MÉXICO EN RETROCESO.

04/08/2011

La magnitud del retroceso social es de dos décadas, según analistas.

El Coneval debe revisar a fondo la medición multidimensional, coinciden expertos y advierten que aunque la política social alcanzara cobertura total, seguirá la pobreza si no crece el salario-

ANGÉLICA ENCISO L.
Periódico La Jornada
Jueves 4 de agosto de 2011, p. 41

La magnitud del retroceso social que reflejan los resultados de la medición de la pobreza presentados el viernes pasado apunta a cerca de dos décadas pérdidas en términos de bienestar. A esto se suma que la recuperación en los salarios tendrá que ser de cerca de 3 por ciento anual para llegar en 2013 al nivel de 2005, señalaron analistas.

Una lección que ha dejado la crisis económica es la fuerte relación entre los derechos económicos y sociales y la pobreza: la no realización de ellos conduce a la pobreza. Indudablemente la pobreza es un asunto de derechos humanos, no sólo de los que provee directamente el Estado, como la educación o la salud, señaló el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos.

Frente a los resultados de la medición oficial de la pobreza que reportó 52 millones de mexicanos en miseria, de los cuales 11 millones están en pobreza extrema, se debe revisar a fondo este método del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), porque no se puede dar el mismo peso a la alimentación –derecho sin el cual no se puede vivir– que a otra carencia. Según los resultados divulgados, con tener educación, salud y vivienda y no comer la gente puede no ser pobre, señaló José Luis de la Cruz, director del Centro de investigación en Economía y Finanzas del Tec de Monterrey campus estado de México.

De acuerdo con la medición multidimensional, la población sin acceso a alimentación creció, ya que pasó de 23.8 a 28 millones entre 2008 y 2010

De la Cruz indicó que con la medición miltidimensional, que considera el acceso a salud, educación, seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios en ella y alimentación, se da el mismo peso a cada una de estas carencias, pero no es lo mismo no tener comida o tener acceso a la escuela un año. Esta medición subestima de manera importante la carencia de acceso a la alimentación, señaló.

Indicó que tampoco el Seguro Popular garantiza que la gente acceda a salud de calidad o a medicinas, ni con el sistema educativo se asegura el acceso a un buen docente; es conocido que no hay eficacia en el gasto de estos recursos y el acceso no garantiza que se construya un futuro de estas personas para salir de pobreza. Consideró que se debe hacer una revisión a fondo en esta metodología, porque se da un sesgo de la pobreza hacia escenarios positivos. En cuanto a la cohesión social que reportó el Coneval, dijo que refleja muchas realidades del país.

En Chiapas la pobreza abarca casi 80 por ciento de la población, mientras en Nuevo León es menor, pero hay entidades donde la pobreza lacera de manera muy marcada a un mayor número de personas que viven en marginación y no tienen acceso a un mejor nivel de vida. De Oportunidades dijo que las transferencias directas de alguna manera atienden la necesidad más básica de los pobladores de alta marginación, ya que reciben dinero en forma directa que los ayuda a mantener un nivel de vida que no tendrían sin ese recurso, pero sin acceso a otros niveles de educación a largo plazo no resuelve el problema de la movilidad social, es decir, que las personas salgan de ese círculo de la pobreza.

Por su parte, el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos explicó que, dadas las características de la medición de Coneval, estar por debajo de la línea de bienestar no es suficiente para ser pobre: se debe estar por debajo de la línea, y además tener uno o más de los derechos sociales no cubiertos. Para salir de la pobreza no basta con que la política social alcance 100 por ciento de cobertura –algo que tardará varios años, quizá más de una década–: es indispensable que el ingreso crezca, en especial el salario.

Conservadores, los datos oficiales sobre personas pobres, señalan académicos y ONG.

EMIR OLIVARES Y CARLOS GARCÍA

Reportero y Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 4 de agosto de 2011, p. 41

Los datos sobre el incremento en el número de personas que viven en condiciones de pobreza en el país son conservadores, porque son 87 millones de individuos que se encuentran en esta situación, advirtió David Lozano, del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México; en tanto, Yoloxóchitl Bustamante, directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que México está igual o peor que en los años 30.

De 2008 a 2010 los pobres pasaron de 48.8 a 52 millones, según la medición oficial de la pobreza, realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), por lo que es necesaria una política de Estado que genere desarrollo económico, empleos y oportunidades. Al mismo tiempo debe haber una estrategia de impulso a la educación, advirtió la académica durante la inauguración de la Feria del Libro del IPN en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas. Éste es un binomio que necesitan los dos elementos para ir revirtiendo el efecto de la pobreza, expresó. También se deben generar empleos bien remunerados, porque en 2011 hay muchos mexicanos cuya prioridad es sobrevivir.

Por separado, David Lozano explicó que la cifra de 87 millones resultó de diversos estudios que aplican la metodología de la Organización Internacional del Trabajo y del Banco Mundial que toman en cuenta diversos factores, como los ingresos de las personas y si su trabajo es formal o informal. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 54 por ciento de la población ocupada en el país trabaja en la informalidad, por lo que carecen de prestaciones de salud, vivienda y pensiones.

El especialista agregó que la Organización de Naciones Unidas y el Banco Mundial especificaron que los salarios bien remunerados representan un factor que influye en la reducción de la pobreza. Sin embargo, en México, de abril de 2010 a abril de 2011, el salario para los trabajadores de transnacionales cayó 23 por ciento.

Carlos Rodríguez, sacerdote jesuita e integrante del Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), consideró que el informe del Coneval debería provocar una toma de conciencia en los legisladores con miras a la próxima discusión del Presupuesto de Egresos. No pueden seguir destinando fuertes cantidades para seguridad pública, el Ejército y la Marina en lugar de enfocarlos a los rubros de educación, salud y empleo, expresó. Consideró que se requiere modificar la política económica que en los recientes 20 años dejó de atender elementos fundamentales como el incremento salarial de los trabajadores, y el acceso y calidad a la educación y la salud.

“Los diputados nos traicionaron” con la Ley de Seguridad, acusa Sicilia

José Gil Olmos

MÉXICO, D.F. (apro).- El poeta Javier Sicilia calificó como una traición a los ciudadanos la aprobación en San Lázaro de la minuta de Ley de Seguridad Nacional, y anunció nuevas movilizaciones antes de que se apruebe definitivamente.

En respuesta, legisladores federales rechazaron las acusaciones de Sicilia, y aclararon que la aprobación de la minuta es “sólo un trámite”, ya todos los artículos quedaron “reservados” para su análisis y posterior aprobación o rechazo. De acuerdo con Sicilia, es “indignante e insultante” para las víctimas de la guerra contra el crimen organizado que se haya aprobado la iniciativa, después de que los legisladores pidieron perdón durante el encuentro que se realizó el pasado 28 de julio en el Castillo de Chapultepec.

“Su perdón fue fingido. Están jugando con nuestro dolor y nuestros sufrimientos, y eso no tiene nombre”, puntualizó el poeta.

Eso, añadió, es “un acto esquizofrénico”.

En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado del expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez Icaza, Sicilia manifestó que las víctimas están indignadas por la falta de palabra de los diputados que aprobaron la minuta de Ley de Seguridad Nacional en la Comisión de Gobernación.

Dicha iniciativa, apuntó, sólo abona a la guerra declarada por Felipe Calderón hace cinco años, misma que ha provocado alrededor de 50 mil muertos. “Traicionaron la palabra como hombres, es un acto vergonzoso, es la cultura de la simulación”, insistió Sicilia, y anunció que mañana realizarán acciones contra dicha iniciativa en la Cámara de Senadores.

“Queremos que se eche para atrás, porque esta ley abonaría al autoritarismo y a la guerra. Nosotros insistimos en que debe ser una ley humana y ciudadana”, subrayó. El posicionamiento de rechazo a la Ley de Seguridad Nacional por parte del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad fue expuesto por el padre Miguel Concha durante el encuentro con el Poder Legislativo, realizado en el Castillo de Chapultepec.

“Desde que el 23 de abril de 2009 el Ejecutivo federal envió al Senado la iniciativa para reformar la Ley de Seguridad Nacional, las organizaciones de derechos humanos y los especialistas prendimos la alerta sobre el peligro que su contenido entrañaba para la muy deficiente democracia y los derechos que ya para entonces eran severamente dañados por la instrumentación de una equivocada y necia estrategia de militarización de la seguridad pública”, dijo en esa ocasión el padre Concha. En tanto, Álvarez Icaza recordó que en su condición actual, dicha iniciativa de ley, a la que calificó de “perversa”, se opone a la concepción de seguridad ciudadana y “sólo se centra en legislar sobre la condición del Ejecutivo como jefe de las fuerzas armadas”.

Es sólo un trámite legislativo: Beltrones

Luego de los señalamientos de Sicilia, el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, precisó que la aprobación de la iniciativa de Ley de Seguridad Nacional en la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados es sólo un “trámite legislativo”, ya que quedaron en reserva todos los artículos para hacer las modificaciones necesarias y atender las preocupaciones que en días pasados expuso el Movimiento por la Paz.

“Javier Sicilia tiene todo el derecho y, además, la obligación de estar atento y pendiente de que se cumplan los compromisos que se establecieron en la mesa de Chapultepec. Y nosotros, también, en honrar nuestra palabra de todos aquellos aspectos que dijimos habrían de revisarse”, señaló Beltrones.

En entrevista, el senador del PRI precisó que la iniciativa de ley tendrá modificaciones, sobre todo después de las inquietudes expresadas por el movimiento que encabeza Sicilia.

Por separado, los coordinadores del PAN y el PRD en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota y Armando Ríos Piter, así como la diputada priista Beatriz Paredes, rechazaron que hayan traicionado la palabra que dieron al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y sostuvieron que la Ley de Seguridad Nacional se dictaminará bajo el irrestricto respeto a los derechos humanos de los ciudadanos.

De acuerdo con Paredes, respeta los comentarios de Sicilia, pero el proceso legislativo, añadió, apenas se inicia, y recordó que un día antes en San Lázaro dejó claro que tienen que honrar la palabra y dictaminar con pleno respeto a los derechos humanos y a tratados internacionales en la materia.

Por su parte, Vázquez Mota rechazó que el alto mando del Ejército la haya presionado para modificar la minuta del Senado. “He escuchado a las fuerzas armadas, como escuchamos a todos, a las voces del movimiento, a los liderazgos ciudadanos y, por supuesto, hemos reiterado que no avalaríamos un Estado de excepción”

Lo que se está construyendo en San Lázaro, agregó, es un andamiaje legal que dé certeza jurídica al Ejército en su tarea de combate al crimen organizado y que se salvaguarden los derechos humanos de la población.

Sin embargo, las principales preocupaciones del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad van en el sentido de que la minuta de Ley de Seguridad Nacional refuerza la estrategia militar y policiaca en el combate al narcotráfico, sin dar énfasis a los derechos humanos y a la protección de la ciudadanía.

PRD condiciona aprobación de ley

El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, advirtió que la Ley de Seguridad Nacional será aprobada por la fracción parlamentaria de su partido, siempre y cuando se contemplen los derechos humanos y se “modifique” el llamado “Estado de excepción”.

En entrevista, Zambrano manifestó que sin esos cambios, la iniciativa sería inconstitucional y “de ninguna manera” estarían dispuestos “a caminar con esa resolución”. Añadió: “Es obvio que la propuesta de ley aprobada en lo general en el Senado de la República debe tener cambios importantes y sustanciales, por lo menos en dos cuestiones fundamentales, es decir sobre la Ley de Derechos Humanos y el Estado de excepción”.

Además, dijo, se debe incorporar un elemento obligatorio relacionado con la llamada “declaratoria de afectación”, figura que es rechazada por el PRD y los grupos de izquierda, pues significa que el gobierno federal puede suspender las garantías o derechos fundamentales de la gente sin que lo autorice el Congreso de la Unión. Esas cosas, añadió, “no pueden ser unilaterales del Ejecutivo”. (Con información de Rosalía Vergara)