IMPUNIDAD A CRIMINALES

16/07/2011

El 16 de julio de 2007 sigue esperando justicia

OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

Oaxaca, Oax.- Magisterio y appistas buscaban espacio para la Guelaguetza Popular; recibidos a punta de tolete

A cuatro años de la represión policial a activistas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que participaban el 16 de julio del 2007, en una marcha al auditorio del "Cerro de El Fortín", para presentar ahí la llamada Guelaguetza Magisterial y Popular, ninguno de los funcionarios que dieron la orden de la agresión ni policías que incurrieron en las detenciones ilegales y los abusos, se encuentran en la cárcel.

Solamente cinco agentes estatales y municipales implicados en el arresto y posterior golpiza a Emeterio Marino Cruz, fueron detenidos y procesados pero en las postrimerías del régimen de Ulises Ruiz Ortiz, quedaron en libertad.

La Guerraguetza

Aquel día una protesta de 10 mil simpatizantes de la APPO que pretendía llegar al auditorio del "Cerro del Fortín" fue disuelta con gases lacrimógenos por policías locales que resguardaban sus alrededores.

Los manifestantes, respondieron con piedras y así se generó un enfrentamiento por más de tres horas, que dejó aproximadamente 27 detenidos y más de 40 heridos de ambos bandos.

Los simpatizantes de la APPO, con algunas delegaciones participantes de la Guelaguetza Magisterial Popular, salieron en marcha del Centro Histórico al auditorio del "Cerro del Fortín" para solicitar a las autoridades estatales ingresar y realizar ahí su presentación, ante el insuficiente espacio en la Plaza de la Danza, donde se había programado.

Sin embargo, el contingente se detuvo a unos metros del auditorio, sobre la calzada Héroes de Chapultepec, ante un retén establecido por cientos de policías preventivos, auxiliares y municipales de Oaxaca de Juárez, que encabezaba el entonces secretario de Protección Ciudadana, Sergio Segreste Ríos y los jefes policiales Aristeo López Martínez y Alejandro Barrita Ortiz, ejecutados años después.

Mientras, esperaban la autorización para pasar, fotógrafos y camarógrafos de las corporaciones aprovecharon para "fichar" a los appistas. Quienes reclamaron, fueron golpeados con los escudos y toletes que portaban los agentes. Entonces, estos respondieron lanzando botellas con agua y piedras, aunque uno de ellos, lanzó una rueda catarina encendida (artefacto explosivo usado en las fiestas populares) a los policías. Los agentes replicaron con gases lacrimógenos y así se generó el enfrentamiento que se extendió por varias calles.

Varios autobuses del servicio urbano de pasaje fueron retenidos por seguidores de la APPO para utilizarlos como escudo, aunque posteriormente les prendieron fuego. Vehículos particulares y una pipa cargada con agua, fueron incendiadas igualmente.

Después de más de tres horas, los policías avanzaron hacia los manifestantes y los dispersaron por varias calles, aunque detuvieron a muchos, entre ellos profesores de la Sección 22 del SNTE.

Hombres vestidos de civil en camionetas pick up, sin placas, y motocicletas, participaron igualmente en las aprehensiones. Los arrestados fueron golpeados, rapados, vendados y posteriormente trasladados a diferentes penales.

Varios de ellos resultaron heridos de gravedad y debieron ser internados en hospitales, principalmente Emeterio Merino Cruz y Raymundo Torres, así como los profesores Jorge Luis Martínez y Eliel González Luna, incluso hasta el defensor de derechos humanos Jesús Alfredo López García, miembro del ahora desaparecido Comité de Liberación "25 de Noviembre", creado por el pintor Francisco Toledo.

Según informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado, oficialmente fueron detenidos 27 seguidores de la APPO y fueron acusados penalmente de los delitos de daños y daños por incendio en el expediente 98/2007. Con el paso de los días, todos los activistas quedaron en libertad por el pago de una fianza.

"Di que Ulises Ruiz es tu padre"

El appista Emeterio Marino Cruz, quien quedó con secuelas neurológicas por la golpiza y la tortura, cuenta que el 16 de julio de 2007, iba en un autobús urbano para ir a hacer trabajos de plomería en una casa, pero al escuchar por la radio que había problemas cerca del Cerro del Fortín, se bajó y se dirigió al crucero de las avenidas Héroes de Chapultepec, Venus y Sabino Crespo, a buscar a su esposa Hilaria Franco Barroso, una profesora de la Sección 22 del SNTE, quien participaba en la marcha acompañada de su hijo menor.

"Iba a trabajar; pasé cerca de ahí en un autobús y oí la radio que había problemas, me bajé a buscar a mi esposa y a mi hijo, y me encontré que estaba muy dura la cosa. Empezaron los policías a lanzar granadas (de gas lacrimógeno) y a detener y a golpear a la gente, entonces me escondí en el hotel (Fortín Plaza). Ahí me agarran unos policías y me comienzan a golpear, pero uno de ellos dice (a uno de sus compañeros) no a ese buey no, suéltalo' y me sueltan, pero llegan otros y piden que me agarren y que rompan la madre. Me pegaron con sus toletes y caí al suelo, ahí me dieron de patadas en la columna y me desmayé", contó.

Después, fue llevado a la caja de un tráiler aparcada a unos cuantos metros del auditorio "Cerro del Fortín" donde la Secretaría de Protección Ciudadana (Seproci) estableció su cuartel general y concentró a la mayoría de los detenidos.

"En el tráiler me siguieron golpeando, me pusieron boca abajo con otras personas que había ahí. Pasaban los policías y nos pisaban, nos pateaban. Les pedí agua y me decían 'no, perro, te vas a morir'. (Ahí) llegó Aristeo López Martínez y fue quien me dio el golpe con un tolete o con un arma en la cabeza. Yo les decía a los policías, 'no hice nada, ya no me peguen, tengo hijos, mejor llévenme a la cárcel' y ellos se burlaban y me seguían golpeando. Me pedían que dijera que Ulises (Ruiz Ortiz, el ex gobernador) era mi padre, lo decía, se reían y ni así me dejaban de pegar", señaló.

Sin castigo los culpables

El presidente de la filial Oaxaca de la Liga Mexicana de los Derechos Humanos (Limeddh), Isaac Torres Carmona dijo que el Ministerio Público en el gobierno de Ruiz Ortiz mantuvo la constante de la impunidad y nunca inició alguna investigación en contra del entonces secretario de Protección Ciudadana, Sergio Segreste Ríos y jefes policiales, quienes ordenaron y dirigieron el operativo, a pesar de las pruebas contundentes de violaciones a derechos humanos cometidas por sus subordinados.

"Ninguno de los altos cargos fueron ni siquiera llamados a declarar, pese a su responsabilidad en los hechos", señaló.

Expuso que Segreste Ríos y los jefes policíacos tienen clara responsabilidad penal en las detenciones arbitrarias, tortura y abuso de autoridad porque "no hicieron nada para contener las acciones de los policías a la vista de todos".

"Desafortunadamente prevalece la impunidad", señaló.

Destacó que si bien cinco policías estatales y municipales fueron detenidos por la agresión a Marino Cruz, "fueron chivos expiatorios" porque posteriormente quedaron en libertad mediante argucias legales.

El defensor de derechos humanos, dijo que la actual administración estatal está obligada a operar la Fiscalía Especial para Investigar Delitos de Alto Impacto para investigar estos sucesos y así los responsables no queden en la impunidad.

"Esta también es una asignatura pendiente; un caso paradigmático de violaciones a derechos humanos y como tal, no puede quedar sin castigo", asentó.

En agosto del 2007, fueron detenidos el primer comandante de la Policía Municipal de Oaxaca de Juárez, Alfredo Luis Santos; el suboficial Alejandro Franklin Ortiz y el agente Nemesio Vásquez Matus, así como los agentes de las policías Preventiva del Estado, Javier Díaz Miguel y Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial, Eugenio Silva Santiago, y sometidos a proceso por los delitos de lesiones calificadas con ventaja y abuso de autoridad en contra de Emeterio Marino.

Tres años después, en agosto del 2010, el Juzgado Segundo de lo Penal dictó sentencia condenatoria de tres años, dos meses y nueve días de prisión a cinco policías municipales y estatales por el delito de lesiones calificadas en contra de Emeterio Marino Cruz, pero salieron libres del penal estatal de Tanivet, Tlacolula, al purgar su pena.

Gasta URO en equipo, y lo usan particulares

Agencia Reforma/Notimex

Oaxaca, Oax.- Al menos 90 equipos de construcción que adquirió el ex Gobernador Ulises Ruiz, y que entregó a particulares, están "desaparecidos", sostuvo el director de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), José Luis Pinacho Gómez.

"Se adquirieron con dinero público, hay pruebas, sabemos que existen, entonces, alguien se las llevó.

"Se trabaja en la recuperación de equipos que estaban 'desaparecidos' o siguen en manos de particulares, pero, además, se hacen las denuncias correspondientes ante las autoridades", expresó.

El funcionario estatal indicó que las máquinas de construcción, aunque se compraron con dinero público, no fueron registradas en el inventario de bienes muebles e inmuebles de la dependencia.

Sin embargo, añadió, los particulares que poseen la maquinaria estatal han hecho negocio propio a partir de su uso.

"Los hechos revelan que los recursos públicos se destinaron para beneficio de particulares, con un daño incuantificable para la población oaxaqueña, porque hubo una simulación permanente", señaló.

REFORMA publicó ayer que durante la gestión del ex Gobernador priista Ulises Ruiz, la Dirección de Caminos y Aeropistas de Oaxaca compró maquinaria que inmediatamente después entregó a las empresas "Leadman Trade" y "Rent Trade", quienes se la rentaron al propio Gobierno, y al final, las compró nuevamente.

Durante la auditoría practicada por la actual Secretaría de la Contraloría a CAO se detectó que la administración de Ulises Ruiz pagó 794 millones 825 mil 175 pesos a los dos empresas arrendadoras por los servicios de la maquinaria propiedad del Gobierno de Oaxaca, de 2006 a 2009.

Al mes, CAO erogó más de 3 millones 942 mil pesos por la renta de su propia maquinaria, sin embargo, es imposible determinar el costo de alquiler de cada máquina ya que las facturas no están desglosadas.

Pinacho Gómez reveló que en siete meses ya recuperaron 30 máquinas, que igualmente fueron adquiridas en el sexenio pasado, pero que estaban en poder de particulares.

"Las cuatro plantas asfaltadoras, las cuales estaban en poder de particulares que vendían a las empresas constructoras la mezcla asfáltica, es decir, prácticamente (las máquinas) le estaban haciendo las obras a particulares, por las cuales CAO había pagado", expuso.

El titular de CAO enlistó la maquinaria recuperada: 4 plantas asfaltadoras, 2 retroescavadoras, 7 camiones tipo volteo, 3 pipas de agua, 2 petrolizadoras, 2 vibrocompactadoras, 2 compactadoras de neumáticos, 3 barredoras, 2 tractores origa, 2 motoconformadoras y un cargador de neumáticos.

Manifestó que el nivel de corrupción cometido en la gestión de Ulises Ruiz fue ofensivo, ya que derivado de estos malos manejos, los caminos estatales están en pésimas condiciones.

"La infraestructura carretera que recibió esta administración está en condiciones lamentables. Es necesario precisar el tamaño del daño que se ha hecho a Oaxaca, a toda la población, porque todos empleamos las carreteras en algún momento.

"Por el atraso que ha provocado (el desvío) en las comunidades, sobre todo en aquellas localidades donde la marginación se ha enseñoreado con las mujeres y los hombres, eso no es admisible en ningún sentido", manifestó.

Obras de mala calidad

Gabino Cué denunció ante constructores locales que durante el sexenio de su antecesor Ulises Ruiz no sólo hubo actos de corrupción en el sector, sino obras mal hechas.

"En muchas áreas de la construcción lamentablemente hemos encontrado no solamente mala calidad en la obra, sino también beneficios a unos cuantos, y lo peor, actos de corrupción", dijo.

La renta simulada de maquinaria de construcción, dijo, es una muestra de la corrupción en que operó la anterior administración.

"Dinero que iba a la industria de la construcción se fue por el caño de la corrupción, esas rentas de maquinaria han dañado mucho la economía", expresó.

Ayer, el Gobernador inauguró la Expoferia de la Construcción, la cual es organizada por la Secretaría de Economía federal y por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Durante su intervención, reconoció que su administración va lenta en el proceso de obra pública, pero pidió paciencia, ya que -explicó- están en planeación.

Analiza la Permanente acción penal contra ex funcionarios

La Comisión Permanente analiza la posibilidad de pedir al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, que inicie procedimientos administrativos y penales en contra de los responsables del quebranto patrimonial a las finanzas públicas del estado.

Según la petición que estudia el órgano legislativo, se solicita a Cué que ya concluya los procedimientos de auditoria que lleva a cabo la Contraloría y Transparencia Gubernamental del estado de Oaxaca.

De acuerdo a la propuesta, que presentó el legislador del PRD, José Luis Jaime Correa, dicha Contraloría detectó un daño al erario público por la cantidad de 3, 687 millones de pesos en el gobierno de Ulises Ruiz.

Ello, derivado del proceso de fiscalización a la Administración Pública Estatal 2004-2010 que lleva la Contraloría, que concluyó 16 de las 45 auditorías programadas para este año.

Jaime Correa precisó que la Contraloría encontró probable responsabilidad en 32 servidores públicos de la administración de Ulises Ruiz, involucrados en la aplicación irregular de recursos públicos.

Recordó que los daños al patrimonio se encontraron en Caminos y Aeropistas de Oaxaca, por 736 millones de pesos; en el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa, por 46 millones, y el Seguro Popular, por mil 297 millones de pesos, entre otras áreas.

El diputado perredista aseguró que la Contraloría señaló que estos recursos presuntamente fueron manejados de manera irregular por servidores públicos de la administración de Ulises Ruiz.

Por ello, el gobierno de coalición que encabeza Cué debe iniciar los procedimientos administrativos y penales en contra de quienes resulten responsables por el quebranto patrimonial a las finanzas públicas de Oaxaca, subrayó.

La petición del PRD es analizada por la Primera Comisión de la Permanente, y se espera que la próxima semana resuelva si procede o no esta exigencia.





Amenazan trascavos cerro de San Felipe

Misael Sánchez

[08:35] Comuneros de San Felipe del Agua empezaron a subir, ayer, maquinaria pesada al Parque Nacional “Benito Juárez”, lo que hace pensar a los vecinos que se perpetra un atentado más en contra de los bosques de la zona norte de la capital, denunció el presidente del Frente Ecologista Aguas San Felipe, Juan Jaime Zárate Rodríguez.

Además, alertó que la pretensión es explotar el bosque a los lados de la carretera y después, cambiar el uso de suelo a agrícola y, en unos tres años, aprovechando la figura de los usos y costumbres, entregar documentos a particulares para que como ya ha ocurrido en los últimos años, los predios de la zona puedan comercializarse.

Al demandar la intervención de los tres niveles de gobierno –“no sé si ignoran la situación o son cómplices de lo que ocurre en el Parque Nacional “Benito Juárez”, dijo— dijo que en varias ocasiones se ha comentado que algunos comuneros buscan abandonar el casco de la agencia para vivir en la parte más alta.

“Es urgente que intervenga la Profepa, también las autoridades de ecología estatal y municipal, para investigar qué está pasando con el uso de maquinaria pesada en el cerro de San Felipe”, apuntó.

Zárate Rodríguez descartó que la maquinaria pesada que ha subido al cerro tenga como propósito desazolvar el río.

“Este viernes subieron otras dos máquinas con tambos de combustible a las siete de la mañana y lo preocupante es que parece ser que están abriendo más la brecha para conectarse con la zona de la Guacamaya en Etla. Esa siempre ha sido la intención”, dijo.

Tras señalar que unos 4 ó 5 kilómetros separan al camino del cerro de San Felipe con otras vías etecas, dijo que desde hace más de una década se construyó un camino supuestamente para acabar con el gusano descortezador.

“Lo del gusano descortezador es un pretexto para abrir el camino y bajar la madera de San Felipe. La madera que se tiró hace 10 años ya se hizo abono, no pueden argumentar que abrirán un camino para retirar aquella madera”, dijo.

Sin descartar que se pretenda comercializar más terrenos en la parte alta del cerro de San Felipe, acusó a los tres niveles de gobierno de ser cómplices de los daños provocados a la zona norte de la capital.

“Si las autoridades municipales, estatales y federales ignoran qué está pasando en el cerro de San Felipe entonces no sabemos cómo están devengando el sueldo si el cerro está frente a ellos”, dijo.

Añadió que el próximo año se cumplen 75 años del decreto que creó el Parque Nacional “Benito Juárez” pero a estas alturas, nadie ha puesto mojoneras para identificarlo y que se respete.

“Ya hay un camino en el Parque Nacional y lo quieren continuar. Los comuneros se han reducido. Originalmente eran 170 los que formaban el grupo agrario, ahora quedan como 60 ó 70 pero no quieren que ingresen otros comuneros o que hereden los certificados”, indicó.

Por último exigió la inmediata intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para garantizar que el Parque Nacional “Benito Juárez” no sirva para saquear la madera que existe en la zona.

LAS VERGÜENZAS.

Pedro Echeverría.- “Revolucionemos Oaxaca”

1. Los profesores de preescolar, primaria, secundaria, del Poli y la UPN, deben tener (con excepción de unos cuantos luchadores sociales) vergüenza de estar desde 1943 en un sindicato (SNTE) que los ha mantenido supeditados y oprimidos. En vez de que su sindicato –con alrededor de un millón 500 mil asociados- le haya servido para exigir y pelear por una buena educación nacional y buenas condiciones de trabajo, su SNTE durante 70 años sólo ha servido para que sus líderes se enriquezcan con los cientos de millones de pesos de cuotas sindicales y con el dinero que los distintos gobiernos les han dado a los dirigentes para ponerse a su servicio. Pero no solo los profesores deben avergonzarse, también el pueblo mexicano que con su poco instrucción, ha permitido la opresión durante un siglo, por lo menos, a pesar de que la mayoría sufre pobreza, miseria y hambre.







2. Esther Gordillo, con mucho, ha sido como cacique muy superior a Robles Martínez (hasta 1972) y Jongitud Barrios (hasta 1989), que también hicieron largos cacicazgos dentro del SNTE; (la mujer superó a los dos hombres como dictadores en habilidad y astucia). Pero lo grave no son los cacicazgos, sino esa terrible sumisión que sufre el 80 por ciento de los profesores que nunca se ha atrevido a protestar, que sólo aprendió a cumplir con su horario y a sentirse profesor. No tengo la menor duda de que las Normales de profesores, como todo el sistema educativo nacional, entre él las universidades, sólo sirven para amansar o domesticar a los estudiantes que acuden a las aulas. La gran efectividad del sistema capitalista se prueba al convertir a todos los profesores en los trasmisores efectivos de la ideología de la clase dominante, y los profesores nada saben de esto.







3. No debe olvidarse que el capitalismo domina en el mundo por el total control que tiene de los empresarios y Estados, de los ejércitos, las policías y las armas; pero domina –sin duda con mayor efectividad- a través de la ideología que ha impuesto en las escuelas, los medios de información, la iglesia y las costumbres. Pareciera que toda la gente ha sufrido un proceso de profunda domesticación para que no enfrente a la muy minoritaria clase dominante. Esos cuatro medios (escuela, iglesia, información y costumbres) han sido determinantes para fijar la ideología individualista y lo grave es que los profesores –que bien podrían ser los sujetos pensantes- no parecen darse cuenta de nada. Enseñan lengua nacional, español, gramática, aritmética, matemáticas y muchas materias sin analizar por qué lo hacen, a no ser que sea para justicar el cobro de un salario.







4. La realidad es que quienes se salvaron de esa terrible ideología individualista fuimos una excepción, una rareza que en algún momento estuvimos abiertos a pensar en cosas diferentes y a ser autodidactas. La realidad es que los títulos en México sólo han servido para contratar un trabajo, escalar en la jerarquía, aislarse de los de abajo y obtener algún prestigio, dinero y demás. Los conocimientos auténticos se obtienen fuera del aula, paralelo a ella o después de haberla dejado. La práctica es que el 90 por ciento de los egresados cuelga su título a la vista, logra un trabajo y quema sus libros. ¿Qué estudias?, les preguntan; ¡ya terminé!, responden. ¿Leer un libro, comprar un periódico, asistir a una conferencia? Ni pensarlo porque ahora está la familia, la TV, las comodidades, dar continuidad a lo que les enseñaron en la escuela y la iglesia: ser correcto, no pelear y ser sumiso.







5. Los gobiernos, empresarios y sus medios de información (TV, radio) propagan las 24 horas del día que los profesores no deben meterse en política y que sólo deben enseñar en su salón de clase, lo que les ordenen en sus planes; lo mismo dicen de los obreros y campesinos cuando hacen paros o huelgas: “que deben trabajar, producir y no meterse en política”. El gobierno habla de 200 días, muchos días pero no dice que lo que se enseña es a repetir los conocimientos de memoria mientras se educa en la sumisión, la disciplina, la obediencia, los valores empresariales y de la iglesia. Y los profesores, como no piensan, no se dan cuenta de la ideología que le meten en la cabeza a más de 35 millones de estudiantes. Por eso los alumnos cuando dejan de estudiar o reciben sus títulos ya están bien domesticados, con la cabeza llena de valores que los hace esclavos y sumisos, sin dignidad.







6. La educación no debería tener como objetivo solamente que los maestros cumplan con 200 días de clase, que sean muy puntuales y comprometidos a “devengar” o “justificar” un salario. La educación es otra cosa totalmente distinta: es aprender a pensar, a reflexionar, a resolver problemas, a crear un pensamiento crítico que permita a los seres humanos entender el mundo en que viven. Se necesitan maestros que no solo estén pensando en usar el gis y el pizarrón, en disciplinar a los estudiantes con los métodos de premios y castigos, en dictar la clase desde lo alto de su tribuna, sino maestros que defiendan con dignidad sus intereses y a la educación nacional. Si bien el desplome de la educación es culpa del sistema social y de los gobiernos que planean y mandan, también los profesores son culpables porque no luchan por cambiarla en beneficio de la población.







7. Los maestros del país tienen algunas ideas acerca de la cacique sindical Esther Gordillo, puede que un alto porcentaje la respete o burle de ella, pero muy pocos conocen su política. Los profesores aprendieron a “dar clases”, a sentirse “responsables”, a ser una “autoridad” en su salón; pero jamás –como en casi todas las profesiones universitarias y politécnicas- aprendieron a pensar, a reflexionar de manera independiente. Más bien: sí aprendieron a pensar pero con una ideología individualista que los alejó de cualquier lucha colectiva. Por eso Esther Gordillo, Jongitud y Robles mantuvieron sus cacicazgos y los profesores siempre han sido víctimas de engaños de parte de sus líderes y del mismo Estado. Pero ser sumisos no solo es una maldición o desgracia de los profesores sino también del 90 por ciento de todos los sectores de trabajadores del país.