistas o simpatizantes del PAN o del PRD. PRECAUCIÓN: Para prevenir posibles conflictos con el Instituto Estatal Electoral debes asegurarte de que esté completamente bajo tu control.

8. En la ventana Consolidación Democrática, aprieta la tecla Cancelar.

9. Si la ventana Elecciones Limpias y Equitativas sigue abierta, asegúrate de cerrarla. De lo contrario, el sistema operativo del Manual sufrirá daños irreparables.

10. Oprime cualquier tecla para presenciar una breve presentación multimedia preparada por Televisa. NOTA: Después de haber instalado el Manual, el ícono México Moderno debe desaparecer de la pantalla. Aprieta SÍ. ¡Felicidades! Tu sistema está listo para ser usado.

Capítulo 2: Consiguiendo y usando a tu candidato

1. Teclea la palabra Dinosaurio o la palabra Delfín. En la pantalla verás íconos con las siguientes palabras: Hermano del gobernador saliente, Miembro del grupo Atlacomulco, Padrino político y protector del multimillonario Vicente Chaires. Presiona el ícono correcto y jálalo por la pantalla para que ingrese al fólder llamado Mi Candidato. Si es necesario reconfigurarlo, recurre a la empresa satélite de Televisa llamada TV Promo.

2. Cuando surja la frase Ganar Estilo PRI, haz click para leer las actividades sugeridas: promesas de puestos en el gobierno estatal a promotores del voto, gasto público que excede los límites de campaña marcados por la ley, entrega de dinero en efectivo, de cachuchas, camisetas, lápices, desayunos, lavadoras, machetes, fertilizantes, pollos, vacas y borregos. Después abre la ventana Compartir>.

3. Si deseas Upgrades, teclea las palabras Viejo PRI para obtener instrucciones específicas para condicionar la entrega de placas a taxistas a cambio de credenciales de elector. Esa función también sirve para adiestrar a operadores de casilla en la labor de “convencer o inhibir”, conforme sea el caso. Luego oprime la tecla Insertar.

4. Selecciona SI o NO si quieres que tu candidato haga las siguientes declaraciones a la prensa, como lo hizo Eruviel Ávila cuando se le preguntó sobre las prácticas clientelares de su partido: “Si otras opciones políticas no lo hacen aquí, nosotros sí lo hacemos. De hecho yo soy producto de que en su momento fui apoyado, fui estimulado”. Enseguida presiona Continuar.

Capítulo 3: Preguntas Frecuentes

¿Cómo puedo asegurar que la Operación PRI Regresa funcione en mi estado? La Operación esta diseñada para ser infalible en casos en los que el PRI necesita recuperar sus bastiones electorales o mantenerlos. Para lograr este objetivo sólo se necesitan dinosaurios en todos los ámbitos (político, empresarial, periodístico, electoral).

¿Cómo me conecto a la red de Operación PRI Regresa? Basta con marcar al teléfono celular de Humberto Moreira o llamar al Hipódromo de Agua Caliente en Tijuana.

Mi candidato enfrenta críticas por estrategias clientelares. ¿Qué hago? Es importante que tu candidato declare con frecuencia, como lo hace Luis Videgaray, que la compra de votos es “normal”. Es indispensable que responsabilice al PAN de realizar una “cacería de brujas”. Debe insistir en que cualquier crítica al PRI forma parte de una “guerra sucia”. El partido no debe permitir que la discusión sobre el enriquecimiento ilícito de personajes como el exsecretario particular de Humberto Moreira sea tema de debate público. Asegúrate de que el presidente de tu partido desaparezca hasta después de la elección para evitar preguntas incómodas.

¿Es indispensable que los candidatos elegidos con la Operación PRI Regresa cumplan sus promesas de campaña? No. Cuando enfrenten problemas sin solución, bastará que declaren: “ése es un tema del gobierno federal”.

¿Funcionará correctamente mi sistema para la elección presidencial del 2012? Sin ningún problema. Para ese año el PRI prevé postular a candidatos acusados de fraude, responsables de delitos fiscales, vinculados con el narcotráfico, impuestos a través del dedazo del gobernador saliente, condenados por la DEA. Igualmente nos interesan aquellos que han sido señalados como autores intelectuales del asesinato de periodistas prominentes o que acopian armas para uso exclusivo del Ejército en su casa.

Especificaciones del Manual

Tipo de red: clientelar.

Compatibilidad: con cualquier estado en el cual el Instituto Estatal Electoral sea una institución débil o capturada por los poderes fácticos.

Interfase: con la pobreza y la violencia.

Funcionalidad: para candidatos apoyados por Televisa o para candidatos ungidos con acceso al erario del estado.

Si necesitas ayuda

Si necesitas ayuda para usar esta guía, consulta el Capítulo 3: “Preguntas Frecuentes”, o llama a las oficinas del PRI en Toluca. Pide hablar con Humberto Moreira. Después de oír la grabación “Ya ganamos compadre”, deja tu mensaje. Serás atendido en 2012.

Las cartas marcadas de Elba Esther

LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO



Elba Esther Gordillo tiene tantas caras como cirugías plásticas se ha hecho. Para obtener lo que quiere es capaz de hacer cualquier cosa: sonreír, amenazar, conversar, chantajear, reír, llorar, sobornar, seducir o golpear. Decir la verdad no es una de sus cualidades, tampoco la lealtad. No en balde uno de sus libros favoritos es Elogio a la traición, escrito por Denis Jeambar e Ives Roucaute.

La conferencia de prensa que ofreció el pasado 29 de junio es una muestra ejemplar tanto de sus dotes histriónicas como de su desapego a la congruencia entre lo que dice y la realidad. Durante horas mintió a mansalva, dijo medias verdades y ocultó hechos significativos.

El objetivo central de su encuentro con los medios de comunicación fue golpear al presidente Felipe Calderón, vilipendiar a sus enemigos políticos, amenazar a quienes la han abandonado, aparentemente ofrecer su fuerza política al mejor postor y, por supuesto, ensalzar a sí misma y a su familia.

En los últimos días Elba Esther habló formalmente bien de Felipe Calderón, declaró que es el presidente de la educación y aceptó –como lo ha hecho con todos los gobiernos en turno– su segunda reforma educativa del sexenio. Sin embargo, en los hechos, frente a los periodistas le clavó el puñal por la espalda. En un momento en que el jefe del Ejecutivo quiere presentarse ante la opinión pública como el paladín de la ética, la profesora Gordillo lo presentó como un político mercanchifle, que hace arreglos en lo oscurito que luego niega en público.

Durante años, la maestra tuvo un grupo compacto para hacer política conocido como la Banda de la Y. Lo integraban Francisco Yáñez (que se hace llamar el Búfalo de Metal), Miguel Ángel Yunes, y el yerno cómodo Fernando González. Pero la banda se desintegró. Involucrado con Carolina Enríquez Valles, miss Ciudad de Chihuahua 1978, Yáñez intercedió ante la Procuraduría General de la República (PGR) por la hermana de ésta, detenida por el Ejército cuando participaba en el cargamento de camionetas de droga que serían pasadas hacia Estados Unidos. El Búfalo de Metal cayó en desgracia. Miguel Ángel Yunes, quien ocupó la dirección del Issste merced a la negociación de Elba Esther con Calderón, contendió por la gubernatura de Veracruz con el PAN, y dejó en su lugar en la institución a Jesús Villalobos, un personaje ajeno a la líder vitalicia del SNTE. En diciembre del año pasado se hizo la ruptura entre el veracruzano y la profesora Gordillo, cuando ella se presentó a la toma de posesión del nuevo gobernador jarocho, a pesar de las impugnaciones de Yunes.

Orgullo de su nepotismo, a partir de ese momento Elba Esther comenzó a hacer política con un nuevo grupo compacto, integrado exclusivamente por su yerno y la Banda de la M: Maricruz Montelongo y Mónica Arreola, sus dos hijas, distanciadas entre sí. Fernando González, además de ser subsecretario de la SEP, manejó durante varios años la formación de los cuadros electorales del SNTE, muchos de los cuales ocupan ahora la dirección de las secciones sindicales en los estados, desplazando a los viejos líderes. Mónica Arreola es, desde el pasado 30 de junio, la flamante secretaria general del Partido Nueva Alianza, del que la profesora Gordillo asegura no ser militante a pesar de que decide todo lo importante que sucede dentro. Y como presidente del instituto político se está estrenando Luis Castro, antiguo secretario particular de la maestra, maltratado por ella en público en innumerables ocasiones, quien trabajó en Europa como espía del Cisen bajo la cobertura de ser periodista de Notimex y luego se desempeñó como funcionario de la PGR.

En la conferencia de prensa, Elba Esther aseguró que aún no adopta una decisión acerca de a cuál candidato apoyará en 2012, porque hay mucha confusión. De lengua se come un taco. En la sucesión presidencial juega con cartas marcadas. Una cosa es lo que quiere que los demás crean que hace y otra lo que verdaderamente hace. Meses atrás, la profesora Gordillo saltó del barco panista al que subió en 2000 con Vicente Fox. Ante la inminencia del naufragio blanquiazul se apresta a pactar con el partido que la expulsó de sus filas, o, más específicamente, con Enrique Peña Nieto. Humberto Moreira, el presidente del PRI, es una pieza suya. Eruviel Ávila, el abanderado tricolor en el estado de México, obtuvo la candidatura con el apoyo de ella.

Pero, por lo pronto, no puede (y no le conviene) hacer pública esa alianza. Sobre su cabeza cuelga una espada de Damocles. Su liderazgo formal en el SNTE es absolutamente irregular, pues contraviene los estatutos del organismo gremial. Si el gobierno federal quiere puede anular su representación gremial. Para evitarlo, Elba Esther necesita que el tiempo corra. Conforme más cerca esté la sucesión presidencial, menos probable es que se le desconozca. Por ello quiere hacer creer que no ha tomado aún una decisión de a quién aliarse en 2012, aunque todos los pasos que ha dado se dirigen hacia Peña Nieto.

La madrugada del 24 de abril de 1989, a los pocos minutos de ser ungida secretaria general del SNTE por Carlos Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo declaró a la prensa: ¡El sindicato jamás volverá a permitir la instalación de un cacicazgo, porque daña a la conciencia, al intelecto de los maestros de México! Desde entonces han transcurrido 22 años. Así de confiables son sus palabras...

¡Presidente Peña Nieto!

ÁLVARO DELGADO

MÉXICO, D.F. (apro).- Consumado el modelo electoral aplicado en el Estado de México –con sus réplicas en Coahuila, Nayarit e Hidalgo–, una consigna se ha instalado en México: Enrique Peña Nieto, un mozalbete bien parecido que ha edificado su proyecto con multimillonarios recursos, será el próximo presidente de México.

Y no sólo eso: A juzgar por los aplastantes resultados en la entidad que gobernará hasta septiembre, que retornan a México a la era del “partido prácticamente único”, Peña Nieto prevé ser resguardado por cómodas mayorías en las dos cámaras del Congreso y, como ya es obvio, por un ejército de aduladores que ya medran y aspiran a medrar con el resurgimiento del ogro filantrópico.

Es muy fácil identificar a los zalameros: Son los que omiten que detrás de la imagen pulcra de Peña Nieto hay un modelo de operación electoral sustentado en un amplio catálogo de trampas que, por la complicidad de la autoridad electoral capturada –“castrada” es la palabra–, quedará fatalmente impune, en especial el despilfarro económico que actualiza la máxima de que todo lo que se puede comprar con dinero es barato.

Ensamblados, como jamás han dejado de hacerlo, el gobierno del Estado de México y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) implementaron un plan que incluyó los descarados mecanismos clientelares y sofisticadas técnicas de propaganda, como la encuesta diaria del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), cuya publicación anticipaba que Avila no sólo ganaría, sino que lo haría con un porcentaje superior a 50%.

El modelo que se implementó en el Estado de México fue coronado, en la jornada electoral de ayer domingo 3, por las encuestas de salida dadas a conocer por Televisión Azteca y Milenio Televisión, en clara violación a la ley que quedará también –faltaba más– impune.

Ese es el modelo que ya está en curso hacia el 2012 y que, desde ahora, siembra la certidumbre de que Peña Nieto es, ya, el presidente de México y las elecciones serán, como en el Estado de México, sólo un trámite para definir qué fuerza se impone en el segundo lugar y qué otra se va al sótano.

Pero la victoria de Peña Nieto este domingo no se edificó sólo por lo que en materia electoral hizo su gobierno y el PRI –que tiene en el país una amplia y sólida base electoral que no puede ser ignorada–, sino por lo que dejaron de hacer sus adversarios panistas y perredistas, en especial estos últimos y sobre todo el líder opositor Andrés Manuel López Obrador.

El cálculo estratégico de López Obrador para romper la alianza que pactaron los Chuchos y Marcelo Ebrard con Felipe Calderón era, si no hacer ganar a Alejandro Encinas –porque era obvio que se aplicaría el catálogo de trampas–, por lo menos colocarlo cerca de Avila, quien –ni hay que olvidarlo– fue siempre el prospecto aliancista si Peña Nieto se inclinaba por Alfredo del Mazo.

Y como públicamente afirmó que el Estado de México era “un ensayo” para probar la fuerza del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) hacia el 2012, este plan de López Obrador es claramente un fracaso en esa entidad, pero también hacia la elección presidencial.

Morena tiene en el Estado de México 550 mil afiliados, según el coordinador nacional, Higinio Martínez, por cierto mexiquense, y las instrucciones de López Obrador fueron que cada uno de ellos conseguiría otros cinco votos, para lograr 3 millones de éstos para Encinas.

Fue una quimera: Conforme a resultados preliminares, con 99% de las casillas computadas, Encinas alcanzó poco más de 970 mil votos (equivalentes a 22% del total), una cifra ínfima respecto de lo prometido por el movimiento de López Obrador, cuyo “ensayo” le debe dejar muchas lecciones, por lo menos calibrar la auténtica fuerza que tiene.

De hecho, si es cierto que Morena cuenta con 550 mil electores y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tiene 329 mil 894 afiliados, ambos en el Estado de México, entonces suman 880 mil posibles votantes, apenas 100 mil menos de los que obtuvo Encinas, sin duda el mejor candidato de los tres.

Si a eso se agrega el reparto de culpas que ya se ha iniciado entre los perredistas –con el embate contra López Obrador que han iniciado personajes de la talla de Guadalupe Acosta Naranjo y Luis Sánchez, a cual más de infecundo–, entonces la perspectiva para la izquierda, y para López Obrador, hacia el 2012 es, por lo menos, sombría.

Eso y el severo desplome del PAN a 12% de los votos en el Estado de México y la derrota en Coahuila y Nayarit reactivan la cruzada para armar una coalición PAN-PRD en 2012, teniendo como candidato a Ebrard o un “ciudadano” como el exrector Juan Ramón de la Fuente.

Cierto, en un año pueden pasar muchas cosas –irnos degradando más como sociedad, generalizándose el cinismo, la desvergüenza y la mendacidad o asumir con gallardía ser ciudadanos libres y contagiar el espíritu de cambio real, porque esto no lo logran sólo los partidos–, y lo que hoy es consigna, Peña Nieto presidente, no se transforme en fatalidad…